Damià Calvet expresa que quiere seguir al frente del Puerto de Barcelona pero pone su cargo a disposición del nuevo consejero de Territorio

El del exconsejero es uno de los múltiples cargos en empresas públicas que están en el aire tras la recomposición del Govern

El presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, tras una reunión de Junts durante la crisis del Govern.
El presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, tras una reunión de Junts durante la crisis del Govern.David Zorrakino (Europa Press)

El presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, ha expresado este miércoles su voluntad de seguir al frente de la institución, aunque ha puesto su cargo a disposición del nuevo consejero de Territorio, Juli Fernández. Calvet, militante de Junts y miembro de la Ejecutiva, también fue consejero de Territorio en el mandato del expresidente de la Generalitat Quim Torra, y fue sucedido por Jordi Puigneró, cuyo cese desencadenó la crisis del Govern que ha terminado con la salida de Junts del Ejecutivo, y que fue quien le designó como responsable de la institución portuaria. El de presidente del Puerto de Barcelona es un cargo cuyo nombramiento depende del departamento de Territorio, y por lo tanto, el puesto de Calvet (con un sueldo de 115.000 euros), como otros que designa la Generalitat en empresas públicas, está en el aire tras la recomposición del Govern. En un tuit, Calvet ha recordado que ha sido “públicamente favorable” a que Junts se mantuviera en el gobierno catalán.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Calvet ha explicado este miércoles que quiere seguir siendo presidente del Puerto pese al cambio en la consejería de Territorio. Ha asegurado que tiene “muchas ganas de desarrollar” la agenda estratégica que ha diseñado para la entidad. Y ha añadido que a esta agenda “aún le quedan muchos elementos, no solo a nivel de proyecto, sino también de ejecución, para desarrollar y configurar el Puerto del futuro, que necesita la economía del país”. En paralelo, en su cuenta de Twitter, ha expresado: “He sido públicamente favorable a que Junts se mantuviera en el Goveren, pero el resultado de la consulta fue claro. Consecuentemente, mi cargo está a disposición del nuevo consejero de Territorio y estoy preparando un traspaso ordenado para cuando se decida cuál será mi relevo”. Antes de las últimas elecciones catalanas, Calvet perdió su pulso contra Laura Borràs en las primarias del partido para ser candidato a la presidencia de la Generalitat.

Además del puesto de Calvet, la salida de Junts dejaba en el aire 250 cargos que controlaba el partido, contando los de los consejeros cesados, y entre todos tenían designados sueldos por valor de 20 millones de euros. Fuera de los cargos en las consejerías, también dependían de estas puestos de responsabilidad en empresas públicas, como el de los puertos de Barcelona y el de Tarragona, los de director y presidente de Ferrocarriles Catalanes de la Generalitat (FGC), o el de director de la Autoridad del Transporte Metropolitano, o el del mismo puesto en Aeroports Públics de Catalunya. Todos estos sueldos están por encima de los 100.000 euros anuales, siendo el de director de FGC, ahora en manos de Pere Calvet, el más alto, con 151.000 euros al año.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS