Contra el amarillismo subvencionado

Diversas instituciones reclaman subvenciones que ni rompan la libre competencia ni financien el ‘clickbait’

Josep Carles Rius, presidente del Consell de la Informació de Catalunya, en una foto de archivo. / [Carles Ribas]
Josep Carles Rius, presidente del Consell de la Informació de Catalunya, en una foto de archivo. / [Carles Ribas]Carles Ribas

La lucha por el “click” se ha convertido en uno de los principales problemas a los que se enfrentan los medios de comunicación de calidad. Y en ocasiones estos lo hacen subvencionados con dinero público. Es justo lo que critica el Consell de la Informació de Catalunya (CIC), junto al Colegio de Periodistas de Cataluña y las once universidades catalanas que imparten estudios de periodismo y comunicación, en un comunicado que alerta del riesgo de seguir financiando desde la administración este tipo de publicaciones.

Los firmantes del documento defienden que las ayudas públicas, “legítimas y necesarias” para los medios de comunicación, no pueden quedar subordinadas a criterios de “audiencia a cualquier precio”: “La falta de equidad en el reparto de la publicidad institucional puede llegar a distorsionar la libre competencia y a limitar la imprescindible pluralidad”. Y sentencian que “en la práctica se corre el riesgo de fomentar, con dinero público, el clickbait, los contenidos basura y los discursos de polarización que vulneran el Código Deontológico”. El comunicado aboga por que las ayudas sigan criterios basados en la idea del “servicio a la sociedad”.

“El periodismo honesto y responsable es más necesario que nunca. El reto ético del periodismo es la lucha activa contra la desinformación y la expansión de la mentira; la construcción de credibilidad y confianza que aporten información rigurosa, espacios que nunca contribuyan a la discriminación o al fomento de los prejuicios y el odio”, reza contundente el comunicado, que se publica este martes, y que lamenta la precarización del periodismo.

En este sentido, el comunicado también ha querido destacar la necesidad de dotar de recursos a entidades como el CIC, que representa a periodistas, medios de comunicación y sociedad civil, para garantizar su sostenibilidad. El documento refiere que este organismo, creado en 1997, responde a la “voluntad” de autorregulación de sus representados, y que la función pública que ejercen “necesita” disponer de los “recursos suficientes” para poder ejercer “el encargo” recibido por parte de la sociedad.

Las universidades firmantes, según el documento, han acordado la celebración durante el mes de noviembre de unas jornadas entre el mundo académico y el profesional para estudiar “los retos del periodismo”. El comunicado reconoce que la era digital ofrece “grandes oportunidades” para la profesión; aunque también observa “complejos desafíos”. Las noticias falsas, los mensajes de odio, las campañas de manipulación o el intento de apelar a las emociones, “contribuyen a polarizar” a la ciudadanía y a “limitar el pensamiento crítico”. Frente a esta situación, mantienen, “el periodismo honesto y responsable es más necesario que nunca”.

El objetivo final es remarcar que los medios de comunicación deben atenerse y defender el código deontológico, a la par que reclama un “ecosistema mediático” que se valga de un sistema de autoregulación.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS