Investigado un ‘mosso’ por trabajar como actor mientras estaba de baja

El policía, que hace ocho años que no ejerce, ha actuado como secundario en una quincena de películas

Carlos Reyes, en una escena en la que actúa como policía en la serie 'El Inocente' de Netflix.Foto: Netflix | Vídeo: EPV

—Actuar es lo único que me da un poco de esperanza tal como estoy. Y me lo han quitado.

Carlos Miguel Martínez Reyes dice que está abatido. Corpulento, de rasgos duros y mirada intensa, este agente de los Mossos d’Esquadra aprieta los labios mientras espera su turno. Tiene 47 años y está a punto de declarar como investigado. Hace ocho años que, entre bajas e incapacidades, no trabaja como policía. Pero sí lo ha hecho como actor. La División de Asuntos Internos (DAI) le acusa de una estafa a la Seguridad Social. Martínez Rey asegura que no se ve capaz de afrontar la causa judicial tras unos años sumido en una depresión. La policía ha contabilizado al menos una quincena de películas, cortos y series donde ha trabajado como actor secundario. También señala que ha ejercido de formador de actores.

De su nombre real no hay rastro en internet. Sentado junto a su abogado en uno de los incómodos bancos grises sin respaldo de la Ciudad de la Justicia de Barcelona, el agente admite que ha borrado sus huellas de la red para esquivar a la DAI, que empezó a examinar sus actividades como intérprete en 2014, cuando empezó con las bajas. Él se siente acosado. “Cogen toda la información que tienes en redes sociales para perseguirte; no les gusta que desarrolle una actividad fuera de los Mossos o que tenga proyección pública”, critica. La policía considera que sencillamente se ha valido de su sueldo como mosso d’esquadra, sin trabajar como tal, para dedicarse a lo que le gusta: actuar. Su abogado, Josep Climent, le arropa: “Vamos a pedir el archivo de una causa que no tiene sentido. Esta investigación coarta su derecho a la libre creación”.

De quien sí hay abundante información es de Carlos Reyes, nombre artístico del mosso investigado por el Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona. Del currículo y los videobooks publicados por el agente en su página web queda claro que no es un mero figurante. Ha trabajado como actor secundario en producciones de envergadura. Ha compartido diálogos con Mario Casas y con José Coronado en El Inocente (Netflix) y también con la actriz Blanca Portillo en Parot (Amazon Prime Video). Su página en Instagram está plagada de fotografías sobre su vida y trabajo como actor.

Carlos admite que, aunque ganó su plaza de policía, su pasión siempre ha sido la interpretación. Pero insiste en que nunca se ha ganado la vida como actor ni lo pretende, a pesar de que su página tiene un aspecto cuidado y ofrece el contacto de un mánager. Defiende que la mayoría de sus actuaciones son como aficionado y por amor al arte. Aunque concede que se ha asomado al mundo profesional, calcula que en casi una década de pequeños papeles en la pantalla, habrá ingresado “unos 1.400 euros”. La policía no ha hecho un cálculo concreto, que corresponde a la Seguridad Social. Martínez Rey defiende que solo ha cobrado con el beneplácito del organismo público. “Nunca en periodos en los que ha percibido prestaciones por incapacidad laboral”, tercia el letrado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En 2015 se le concedió la incapacidad permanente absoluta por salud mental, según el abogado. En junio de 2021, sin embargo, los evaluadores notaron una mejoría, lo que supuso que se levantara su incapacidad, de modo que tuvo que reingresar al cuerpo. Adscrito a la Unidad de Seguridad Ciudadana, había sido instructor en la Escuela de Policía de Mollet del Vallès, donde se forman los aspirantes a mosso. Su reincorporación permitió a la DAI activar la investigación contra Carlos, que se encuentra de baja.

“Actuar no es una mera afición para mí, es una terapia”, afirma Carlos. Dice que encarnar el papel de otros le hace olvidarse por un momento de sí mismo y le permite seguir adelante. “En el centro de salud mental han remarcado que para él es bueno actuar”, incide el abogado. Muchos de los papeles que ha encarnado en el ámbito profesional son de policía. Fue, por ejemplo, el miembro de la Policía Nacional que plantó cara al agente de inteligencia corrupto interpretado por José Coronado. En su historial de actor se declara, de hecho, “especializado en conducción deportiva y evasiva” y en el uso de “armamento y tácticas policiales”, y recuerda sus 15 años de experiencia en los Mossos. Un cuerpo al que, por cierto, no ha dado vida aún en el cine. Su participación más reciente ha sido en el thriller Cucut, de TV3.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS