El primer Salón del manga de Barcelona poscovid congrega a 122.000 personas

Pese a que representa un 20% menos de visitantes que la edición de 2019, los organizadores celebran su éxito

Asistentes al salón del Manga de Barcelona.
Asistentes al salón del Manga de Barcelona.Albert Garcia (EL PAÍS)

La 27ª edición del Salón del Manga Barcelona, la primera de formato presencial desde la irrupción de la pandemia de la covid, ha reunido a más de 122.000 personas, aproximadamente un 20% menos respecto a la edición de 2019, lo que representa todo un “éxito” a juicio de la organización. Celebrado en el recinto de la Fira Barcelona Montjuïc entre el viernes y este lunes, el salón ha ocupado 70.000 metros cuadrados y ha contado con el 80% de los expositores habituales tras tener que celebrarse la pasada edición en formato virtual. Del éxito de esta edición da fe el hecho de que las entradas para los cuatro días se agotaron en apenas 24 horas cuando se pusieron a la venta el día 18 de octubre, con picos de 1.500 entradas vendidas por minuto.

“La organización se declara muy satisfecha del resultado y el éxito obtenido, pues la vuelta al formato presencial ha sido un gran reto, una carrera contrarreloj que empezó a organizarse con restricciones que después se levantaron a las puertas del primer día”, ha informado este lunes Manga Barcelona. Según aseguran, desde la organización, si la superficie hubiera sido la misma que en 2019 la edición de este año habría sido un éxito absoluto.

Este año no ha habido autores japoneses en el salón, debido a restricciones por el virus, que obligaba a todos a pasar una cuarentena al regreso de su país, lo que se ha remediado parcialmente con sesiones telemáticas llevadas a cabo en colaboración con la Agencia de Asuntos Culturales del gobierno japonés y la Japan Media Artes Festival. Su ausencia ha sido ocupada por los autores nacionales que han visto como sus sesiones de firmas provocaban grandes colas; aunque no tantas como las de los cuatro restaurantes japoneses que ofrecían todo tipo de platos del país nipón, otras de las estrellas además de los últimos álbumes mangas y los visitantes disfrazados de sus personajes de anime preferidos.

También se ha estrenado en esta edición la sección LIVE, con la que la feria “ha dado la campanada teniendo la primera experiencia en el ámbito mundial de conexión en directo desde Japón a Fira Barcelona”. Y en la sala de cine se han proyectado películas como Belle, del director Mamoru Hosoda, la más votada por el público y por tanto merecedora del Premio Auditorio del festival. Y por el Gran Escenario han pasado cosplayers, idols y youtuvers, como suele ser habitual, pero también los hermanos Muñoz, de Estopa, que han presentado su videoclip anime Yo no estoy loco. En este mismo escenario se han llevado a cabo los concursos K-pop Assault y la Cosplay Parade, eventos que han reunido la mayor cantidad de gente de toda la edición, según detalla la organización en un comunicado.

En cuanto al punto de vacunación contra la covid-19 instalado en el acceso del palacio 4 han suministrado más de 60 dosis a los jóvenes que se han visitado este salón durante los cuatro últimos días. En todo caso, la Federación de Instituciones Profesionales del Cómic (Ficomic), organizadora del evento, ha agradecido el “ejemplar comportamiento” de los visitantes y la “implicación y compromiso” de editoriales, distribuidoras y otros expositores.

Sobre la firma

José Ángel Montañés

Redactor de Cultura de EL PAÍS en Cataluña, donde hace el seguimiento de los temas de Arte y Patrimonio. Es licenciado en Prehistoria e Historia Antigua y diplomado en Restauración de Bienes Culturales y autor de libros como 'El niño secreto de los Dalí', publicado en 2020.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS