“Ya no soy Lorena de ‘OT’, soy Lorena Gómez”

La ganadora de la quinta edición de ‘Operación Triunfo’ explica su carrera desde que salió de la academia de música hace 16 años

La cantante Lorena Gómez, en Alcobendas (Madrid).
La cantante Lorena Gómez, en Alcobendas (Madrid).INMA FLORES

Hace 16 años que Lorena Gómez (Lleida, 36 años) ganó la quinta edición de Operación Triunfo, el programa que revolucionó el panorama televisivo. Todo el mundo hablaba de él, y de la noche a la mañana, los concursantes se convirtieron en estrellas, como ha pasado también con Amaia, Natalia Lacunza o Lola Índigo, de las ediciones más recientes. “La primera vez que fui a un centro comercial tras salir de la academia, me tuvieron que sacar los de seguridad porque se hizo un corrillo enorme a mi alrededor”, explica la cantante y actriz. Pero de eso hace ya algún tiempo y hay quien, después del boom televisivo, le perdió la pista.

En una entrevista telemática con este diario, la cantante se abre: “Ha habido momentos de silencio. De no saber qué iba a ser de mi carrera, ni de si quería continuar”, confiesa. Sin embargo, durante estos años ha salido adelante con pequeños proyectos musicales, algunos sencillos, colaboraciones en programas de televisión y, ahora, tras 14 años del último, está a punto de publicar un nuevo álbum. “Piensan que si no llenas estadios no estás triunfando como artista, pero se equivocan. Yo tengo mi público, y será mucho o poco, pero hay gente que me escucha”.

De padres andaluces emigrados a Lleida y amante de la copla, Gómez ha sido siempre una fanática de los concursos de talentos. Cuando tenía 10 años, y a escondidas de sus progenitores, llamó al número de teléfono que anunciaban en la televisión para apuntarse a Menudo Show, un programa de la década de los noventa donde niños y niñas hacían playback de canciones conocidas e imitaban a sus artistas. Al final, sus padres le dejaron participar, y quedó finalista. Disfrutó tanto la experiencia que después de aquello participó en otros concursos, a la vez que cantaba en las fiestas de pueblo y en la casa de Andalucía de Lleida, pero “el golpe serio”, dice ahora, fue cuando se presentó a Operación Triunfo. “Ha sido el programa que me ha hecho conocida y estoy muy agradecida, pero me gusta que me traten por mi nombre y apellido. Ya no soy Lorena de OT, soy Lorena Gómez”, dice.

La primera vez que se presentó al casting de Operación Triunfo tenía 18 años. Acampó durante toda la noche en el Palau Sant Jordi de Barcelona para ser de las primeras, pero no la cogieron. Ese año se presentaron unas 15.000 personas, todo un fenómeno. Al año siguiente, lo volvió a intentar y logró convertirse en concursante de Operación Triunfo 2006. Y ganó. “Recuerdo todo muy bonito, aunque si echo la vista atrás hubiera hecho cosas distintas”, asegura. Dos meses después de salir de la academia, la joven lanzó su álbum debut titulado Lorena, en el que la mayoría de canciones eran versiones de otros artistas. “Si hiciera ese disco ahora, hubiera dejado solo una canción y nunca hubiera hecho ese repertorio, sino que hubiera apostado por canciones compuestas por mí”, afirma la artista. Por otro lado, entiende que a la discográfica de entonces, Sony BMG, le interesaba sacar un disco “rápido y corriendo para aprovechar el tirón televisivo”, pues al final, según dice, “éramos un producto y nuestro contrato tampoco nos dejaba decidir mucho”.

La cantante posa para la entrevista con EL PAÍS.
La cantante posa para la entrevista con EL PAÍS.INMA FLORES

Pero tras ese primer álbum de versiones, Lorena no ha logrado deshacerse de las imitaciones en toda su trayectoria como cantante. Un año después, sacó otro disco titulado De película, en que versionaba bandas sonoras de filmes como Flashdance o Fama. Asimismo, la triunfita (con esta expresión se reconoce a los participantes del concurso) ha participado en diversos programas de televisión como Qué tiempo tan feliz de Telecinco, Los mejores años de nuestra vida de TVE, o Tu cara me suena de Antena 3, todos ellos basados en interpretar e imitar las canciones de otros artistas. “Me siento cómoda imitando, pero lo he hecho un poco por supervivencia. Pensando en que si lo hago, probablemente llegue a dónde quiero, que es a que mi música se escuche”, aclara.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Muchas veces le asaltan con la pregunta de si, después de tantas idas y venidas en su carrera musical, no preferiría dedicarse a otra cosa. Pero Lorena lo tiene claro: “Hacer música no es solo sonar en la radio, ser el número uno en Spotify (aplicación para escuchar música) o llenar estadios. Si no tengo suerte en el mundo de la música como artista, estaré de otras maneras”. Se siente agradecida con todos aquellos que escuchan sus canciones, sean cinco personas o miles de ellas, y ahora su hijo de dos años es su principal motor en la música. Él la empuja a seguir intentándolo. Así que, tras una trayectoria inundada de silencios y de ausencia de música propia, este año sacará su tercer álbum. Esta vez, repleto de canciones que por fin explican su historia, y en busca de ese sello que tanto ansiaba desde que salió de la academia de Operación Triunfo con tan solo 19 años. Ya lo dice uno de sus nuevos temas: “Tú que no conoces la derrota. Haz tu magia y lucha aunque sea una vez más”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS