Los Mossos tratan de identificar al joven que salió de la discoteca junto a la menor violada en Igualada

La familia de la víctima, de 16 años, pide ayuda para detener a los autores de la agresión sexual

Agentes de los Mossos d'Esquadra, en una operación en Llinars del Vallés (Barcelona) el 26 de octubre.
Agentes de los Mossos d'Esquadra, en una operación en Llinars del Vallés (Barcelona) el 26 de octubre.Enric Fontcuberta (EFE)

Los Mossos d’Esquadra tratan de identificar al joven que salió de una discoteca junto a la menor de 16 años que, la madrugada del lunes, fue agredida sexualmente y abandonada inconsciente en un polígono de Igualada (Barcelona). La hipótesis que baraja la policía es que se trató de una agresión grupal. Los agentes están analizando las cámaras de videovigilancia para identificar a los autores. Mientras, la víctima no recuerda nada de lo que sucedió y se recupera en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital materno-infantil Sant Joan de Déu, en Barcelona.

La menor tiene 16 años y la noche del domingo había quedado con unas amigas para celebrar la fiesta de Halloween en la discoteca Epic de Igualada. La actual pareja de la madre de la menor fue quien la llevó en coche, la tarde del domingo, desde Vilanova i la Geltrú hasta una hamburguesería cercana a la discoteca, donde había quedado con sus amigas. No era habitual que la joven saliera de fiesta, pero la madre le dio permiso por tratarse de una noche especial. A las dos de la madrugada y a las cinco, tal como describe El Periódico, la madre envió un mensaje de WhatsApp a su hija para ver cómo se encontraba. La menor contestó que estaba bien; en el segundo mensaje le dijo que cogería el tren de las seis de la mañana para regresar a Vilanova.

Según la declaración de sus amigas, la menor salió de la discoteca acompañada de un chico, al que los Mossos tratan de identificar. A la salida de la discoteca es donde se pierde el rastro de la víctima hasta que, hora y media más tarde, un transportista llamó al teléfono de emergencias para alertar de que había encontrado lo que, creía, era el cadáver de una mujer semidesnuda en la calle Italia del polígono Las Comes de Igualada. Una patrulla acompañada de una ambulancia se dirigió al lugar. La joven estaba inconsciente, pero seguía viva. La trasladaron al hospital de Igualada. La menor presentaba un fuerte traumatismo craneoencefálico y varios desgarros en la zona genital. Fue tal la gravedad de las lesiones que una ambulancia medicalizada la trasladó, tras una primera intervención, al hospital materno-infantil de Sant Joan de Déu de la capital catalana.

La joven está consciente, pero no recuerda nada de lo sucedido. Sus padres tratan de preservar la identidad de la adolescente, pero quieren dar a conocer lo ocurrido para que la agresión no quede impune. La familia, de hecho, ha pedido ayuda a cualquier persona que pueda saber algo de lo sucedido. Los Mossos mantienen abierta la investigación y se centran en averiguar la identidad del joven que salió de la discoteca acompañando a la menor y las grabaciones de las cámaras que había en los alrededores donde la víctima fue agredida. El Ayuntamiento de Igualada convocó una concentración este martes en protesta por la violación y en apoyo a la joven. La escritora Maribel Nogué leyó un manifiesto donde exigió a las administraciones que pusieran freno a la “epidemia de machismo”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS