Mercabarna compra un terreno al Consorcio de la Zona Franca para crecer un 22%

La inversión inicial, de 70 millones de euros, permitirá aumentar el espacio de las empresas mayoristas, impulsar la actividad ecológica y la estrategia de distribución de última milla

Actividad de Mercabarna, en una imagen de archivo.
Actividad de Mercabarna, en una imagen de archivo.

El principal mercado mayorista de alimentos frescos en Europa, Mercabarna, todavía crecerá más. La empresa, cuyo accionariado está participado únicamente por instituciones públicas, ha hecho oficial este lunes la compra de un terreno de 173.194 metros cuadrados al Consorcio de la Zona Franca, con una inversión inicial de 70 millones de euros. Esta operación permitirá ampliar la superficie de Mercabarna un 22%, un espacio que estará destinado a la expansión de algunas de las empresas del complejo, pero también al crecimiento de actividades como la logística de última milla o la promoción de productos ecológicos y de proximidad. El Ayuntamiento de Barcelona estima que con la ampliación se crearán entre 2.500 y 3.000 nuevos puestos de trabajo, y que aumentará el impacto económico en la ciudad.

“Este es un acuerdo muy importante para la ciudad, ya que consolidamos un futuro brillante para Mercabarna, y damos el impulso definitivo a una política pública de primer nivel para la alimentación sostenible”, ha destacado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el acto de la firma de la compra del terreno. En este acto han participado también el primer teniente de alcaldía, Jaume Collboni, la concejal de Comercio, Mercados, Consumo, Régimen Interior y Hacienda, y también presidenta de Mercabarna, Montserrat Ballarín, y el delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, Pere Navarro.

Navarro ha puesto precisamente en valor la firma de la operación, en la que el Consorcio que dirige vende los terrenos al mercado mayorista: “Llevamos tiempo trabajando en este acuerdo, y sabíamos que teníamos que hacerlo cuanto antes mejor”. Mercabarna tiene actualmente unas 600 empresas y 7.500 trabajadores. Factura unos 5.000 millones de euros anuales con su actividad, centrada en la alimentación, lo que representa el 11% del PIB de la ciudad, y el 3,8% de la riqueza del conjunto de Cataluña. “Las empresas de Mercabarna tenían una necesidad histórica de crecer, pero no solo queremos que las empresas amplíen su espacio, sino que esta parcela sirva también para impulsar las actividades clave de la alimentación sostenible y la distribción de última milla”, ha explicado Collboni: “El objetivo es reducir el impacto sobre el espacio público de la movilidad, y para esto tenemos que optimizar el reparto”.

El primer teniente de alcaldía ha destacado que esta es una operación que sitúa a Barcelona en el liderazgo del sector de la alimentación, y lo ha enmarcado en una lista de decisiones públicas y privadas (como la decisión de varias empresas como Microsoft o Nestlé de situar en la capital catalana sus centros tecnológicos) que impulsan la ciudad. “Estamos saliendo de la crisis y vamos a ganar el futuro”, ha dicho Collboni.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS