Ada Colau se abre a reformar La Rambla tras el ‘sí’ de ERC al presupuesto

La alcaldesa recuerda a Ernest Maragall que hay partidas de las cuentas por negociar

Ernest Maragall en el centro, el día que anunció, en la Rambla, su negativa a votar los presupuestos de Ada Colau.
Ernest Maragall en el centro, el día que anunció, en la Rambla, su negativa a votar los presupuestos de Ada Colau.ERC BARCELONA (Europa Press)

El ‘sí' (obligado) de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento de Barcelona al presupuesto de la alcaldesa Ada Colau, que llega tras el cambio de cromos por las cuentas de la Generalitat entre comunes y el president Pere Aragonès, llevó este martes a la primera edil a abrirse a acelerar la reforma de La Rambla. Las obras están pendientes desde 2019, pero a comienzos de este 2021 el distrito de Ciutat Vella admitió que no tenía dinero para hacerlas.

Colau insistió durante una entrevista en Catalunya Ràdio en que las cuentas del Consistorio tienen todavía partidas por negociar y ofreció al líder de los republicanos, Ernest Maragall, que lo aproveche. “Hay partidas para determinar, la reforma de La Rambla está sobre la mesa y hemos de acabar de acordarlo. Si Maragall quiere tener un papel en los presupuestos, lo puede tener”, manifestó.

El ofrecimiento de la alcaldesa mete el dedo en la llaga de los republicanos. El grupo municipal que encabeza Maragall eligió precisamente La Rambla para anunciar la semana pasada su no a las cuentas. Porque aquel día se cumplían 2.000 de la esperada reforma. Y porque precisamente era una cuestión pactada con el gobierno de comunes y el PSC que no se había cumplido.

Este lunes, después de verse obligado a anunciar que sí aprobará las cuentas de la ciudad, Maragall dejó bien claro que su postura sigue siendo desfavorable: los votará porque no le queda otra, por responsabilidad con “el interés general del país”, dijo. Pero no piensa negociar nada de la partida de 100 millones de euros que el gobierno reserva para la oposición.

Los republicanos respondieron ayer a Colau de nuevo molestos. “Ya existía una partida negociada con ERC para iniciar la reforma de la Rambla en 2020 que nunca se ejecutó”, espetó el concejal Jordi Coronas. “El gobierno municipal nunca ha tenido la voluntad de reformar La Rambla, ni la reforma urbanística ni las estrategias surgidas del proceso de participación del entorno”, reprochó y mantuvo que Colau y su equipo son los únicos responsables de la “degradación” del paseo más famoso de la ciudad. “El contador marca 2.007 días de retraso”, añadió. “Si tuvieran realmente intención de hacerlo, la partida ya estaría en el presupuesto que anunciaron el día 20 de septiembre. Parece que la alcaldesa no tiene ni memoria ni vergüenza”

En clave catalana y de futuro, Colau apostó por “acuerdos de izquierda” en el Govern. “Cataluña tiene una mayoría de izquierdas progresista que no se expresa en gobierno de coalición [de ERC y Junts], que responde a un paradigma que hemos superado que es el de la época del procés. Este gobierno responde a un modelo fracasado del pasado”, opinó. Y lamentó que Junts “esté instalado en el bloqueo y presuma de no negociar, parece que se cabrea cuando se negocia”.

Pesebre en Ferran y Jaume I las calles que dan a la plaza de Sant Jaume

Ojo con el pesebre del Ayuntamiento de Barcelona de este año. Porque —en una ciudad donde no es Navidad si no hay debate sobre el Belén—, si normalmente la polémica es sobre el qué; este año puede ser acerca del cómo. El teniente de alcalde de Cultura Jordi Martí desveló este martes que las figuras del pesebre se dispersarán por fachadas y balcones de las calles de Jaume I y Ferran (entre la Rambla y Via Laietana). Y también en las fachadas del Ayuntamiento y la Generalitat. Oficialmente, lo llaman “paisaje navideño” y estará compuesto por figuras luminosas en balcones y fachadas, y pesebres de diferentes estilos en escaparates. 
En el diseño repite el arquitecto Jordi Darder, que hizo el pesebre de 2017, con las siluetas de las figuras en lo alto de largas barras de hierro. La nueva propuesta se inaugurará este viernes y se sumará a los tradicionales ubicados en el Museu Marès y el monasterio de Pedralbes. El coste de la instalación será de 200.000 euros. Martí también adelantó que habrá Cabalgata de Reyes.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS