Barcelona obligará a cerrar una hora antes a las terrazas de Enric Granados

El equipo de gobierno denuncia que se supera continuamente el volumen permitido en tres decibelios

Terrazas de restaurantes de la Calle Enric Granados.
Terrazas de restaurantes de la Calle Enric Granados.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido avanzar una hora el cierre de las terrazas de bares y restaurantes en la calle Enric Granados del Eixample. En concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia; y el concejal del Eixample, Pau Gonzàlez han asegurado que la decisión se ha tomado después de constatar el elevado ruido que tienen que soportar los vecinos de la zona cada noche. De esta forma, de domingo a jueves el horario de cierre será a las 23.00 mientras que el viernes y el sábado será en la medianoche.

Esta medida se enmarca dentro del despliegue de las Zonas Acústicamente Tensionadas en Horario Nocturno (ZATHN), un instrumento que presentó hace unas semanas Badia y que está a disposición de todos los distritos de la ciudad para impulsar planes de reducción de la contaminación acústica en cada caso concreto.

Este plan para reducir la contaminación acústica se adopta después de que los resultados de los sonómetros instalados en este céntrico paseo del Eixample hayan mostrado que se superan de manera continuada en tres decibelios los límites permitidos por la noche. En Enric Granados, el tope de decibelios durante el día es de 65 y de 55 a partir de las 23 horas, pero los sábados a las 12 horas, por ejemplo, alcanza unos 70 decibelios.

Durante la rueda de prensa donde se ha anunciado los nuevos horarios, Badia ha destacado que el ruido es el segundo factor ambiental que más impacta en la salud de la población y que hay que garantizar el descanso de los vecinos, aunque ha asegurado que “en este momento no está previsto ampliar a ninguna otra calle este horario”.

González ha proporcionado una descripción de la calle Enric Granado que ocupa nueve manzanas del Eixample y tiene siete veces más licencias de terrazas que el resto del distrito. De hecho, Enric Granados cuenta con 115 licencias, 81 de las cuales son ordinarias y otras 34 que se concedieron durante la pandemia. Estas 34 no se consolidarán atendiendo a la problemática que sufren los vecinos.

Otras medidas que se implantarán en esta calle son el establecimiento del número actual de mesas y sillas autorizadas con licencia ordinaria como tope máximo admisible y limitar a 12 el número de módulos permitidos por terraza. También será obligatorio que las mesas y sillas tengan tapones de silicona, que las cadenas que aseguren los elementos de las terrazas estén plastificadas. Además, se establecerán planes de inspección específicos y el refuerzo de la presencia de la Guardia Urbana y los servicios de limpieza.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La medida de avanzar en una hora el horario de cierre de las terrazas se comunicará formalmente a los establecimientos que vean afectada su actividad, para que puedan hacer alegaciones.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS