El Ballet de la Ópera de Múnich inaugura el Festival de Peralada con danza del gran repertorio y contemporánea

La virtuosa compañía bávara, una de las más antiguas de Europa, está dirigida por Laurent Hilaire, formado por Nuréyev en la Ópera de París

Una coreografía del Bayerisches Staatsballet Ballet de la Ópera de Múnich,
Una coreografía del Bayerisches Staatsballet Ballet de la Ópera de Múnich,

“Es la primera gira que realiza el Bayerisches Staatsballet después de la pandemia, y la compañía y yo estamos muy ilusionados por bailar por primera vez en el Festival Castell de Peralada”, afirma el flamante director de la formación en la presentación del programa que bailarán en el festival ampurdanés. Laurent Hilaire es un hombre elegante e inteligente, con una dilatada carrera profesional. Entró a formar parte del Ballet de la Ópera de París en 1979. En 1985 fue nombrado Étoile, estrella de la compañía, por Rudolf Nuréyev y permaneció como tal en el grupo durante 22 años. Junto con Élisabeth Platel, Sylvie Guillem, Isabelle Guérin, Élisabeth Maurin y Manuel Legris, Laurent Hilaire pertenece a la llamada generación Nuréyev. Solista en numerosas compañías de prestigio internacionales, en 2017 aceptó ser director artístico del Stanislavsky Ballet, con sede en Moscú. “Para mí ha sido una experiencia muy enriquecedora, pues me di cuenta de que había otro mundo después de la Ópera de Paris”, explica con una seductora sonrisa. “Recientemente he dimitido, como es obvio, por motivos políticos, esta guerra es un duro golpe para la sociedad actual y especialmente para el mundo de la cultura ruso, los coreógrafos europeos han retirado sus creaciones del repertorio que bailaban las compañías de aquel país. Es terrible”.

“Me sedujo la propuesta de dirigir el Bayerisches Staatsballett, Ópera de Múnich, una de las compañías más antiguas de Europa y aquí estoy. Pienso en ella como una obra arquitectónica en la que debes encajar sus diferentes piezas, primero está el cuerpo de baile, después las primeras figuras, has saber lo que quieren, estudiar su energía, sus necesidades y poco a poco ir avanzando. Somos un elenco de 70 bailarines”.

“De Nuréyev aprendí mucho”, señala, “especialmente su filosofía de vida, los actos antes que las palabras y trabajar con humildad, este era su lema, que yo también suscribo”.

En Peralada presentan un doble programa. “El día 8 bailaremos Capriccio for piano and orchestra, de George Balanchine y con música de Igor Stravinsky, que forma parte del ballet Jewels del coreógrafo ruso afincado en Estados Unidos, y refleja la frenética y optimista vida en Nueva York a principios del siglo XX”. También incluyen With a chance of rain del británico Liam Scarlett con música de los preludios para piano de Rajmáninov, “una pieza muy íntima y romántica”. Este primer programa finalizará con la magnífica corografía Bedroom Folk, de las israelís Sharon Eyal y Gai Behar, que precisamente bailó en Nederlands Dans Theater en la inauguración del Festival Grec.

La siguiente noche, el 9 de julio, el programa también contará con tres coreografías. “Mantenemos Capriccio for piano and orchestra, de Balanchine, y también bailamos una coreografía de británico David Dawson, con música del compositor canadiense Marjan Mozetich. Finalizará este programa una interesante coreografía del ucranio Alexei Ratmansky, al que le han inspirado la música de Cuadros para una exposición, de Músorgski, y la pintura de Vassili Kandinsky. Creo que es un programa muy equilibrado y que gustará al público. Mi intención es lograr un equilibrio entre piezas de repertorio y contemporáneas y avanzar, no quiero dejar una huella personal en la compañía, quiero ayudar a que la compañía se enriquezca artísticamente y amplíe sus horizontes”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A la pregunta si conoce el trabajo que Nacho Duato ha desarrollado al frente del Ballet del Teatro Mijailovski de San Petersburgo, afirma: “Admiro el trabajo coreográfico de Duato, cuando era director del Ballet Stanislavsky le invité a crear una pieza para la compañía, pero el director del Mijailovski no quiso, ya que en aquella época quería a Nacho en exclusiva. Pero ahora tengo pensado pedirle una coreografía para el Bayerisches Staatsballet, Ballet de la Ópera de Múnich”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS