Multados por surfear en Barcelona sobre olas de dos metros: “Como si cuando nevara, se prohibiera esquiar”

La Guardia Urbana obliga a salir del agua a los surfistas tras izarse la bandera roja

Agentes de la Guardia Urbana denuncian a un surfista. Vídeo: FOTO: ALFONSO CONGOSTRINA | INSTAGRAM

“Atención, salgan del agua, hay bandera roja”, gritaba un agente de la Guardia Urbana -a las 9.00 de la mañana de este miércoles- a una decena de surfistas en la playa de la Barceloneta. Varios agentes de la policía local barcelonesa, junto a los Mossos d’Esquadra, peinaron las playas de Barcelona, a golpe de silbato, obligando a los deportistas enfundados en neoprenos a abandonar el agua. En la arena les identificaban y ahora se enfrentan a multas que pueden llegar a los 1.500 por surfear ante olas de no más de 2,5 metros. “Yo soy instructor de surf en Galicia. Para mí estas las olas es casi un mar en calma. Si cuando hay un poco de oleaje no podemos salir a surfear, en realidad, significa que no podemos practicar nuestro deporte en Barcelona”, denunciaba Manel Maestre, uno de los surfistas identificado por los agentes.

El Ayuntamiento de Barcelona activó el martes, en fase de alerta, el Plan Básico de emergencias Municipal por el mal estado de la mar. El Consistorio vaticinaba que las olas podían superar los 2,5 metros y anunciaba que el oleaje podría suponer un “peligro para las personas o destrozos en el mobiliario”. El plan básico prohíbe expresamente “acceder a los espigones de la playa y entrar al agua mientras ondeé la bandera roja” que se mantuvo izada este miércoles en todas las playas. “Yo soy de Cantabria y por una vez que íbamos a tener en Barcelona un mar un poco menos tranquilo nos denuncian”, criticaba el surfista Eduardo Caballeros. Este miércoles Caballeros estaba surfeando pero ha sido la policía la que ha marcado cuando debía acabarse su deporte. “Nos han echado del agua. Además, un compañero les ha dicho que le han robado la mochila que tenía en la arena y se ha quedado con el neopreno solo. No le han hecho ni caso. Al final nos han acabado denunciando a los dos”, lamenta.

La multa a la que se enfrentan oscila entre los 5.00 y 1.500 euros según marca la ordenanza municipal que advierte de forma taxativa: “La bandera roja significa la prohibición del baño”.

“Es increíble, es como si empezara a nevar y justo cuando cae nieve prohibieran que los esquiadores salieran a practicar su deporte”, lamenta Maestre. Muchos de los de los surfistas trabajan y viven en Barcelona pero proceden de zonas del Cantábrico o el Atlántico. “No puede ser que nos prohíban salir con bandera roja es surrealista”, defiende. La mayoría de surfistas amonestados protestaban ante los agentes que mantenían, lo que marca la ordenanza municipal, que con bandera roja está prohibido el baño. “Yo he ayudado a salir a un bañista que estaba nadando y pasándolo mal. Le he subido a mi tabla y acompañado a la orilla. Acto seguido me han denunciado”, apuntaba Maestre.

Los agentes de la Guardia Urbana han identificado a todos los deportistas y aseguran que si el Consistorio considera que se han vulnerado las ordenanzas se procederá a enviarles la correspondiente sanción. Los surfistas advertían ayer de que tienen una tabla que se considera embarcación y que, por tanto quedan, excluidos de la prohibición de la bandera roja. Será el expediente municipal el que lo resuelva.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS