El túnel de Glòries abrirá el sábado 6 de noviembre en sentido de salida de Barcelona

El soterramiento de la Gran Via y el tráfico de 78.000 coches al día permitirá liberar el espacio y terminar la plaza

Acceso al túnel de Glòries en el sentido de salida, a una semana de su apertura.
Acceso al túnel de Glòries en el sentido de salida, a una semana de su apertura.

Por fin hay fecha para la apertura del túnel de Glòries, la mayor obra de la ciudad, que comenzó hace seis años y permitirá soterrar el tráfico de la Gran Via y liberar espacio para terminar la plaza: será el sábado 6 de noviembre. Por ahora, solo en sentido de salida de la ciudad. La galería de entrada (porque el túnel son en realidad dos galerías) se abrirá a comienzos de 2022. Todo con un par de meses de retraso respecto a las previsiones anunciadas en primavera pasada. Por la plaza entran y salen cada día 78.000 vehículos.

De hecho, el túnel hace unas semanas que está terminado, pero ha sido necesario realizar comprobaciones técnicas sobre su funcionamiento y que pasara todas las inspecciones y controles necesarios, incluidos los sistemas de seguridad, salidas de emergencia, señalización, ventilación... e incluso el visto-bueno de los bomberos. La apertura del túnel se producirá la noche del viernes 5 al sábado 6, previos trabajos de desvío del tráfico actual. El objetivo es que a las seis de la mañana comiencen a circular los primeros vehículos.

El túnel es una de las infraestructuras de mayor complejidad técnica que se han hecho en la ciudad. Trabajando hasta 54 metros bajo tierra (por debajo del nivel freático del agua y bombeando a diario el equivalente a diez piscinas olímpicas cada día), construyendo dos enormes pantallas (40.000 metros cuadrados de muros) y excavando las dos galerías por debajo de túneles de tren y metro, que sido necesario reforzar. La obra tiene 25.000 metros de pilonas de hormigón.

Las obras comenzaron al final del mandato del ex alcalde Xavier Trias, en 2014, con el derribo del antiguo anillo viario elevado (el tambor): porque el objetivo final es meter los coches bajo tierra y ganar espacio público. Las dos galerías, que arrancan en la calle de Castillejos y salen en la Rambla del Poblenou, miden casi un kilómetro de distancia (1.153 metros si se cuentan las dos rampas de acceso) y tendrán tres carriles cada una: dos para coches y uno para autobuses.

La teniente de alcalde de Urbanismo, Ecología y Movilidad, Janet Sanz, ha celebrado este viernes la apertura y ha restado importancia al retraso de dos meses sobre la previsión anunciada antes del verano. Sanz ha destacado dos cuestiones de la obra. Una, el hecho de liberar la plaza para poder conectar barrios, acabar el parque, los equipamientos previstos, las viviendas e iniciar las obras de conexión de las dos redes del tranvía por la Diagonal. Y dos, la existencia de un carril exclusivo para autobuses en los túneles. También ha admitido que las obras se han alargado mucho, desde el Compromiso de Glòries firmado por el consistorio y los vecinos en 2007, en parte por el parón de las obras, suspensión del contrato (por las sospechas de irregularidades, retrasos y sobrecostes) y nueva licitación, troceada en cinco lotes.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS