El parlamento catalán mueve ficha para investigar los pinchazos de Pegasus

Junts, Esquerra, En Comú Podem y la CUP impulsan sin el PSC una comisión para conocer el alcance y la autoría de las escuchas

El president de la Generalitat, Pere Aragonés, consulta su teléfono móvil durante una sesión del pleno del Parlament.
El president de la Generalitat, Pere Aragonés, consulta su teléfono móvil durante una sesión del pleno del Parlament.Quique Garcia (EFE)

La revelación de una supuesta trama del CNI para espiar a políticos y a sectores cercanos a la órbita independentista ha causado un terremoto en la política catalana. Y las réplicas se suceden. Esquerra, Junts per Catalunya, CUP y En Comú Podem promueven la creación de una comisión de investigación del caso Pegasus en el Parlament. Alegan que la cámara autonómica catalana no se puede quedar impasible ante la gravedad de unos hechos que “atentan directamente contra derechos fundamentales”. El PSC se mantiene al margen, de momento. “Ya decidirán después como se quieren implicar”, apuntó la portavoz de Junts en el Parlament, Mónica Sales. Desde Esquerra, la diputada Raquel Sans exhortó a los socialistas a tomar partido y a alinearse junto “a la democracia y la transparencia”, en lugar de acercarse “al espionaje y las cloacas”.

Con los primeros pasos para iniciar las pesquisas, el Parlament traza una senda distinta del Congreso de los Diputados. Este martes, la Junta de Portavoces del Congreso tumbó la comisión de investigación sobre el espionaje que registraron Unidas Podemos, ERC, JxCat, PDeCAT, CUP, PNB, EH Bildu, Más País, Compromís y el BNG. La Mesa permitió el primer trámite con la aceptación de la iniciativa, pero quedó frenada en la Junta de Portavoces con los votos en contra del PSOE, el PP, Cs y Vox.

En el Parlament, la propuesta de comisión persigue “conocer los detalles de las intromisiones a representantes políticos y a la sociedad civil catalana " mediante la herramienta Pegasus. “Ya sea a través del CNI u de otros organismos públicos”, precisa el texto de la propuesta. Se llevarán a cabo “las acciones legislativas y judiciales pertinentes”, de acuerdo con las conclusiones, y se exigirán “responsabilidades políticas, penales o civiles”. Pese a la declaración de intenciones, permanece abierta la incógnita de hasta dónde podrá abarcar la investigación, si el Gobierno no presta su colaboración.

La semana pasada el Parlament aprobó presentar una denuncia ante los tribunales por presunto espionaje masivo a políticos, entre ellos los cuatro últimos presidentes de la Generalitat y los dos últimos presidentes del Parlament, abogados, periodistas y activistas independentistas. La decisión, amparada en una declaración de la Junta de Portavoces, prosperó por 112 votos a favor de todos los partidos soberanistas más el PSC, y 17 en contra, los de la bancada de la derecha (Vox, Ciudadanos y PP). Carlos Carrizosa, líder de Cs, justificó que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) haya podido intervenir los dispositivos de los independentistas con permiso judicial.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS