Premià de Dalt rescinde el contrato con Desokupa pero pide que les asesore gratuitamente

El líder de la organización de desahucios extrajudiciales asegura anunció que los servicios al consistorio no los cobraría y el alcalde pide que formalice su promesa

El alcalde de Premià (polo blanco), junto a los miembros de la empresa Desokupa.
El alcalde de Premià (polo blanco), junto a los miembros de la empresa Desokupa.Ayuntamiento Premià de Dalt

El Ayuntamiento de Premià de Dalt (Barcelona) ha anunciado hoy que ha rescindido el contrato “de mutuo acuerdo” con la empresa Desokupa —dedicada a desalojar inmuebles extrajudicialmente— mediante el cual la organización que realiza polémicos desalojos aconsejaría a la policía local sobre cómo actuar ante okupacions “mafiosas”. Premià de Dalt está gobernado por una coalición formada por nueve concejales de Junts y dos del PSC y son precisamente estos últimos los responsables de la cartera de seguridad ciudadana y convivencia. El PSC ha ejercido presión e influido para cancelar el contrato, según fuentes del partido.

El equipo de gobierno de Premia de Dalt -sustentado por 11 ediles frente a la oposición formada por tres de ERC, dos de la CUP y uno de Ciudadanos- firmaron la semana pasada un contrato de asesoramiento (que costaba 3.000 euros más IVA e iba a durar un año) con el polémico fundador de Desokupa, Daniel Esteve, próximo a Vox. El contrato rubricado por el alcalde Josep Triadó (JxCat) no preveía la actuación del personal de Desokupa sino solo el asesoramiento a los policías para hacer frente a las ocupaciones “delincuenciales”.

Tras hacerse público el contrato, comenzaron a caer las críticas a la decisión de Triadó. Le llovieron de su propio partido y el PSC se llevó las manos a la cabeza al comprobar que su propia formación había contratado a Desokupa. Laura Borràs, presidenta de Junts, afirmó que no compartía este tipo de “contrataciones”. “El compromiso de Junts es combatir las mafias de ocupación ilegal impulsando les reformas para acabar con estas prácticas ilícitas”, afirmó. “Trabajamos para combatir estas ocupaciones con nuevas herramientas que debe de aprobar el Parlamentar”. Carles Bosch, presidente comarcal de Junts al Maresme, discrepó con Borràs y defendió la iniciativa del alcalde. “Nadie mejor que el alcalde de Premià de Dalt conoce lo que pasa en Premià de Dalt. El tiempo dirá si ha sido o no una decisión acertada”.

Esteve se volvió a crecer ante la polémica y en las redes sociales calificó a Triadó de “valiente” y anunció que en el caso de Premià de Dalt “invita la casa” y no cobraría un céntimo al ayuntamiento por las labores de asesoramiento. Este lunes el alcalde ha anunciado que rescindía el contrato con Desokupa. Aún así, ha dejado la puerta abierta para que los encargados de realizar desahucios extrajudiciales asesoren a los policías de Premià.

“Después de que el responsable de la empresa Desokupa manifestara públicamente su voluntad de no cobrar al Consistorio por el servicio de asesoramiento contratado. Consultados los servicios jurídicos municipales, la manera de formalizarlo es que Desokupa presente una instancia en que comunique su voluntad de rescindir el contrato en cuestión y que el Ayuntamiento de Premià de Dalt lo acepte. En esta instancia, la empresa también se ofrecerá a asesorar a la Policía Local de forma gratuita cuando esta lo considere oportuno ante una ocupación mafiosa, según el criterio de este cuerpo policial”, destaca el comunicado del Ayuntamiento. Actualmente no hay ningún inmueble ocupado por las “mafias” en Premià de Dalt y el año pasado solo hubo tres casos.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS