Cinco millones de bañistas y ni una sola multa por fumar en las playas de Barcelona pese a la nueva prohibición

El Ayuntamiento justifica la falta de sanciones porque fuman menos del 1% de los bañistas y porque, además, apagan el cigarro cuando se les advierte

Cártel de alertaba que no se puede fumar en las playas.
Cártel de alertaba que no se puede fumar en las playas.MASSIMILIANO MINOCRI

Barcelona prohibió en 2021 fumar en cuatro playas de la ciudad y el pasado abril dio un paso más allá y prohibió fumar en todas las playas (en los cinco kilómetros de litoral) los 365 días del año y las 24 horas del día. El concejal de Transición Ecológica, Eloi Badia, aseguró que entre abril y junio iban a informar a la ciudadanía y a partir de julio empezarían a sancionar. La multa sería leve, de 30 euros, y el Consistorio aseguraba que era perfectamente legal ya que el Congreso de los Diputados había aprobado a finales de marzo una norma que preveía que, para frenar la generación de residuos de las playas, los ayuntamientos podían limitar fumar en ellas y sancionar a los que no hicieran caso. La temporada alta de baños acabó el 11 de septiembre y a día de hoy el Consistorio no ha multado a nadie por fumar en las playas. Aún así, Badia ha comparecido este lunes asegurando que la iniciativa —pese a no detectar ni sancionar— ha sido un éxito y según los datos recogidos por el Servicio de Información de Playas solo han fumado en las playas —pese a no haber sido sancionados— el 0,97% de los usuarios. El concejal ha mantenido que el Consistorio no perseguía multar y este verano cuando han detectado a algún bañista fumando le han obligado a apagar el cigarrillo o le han invitado a acabárselo en el paseo marítimo.

Según los datos del Consistorio, fuman menos del 1% de los bañistas, el 68% saben que está prohibido en las playas pero, según un informe confeccionado por el Ayuntamiento, el 72% de los usuarios ha visto colillas que según el documento “se encuentran principalmente al lado del paseo y de las infraestructuras y responden al desplazamiento de las personas fumando fuera de la arena y al uso nocturno de las playas”.

Este 2022 las playas de Barcelona han recuperado el número de usuarios, los casi cinco millones (en concreto, 4.994.268 bañistas) que había antes de la pandemia, con cifras superiores a las de 2019. Badia asegura que más de la mitad son vecinos de Barcelona. La arena de la playa sigue reduciéndose, ocupando este año 182.468 metros cuadrados, un 4,5% menos que en 2021. La calidad del agua de baño ha sido buena salvo a finales de agosto y principios de septiembre, debido a las lluvias.

Debido al aumento de usuarios en las playas, respecto a 2021, también han aumentado las intervenciones de los socorristas en cuanto a asistencias sanitarias. El número de atenciones efectuadas por los socorristas fue en 2021 de 3.883 mientras que este 2022 ha sido de 5.506. Las evacuaciones a hospitales también han aumentado pasando de 145 en 2021 a 233 este año. El número que se mantiene casi igual es el de rescates en el agua, pasando de un centenar en 2021 a 103 este año. Han aumentado los usuarios del baño asistido ―para aquellos bañistas con limitaciones de movilidad― que ha pasado de 4.500 en 2021 a 7.800 este año. La presencia de perros en la playa de Llevant se mantiene estable. Este año se han contabilizado 13.728 de los cuales el 73% procedían de vecinos de la ciudad.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS