El Gobierno pide a Cataluña que comparta su sistema de vigilancia epidemiológica con el resto de comunidades

La herramienta del Departamento de Salud de la Generalitat obtiene indicadores de incidencia y positividad en las infecciones respiratorias como la gripe y la covid durante todo el año

Vecinos y turistas con mascarilla en La Rambla de Barcelona, a finales de 2021.
Vecinos y turistas con mascarilla en La Rambla de Barcelona, a finales de 2021.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

El Ministerio de Sanidad ha pedido a la Generalitat de Cataluña su colaboración para extender su sistema de vigilancia epidemiológica al resto de comunidades autónomas para reforzar la salud pública nacional. En una carta a la que ha tenido acceso EL PAÍS, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, elogia al consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon, el nuevo sistema autonómico catalán puesto en marcha el pasado mes de abril y pide “compartirlo” con el resto de territorios.

El Sistema de Información para la Vigilancia de Infecciones en Cataluña (Sivic) monitorea la incidencia de las infecciones respiratorias aguadas (IRA) como la gripe o la covid, entre otras, y se basa en los diagnósticos clínicos detectados en los centros centinela distribuidos alrededor de la geografía catalana: 33 ambulatorios y 10 hospitales. Los lunes y martes estos centros recogen muestras aleatorias que, una vez analizadas en los laboratorios, permiten realizar una estimación de la situación epidemiológica. El nuevo sistema de rastreo funciona todo el año, a diferencia del anterior (establecido en época de gripe) y permite conocer el comportamiento y convivencia de los virus en un contexto marcado por el dominio de la covid los últimos dos años. “Sivic analiza las IRA en tiempo real para monitorear las tendencias”, explican fuentes del Departamento de Salud. Los resultados epidemiológicos son visibles para toda la población a través de una web, se actualizan dos veces por semana y se integran en los registros estatales (Sistema de Vigilancia de las IRA) e internacionales. Los datos son públicos y descargables, un aspecto que la propa Calzón destaca en su carta. El departamento de Salud prevé incorporar en su informes los resultados de los análisis de las aguas residuales.

“Esta información contribuye a la vigilancia epidemiológica nacional [...], permite ver la evolución y hacer comparaciones con años anteriores o con los datos esperados”, celebra Calzón en su carta. “Consideramos un acierto la utilización de instrumentos de gestión clínica y de incentivos profesionales para que la vigilancia epidemiológica forme parte de la cartera de servicio de los centros centinelas”, añade. “Si no tenéis inconveniente”, pide finalmente la secretaria de Estado a Argimon, “os agradeceríamos poder compartir vuestra experiencia en la implementación de Sivic con el resto de comunidades”. Fuentes del Departamento de Salud señalan la predisposición de la consejería para extender su modelo de trabajo.

El interés del Gobierno en el sistema autonómico catalán se explica por la necesidad de fortalecer la vigilancia en salud pública después de la pandemia, tal y como acordó el Ministerio con el resto de consejerías autonómicas en la llamada Declaración de Zaragoza. El encuentro remarcó la importancia de realizar un trabajo en común con todas las comunidades para “responder a los riesgos presentes y futuros para la salud de la población” a través de un documento con 10 objetivos. “Debe desarrollarse una estrategia nacional que refuerce y modernice la vigilancia en salud pública”, reclama el texto.

La petición del Ministerio a la Generalitat refleja las relaciones “cordiales” que actualmente hay entre ambos equipos técnicos, según admiten entre pasillos fuentes del Departamento de Salud. En los primeros compases de la pandemia las comunicaciones entre Cataluña y Madrid fueron más tensas porque el Ministerio consideraba que la comunidad dificultaba el recuento de casos nacionales al tener un modelo diferente. El departamento de Salud, entonces liderado por Alba Vergés (ERC), defendió entonces que su recuento era “más transparente”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS