El cierre chino y la guerra lastran la recuperación del aeropuerto de El Prat

La instalación barcelonesa sigue en la cola de la vuelta a la normalidad de los grandes aeropuertos tras la pandemia

Un viajero observaba los paneles informativos en el aeropuerto de Barcelona este verano.
Un viajero observaba los paneles informativos en el aeropuerto de Barcelona este verano.Kike Rincon (Kike Rincon)

La inercia es positiva y la recuperación está en el horizonte, pero al aeropuerto de El Prat todavía le falta un impulso para coger el ritmo necesario y lograr pasar página del todo tras la pandemia de covid 19. Por el aeródromo barcelonés pasaron durante el mes de agosto 4,45 millones de pasajeros, según la estadística mensual de Aena publicada este lunes. La cifra es un 56,5% mayor que la del mismo mes del año anterior, pero aún un 17,5% inferior con respecto a agosto de 2019, antes de la crisis sanitaria. Ese último tramo que falta hasta la plena recuperación se explica porque, aunque se hayan retomado buena parte de los destinos, no se han restablecido todas las frecuencias. Pero sobre todo, por el cierre de las rutas en China a causa de la covid, y por el impacto de la guerra en Ucrania.

De los 15 aeropuertos con más volumen de España, el de El Prat es el que está más lejos de la plena recuperación. El siguiente, el de Madrid-Barajas, con 4,97 millones de pasajeros, cerró agosto un 13,8% por debajo de lo registrado en ese mes en 2019, mientras que la media de todos los aeropuertos españoles fue en agosto un 7,4% inferior a ese momento. En lo acumulado del año, El Prat está un 25% por debajo del periodo entre enero y agosto del año prepandemia, mientras que Madrid-Barajas está un 21,9% por debajo. Los que en agosto ya recuperaron todo el volumen y hasta crecieron con respecto al mismo mes de antes de la pandemia fueron sobre todo los que tienen un uso eminentemente turístico, como Fuerteventura, Lanzarote o Menorca. Donde sí se registró un incremento en agosto en El Prat fue en el transporte de mercancías, del 1% con respecto al mismo mes de 2019.

“La valoración general de los datos de agosto y del acumulado del año es muy positiva”, explica Alícia Casart, responsable del área de infraestructuras de la Cámara de Comercio de Barcelona. “Claro que nos gustaría haber recuperado ya un 100%, pero se va mejorando poco a poco. Sobre todo teniendo en cuenta que, en aeropuertos grandes como los de Barcelona o Madrid, el perfil de usuario es mucho más complejo y mezclado, con un componente internacional e intercontinental muy fuerte, y hay una parte que no se puede recuperar que es la de China”, abunda, en referencia a la política de covid cero en el gigante asiático, que perpetúa el cierre de las rutas aéreas para evitar contagios.

“La parte positiva es que se han recuperado casi todas las destinaciones con Estados Unidos y Canadá, aunque no se han recuperado todas las frecuencias, por eso no estamos aún al 100%”, añade Casart. Es el caso, por ejemplo, de la ruta con el aeropuerto de Newark, que para el periodo entre abril y octubre de este año hay previstas 206 operaciones, mientras que en el mismo tramo de verano de 2019 hubo 419. O el de la conexión con Chicago: 148 operaciones este año, frente a 259 en verano de 2019. “Recuperar frecuencias va más lentamente que retomar destinos, es una situación normal”, remarca Casart.

Aunque los datos de agosto cumplen con las previsiones, nadie se atreve todavía a pronosticar una vuelta a la normalidad completa en un plazo corto de tiempo. El futuro es aún demasiado incierto: la guerra en Ucrania, la inflación y el impacto que puede tener en el comportamiento de los consumidores o la evolución de los contagios de covid 19 este invierno son elementos que pueden entorpecer los datos aeroportuarios.

“Pero somos optimistas, los flujos se están recuperando mes a mes, y a buen ritmo”, insiste la experta. Sobre la diferencia de alrededor de cuatro puntos porcentuales con la tasa de recuperación del aeropuerto de Madrid-Barajas, Casart recuerda que esta infraestructura cuenta con un nodo de conexiones de Iberia con América del Sur, que ha podido recuperar casi en su totalidad. Mientras, Barcelona no tiene esta baza, y además no ha podido restablecer sus rutas asiáticas ni las que tenía con Ucrania.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Hay otro elemento que explica que no se llegue al nivel previo a la pandemia, y es que los aviones todavía no consiguen llenarse: en lo que va de año ha habido 184.734 operaciones en El Prat, un 20,2% menos que entre enero y agosto de 2019, con lo que las operaciones se han recuperado a un ritmo más alto que los pasajeros. Por aerolíneas, en agosto Vueling estuvo un 8,5% por debajo del nivel anterior a la pandemia, Ryanair un 5,12% atrás, mientras que la actividad de EasyJet y Norwegian cayó un 33,8% y un 73,8% respectivamente.

Foment constituye la comisión para la ampliación de El Prat

La patronal catalana Foment del Treball ha constituido este lunes la comisión de expertos con la que quiere convencer a las administraciones de la necesidad de ampliar el aeropuerto de El Prat. La comisión, presidida por Lluís Moreno, presidente de la Cámara de Contratistas de Obras de Cataluña, se ha reunido por primera vez y ha elaborado el calendario de trabajo para redactar una propuesta en nueve meses, y que se presentará cuando hayan pasado las elecciones municipales. La comisión albergará comparecencias de técnicos del ámbito aeroportuario y de expertos en sostenibilidad, así como representantes de las administraciones afectadas.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS