El Gobierno catalán apuesta por retomar la actividad académica en enero “con normalidad”

Los consejeros de Universidades y Salud destacan que las facultades tienen ya planes para adaptar la actividad a un modelo virtual

Estudiantes esperan para hacerse pruebas diagnósticas en la Universitat Autònoma de Barcelona, en una imagen de archivo.
Estudiantes esperan para hacerse pruebas diagnósticas en la Universitat Autònoma de Barcelona, en una imagen de archivo.Joan Sanchez (EL PAÍS)

El Gobierno catalán ha propuesto este martes que la actividad académica en las universidades empiece a partir del 10 de enero “con normalidad” pese a la escalada de contagios por la variante Ómicron de la covid-19. Los consejeros de Investigación y Universidades, Gemma Geis, y de Salud, Josep Maria Argimon, se han reunido con los rectores de las universidades catalanas para analizar la evolución de la pandemia. En un comunicado, han destacado que las facultades ya tienen planes sectoriales para adaptar su actividad a una modalidad virtual si fuera necesaria, y que en cualquier caso volverán a analizar la situación en una reunión el próximo 17 de enero.

Para frenar el avance de la pandemia, el Govern decretó justo antes de Navidad medidas estrictas como el toque de queda, los límites de reunión y aforo en restaurantes y espacios deportivos y culturales, entre otras. Pero en cuanto a la actividad académica, por ahora no han llegado las restricciones. El curso se reanudará el 10 de enero, y la voluntad de los consejeros Geis y Argimon es que se pueda hacer “con normalidad”. Así lo han decidido tras una reunión telemática con los rectores de las universidades, en la que se han citado al 17 de enero para hacer una nueva reunión de seguimiento.

“Las universidades, en virtud de su autonomía, ya tienen previstos planes sectoriales para adaptar en caso de necesidad los exámenes y la docencia a un escenario híbrido o semipresencial”, han destacado ambos departamentos en el comunicado conjunto. Este modelo híbrido se ha mantenido desde la pandemia en menor o mayor grado. Al inicio de este curso, tal y como ha detallado el Govern, estaba permitido un 70% de la presencialidad como máximo, y, en general, “el grado de presencialidad ha sido claramente superior a la modalidad virtual”. Las medidas previstas en los planes de cada universidad tienen que elaborarse a partir del plan sectorial que aprobó en su momento el Procicat.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS