Un juez de Pakistán concede cinco días más para interrogar a los acusados de matar a las dos hermanas de Terrassa

La prórroga del arresto policial debe servir para aclarar dónde se esconde el arma que usaron para cometer el crimen

Familiares acusados del crimen de las dos hermanas, retenidos en un calabozo de Gujrat, Pakistán.
Familiares acusados del crimen de las dos hermanas, retenidos en un calabozo de Gujrat, Pakistán.SOHAIL SHAHZAD (EFE)

Un tribunal de Pakistán autorizó este sábado a la policía a mantener otros cinco días bajo custodia a los seis familiares arrestados por el asesinato de las dos hermanas paquistaníes residentes en Terrassa. “Esperamos recuperar la pistola en uno o dos días y completar la investigación en los cinco días concedidos”, manifestó Akhtar Hussain, un oficial de la policía pakistaní, tras conocerse la resolución judicial. Los acusados deben comparecer el próximo 2 de junio de nuevo ante el tribunal, que deberá decidir si son trasladados a prisión, a la espera de que comience el juicio. Mientras, la Policía Nacional, ha localizado en Barcelona un piso en el que vivían las hermanas asesinadas, Aneesa y Arooj Abbas. Según adelantó La Vanguardia, en esa vivienda hallada por la Policía las dos hermanas vivían con sus respectivas parejas, dos jóvenes pakistaníes afincados en Catalunya. La madre de las dos chicas llegará a Barcelona de manera inminente, después de que un dispositivo policial organizado de urgencia en Pakistán permitiera ponerla a salvo de posibles agresiones dentro del mismo entorno familiar.

Aneesa y Arooj fueron asesinadas por negarse a continuar con sus matrimonios de conveniencia. El pasado 20 de mayo en el pueblo de Nothia, en la provincia oriental de Punjab, las dos hermanas, de 20 y 24 años, fueron estranguladas y tiroteadas por familiares suyos tras haber solicitado el divorcio de sus maridos y negarse a llevarlos con ellas a Terrassa.

El asesinato ocurrió en la casa de la familia política de Aneesa, donde vivía su primo Atiq ur Rehman, con el que la casaron en contra de su voluntad en 2020. En la casa contigua, separada solo por un muro, residía la familia política de Arooj, a la que habían casado en 2019 con Hassan, un hijo de una tía paterna. Las dos jóvenes habían llegado procedentes de España un día antes.

El domingo 22 la policía arrestó a seis sospechosos. Se trata de los maridos de las hermanas, del suegro de Aneesa y también tío Muhammed Hanif, y de un hijo de éste, Qasid. Además, también estuvieron involucrados dos hermanos de las jóvenes, Asfandyar y Shehryar.

Tras cinco días de interrogatorios, los investigadores solicitaron este sábado más tiempo a un tribunal de la ciudad de Kharian para finalizar las pesquisas, ya que todavía no se ha encontrado la pistola con la que dispararon a las jóvenes.

El oficial Akhtar Hussain afirmó que Azra Bibi, la madre de las dos hermanas asesinadas, visitó la comisaría de policía para reunirse con los dos hijos que están acusados del crimen. “Ambos hijos abrazaron a su madre, lloraron y pidieron su perdón”, dijo el oficial, que estuvo presente durante el encuentro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El mayor de los hijos, Shehryar, afirmó que matarlas fue “un error”, según Hussain, quien añadió que tanto él como su hermano Asfandyar Abbas han expresado sus remordimientos por el asesinato de las jóvenes.


Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS