La Justicia tumba la multa que Colau impuso a Idealista por ofertar un piso “solo para españoles”

La juez entiende que el portal no es responsable de los anuncios, mientras la web critica la “estrategia de desprestigio” del Ayuntamiento de Barcelona

Un anuncio de pisos en alquiler en un edificio de Barcelona, en una imagen de archivo.
Un anuncio de pisos en alquiler en un edificio de Barcelona, en una imagen de archivo.JOAN SÁNCHEZ / EL PAÍS

El juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Barcelona ha tumbado la multa que el gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, impuso al portal inmobiliario Idealista por anunciar un piso de alquiler “solo a españoles”, una práctica que entendió discriminatoria. La sentencia considera que la web no es responsable del contenido de los anuncios, como sí lo son los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API). La juez considera la sanción “nula de pleno derecho” y solicita que se declare la nulidad de la sanción “con imposición de costas a la administración demandada”. La juez apunta también a que el Ayuntamiento de Barcelona debería haber requerido a Idealista que retirara el anuncio antes de sancionarles, por lo que no incurrió en la infracción administrativa por la que se les impuso la sanción.

Idealista ha celebrado el fallo en un comunicado: “Con esta sentencia contra Colau y su equipo de vivienda, Idealista obtiene una victoria más sobre el equipo de gobierno municipal y su estrategia de desprestigio, que ha ocasionado un grave impacto reputacional a Idealista, lo que parece ser el verdadero objetivo de todas las sanciones”. Los responsables del portal denuncian “una campaña sistemática de desprestigio por parte del Ayuntamiento” y recuerdan que les han impuesto hasta ocho sanciones “por considerar al portal una agencia inmobiliaria”. El portal también lamenta que el consistorio hizo “máxima difusión mediática” de la apertura del expediente, además de tuits por parte de concejales y el gerente de vivienda sobre la cuestión. El portal celebra haber “ganado dos de los ocho recursos interpuestos contra el consistorio”.

Los hechos se remontan a diciembre de 2019, hace casi tres años, cuando el ejecutivo municipal abrió un expediente sancionador (que contemplaba una multa de hasta 90.000 euros, por estar tipificada como muy grave en la Ley del Derecho a la Vivienda) al portal y a la inmobiliaria The New House Barcelona por “discriminación en el acceso a la vivienda” después de ofertar un piso de alquiler en el que solo se permitía que hubiera inquilinos españoles. El caso surgió de una denuncia ciudadana a la Oficina para la No Discriminación del Ayuntamiento de Barcelona, que tramitó el primer expediente sancionador impuesto por “razón de origen”.

La sentencia da la razón al recurso interpuesto por Idealista. En los fundamentos de derecho, el texto de la magistrada establece un paralelismo entre este caso y sanciones impuestas por la administración a Airbnb, en el sentido de que los portales de anuncios no son responsables de los anuncios que cuelgan terceras personas. En el caso del portal de alquiler vacacional, el consistorio les ha multado por anunciar pisos sin licencia turística, mientras Airbnb responde que hace de intermediario.

“Los usuarios cierran sus transacciones u operaciones fuera de la plataforma, siendo ésta únicamente un punto de encuentro. Es decir, son los usuarios quienes redactan y los publican en la plataforma”, escribe la magistrada sobre Idealista. La plataforma, afirma el texto es “neutra y pasiva”, “no publica nada, son los usuarios quienes lo hacen” e Idealista “realiza una labor de intermediación electrónica, que no debe confundirse con la que llevan a cabo los agentes inmobiliarios”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Fuentes del consistorio, que precisan que la multa se dirigió contra el portal y contra la inmobiliaria, han respondido que “esta sentencia no anula la multa por discriminación en el acceso a la vivienda”. “La multa sigue vigente y es la inmobiliaria que publicó el anuncio quien tendrá que pagarla”. También apuntan que “la sentencia no niega que el anuncio sea ilícito, como resolvió la Unidad de Disciplina de la vivienda, sino que cuestiona la responsabilidad de Idealista” sobre el anuncio. “Se trata”, concluyen las mismas fuentes, “de un debate muy técnico que se está teniendo en este procedimiento y en otros interpuestos contra esta y otras plataformas que se está dirimiendo en los tribunales”.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS