ERC advierte de un pacto sociovergente para controlar TV3 y Catalunya Ràdio

Los republicanos se oponen a una dirección interina mientras se convoca el concurso para la nueva cúpula

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, con los nuevos miembros del consejo de gobierno de la CCMA, en una imagen de archivo.
La presidenta del Parlament, Laura Borràs, con los nuevos miembros del consejo de gobierno de la CCMA, en una imagen de archivo.PARLAMENT (Europa Press)

El pacto de mínimos entre socialistas, Esquerra y Junts para desbloquear la dirección de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), la entidad que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio, empieza a agrietarse. Las tres formaciones aprobaron en diciembre pasado una fórmula para renovar el consejo de la CCMA pero ahora chocan por sus planes para la dirección de los medios públicos. PSC y Junts abogan por una cúpula interina a la espera de que se realice el concurso público que establece la ley, algo que ERC no ve claro.

En el entorno de ERC creen que es posible tener el concurso para elegir a los directores en dos meses. Y piensan que se trata de un periodo muy corto para relevar con cargos de transición a Vicent Sanchis y Saül Gordillo al frente de TV3 y Catalunya Ràdio, respectivamente. Explican que “descabezar” las direcciones para instaurar una jefatura provisional tiene consecuencias en el día a día de las cadenas, más si se tiene en cuenta que se tiene que preparar la próxima temporada, que se presenta en el verano. Sin embargo, en el PSC insisten en que se trata de una decisión “tomada” y que “se formalizará” en las próximas semanas. El Parlament, en 2019, votó a favor de que los responsables sean designados por concurso.

La primera reunión formal del nuevo consejo de la Corporación, que se celebró ayer, sirvió para que los republicanos se dieran cuenta que, pese a tener la presidencia de la entidad, no tendrán la sartén por el mango. En el orden del día no se abordó la posibilidad de una cúpula interina, pero sí hay un ambiente de choque entre los miembros y el temor es que se extienda a la fase de redactar las bases del concurso.

Tanto en el PSC como en Junts quieren que el cambio en la CCMA se vea reflejado ya en el mando de la televisión y la radio pública. Los republicanos, sin embargo, son más cautos y quieren abordar primero otros temas más de calado. Por ejemplo, la convergencia de diferentes áreas para volver a la entidad una verdadera productora de contenidos. Todos esos planes se enfrentan a la aritmética del Consejo. Los republicanos controlan la presidencia de la CCMA con Rosa Romà, y tienen también de su lado al consejero Lluís Noguera. Pero, PSC y Junts suman cinco votos y pueden imponer su mayoría.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS