Junts pide a la Mesa del Parlament que reconsidere la suspensión de Borràs

La expresidenta de la Cámara solicita la medida como paso previo antes de recurrir a la justicia europea

Laura Borràs, acompañada del expresident Quim Torra y de Albert Batet, presidente del grupo de Junts, el día que se votó su suspensión.
Laura Borràs, acompañada del expresident Quim Torra y de Albert Batet, presidente del grupo de Junts, el día que se votó su suspensión.MASSIMILIANO MINOCRI

Junts per Catalunya ha ignorado todas las peticiones formuladas por Esquerra y los grupos de la oposición y no parece que tenga la menor intención de suplir a Laura Borràs en el puesto de presidenta de la cámara catalana. El grupo de Junts ha presentado esta mañana una petición a la Mesa del Parlament para que reconsidere la postura que tomó el pasado 28 de julio de suspender a Borràs del cargo. El escrito sostiene que esa decisión vulnera los derechos fundamentales de la presunción de inocencia, el derecho a la participación política y el principio de seguridad jurídica. La Cámara ha iniciado este martes el nuevo periodo de sesiones aunque no reanudará su actividad hasta el día 1.

Borràs ha dado el paso siguiendo el consejo de sus asesores jurídicos para agotar, dice el comunicado, todos los “recorridos administrativos” antes de recurrir a la justicia europea. Los cinco miembros de la Mesa de ERC, PSC y la CUP -los otros son dos de Junts- votaron el día 28 aplicar el artículo 24.5 del reglamento del Parlament que comporta suspende los derechos y deberes de un diputado si se le ha abierto un juicio oral por una causa vinculada con la corrupción. La Fiscalía solicita para la presidenta del Parlament seis años de prisión y 21 de inhabilitación para ocupar cargo público por los delitos de prevaricación y falsedad documental por haber favorecido supuestamente a un amigo en la adjudicación de contratos cuando era presidenta del Institut de les Lletres Catalanes.

La Cámara ahora carece de presidenta y está dirigida de forma provisional por la vicepresidenta primera, Alba Vergés, de Esquerra, que ya ha apremiado a Junts a buscar un relevo para Borràs. Pero Junts no piensa dar ese paso al entender que eso comportaría penalizar a la presidenta de su partido. La formación, además, está dividida en dos bloques -uno liderado por la propia Borràs y otro por Jordi Turull- que alcanzaron en junio, en un delicado juego de equilibrios, un acuerdo in extremis para salvar la cohesión interna.

No solo ERC ha pedido a Junts que sustituya a Borràs. El PSC y los comunes sostienen que la situación degrada a la institución que tiene previsto iniciar el próximo 27 de septiembre el Debate de Política General. La situación de Borràs amenaza con ensombrecer las sesiones. La expresidenta encajó con enorme indignación su destitución y acusó a los cinco miembros de la mesa de ser “jueces hipócritas” por aplicar el reglamento de la Cámara.



Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete



Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS