Illa presiona a Aragonès desde Bruselas para negociar los presupuestos catalanes

El líder del PSC se reúne este viernes con el presidente catalán en la nueva etapa iniciada con la salida de Junts del Govern

Salvador Illa (PSC) saluda a la comisaria europea Elisa Ferreira. / PSC
Salvador Illa (PSC) saluda a la comisaria europea Elisa Ferreira. / PSCPSC (PSC)

Salvador Illa, primer secretario del PSC y jefe de la oposición en Cataluña, ha aprovechado su viaje anual a la capital comunitaria para presionar a Pere Aragonés y exigirle que se siente a negociar los cuentas de la Generalitat para el próximo año. “El 1 de enero tiene que haber un presupuesto. El Govern ha colapsado, es el más débil que hay en la Generalitat en décadas. Yo voy a tenderle la mano para negociar”, ha anunciado el socialista con vistas a la reunión que mantendrá este viernes con el presidente catalán. Illa ha transmitido ese mensaje a la salida del edificio de la Comisión Europea, donde se ha reunido con tres comisarios, Paolo Gentiloni (Economía), Elisa Ferreira (Cohesión) y el vicepresidente Maros Sefcovic.

Los dos días que Illa ha pasado en Bruselas -miércoles y jueves- los ha aprovechado para reivindicar la necesidad de que Cataluña cuente con unos nuevos presupuestos en 2023 y exigirle al Ejecutivo de Aragonés que haga lo necesario para que sea realidad. Y lo necesario, ha sostenido, con un Govern monocolor apenas respaldado por algo más de 33 diputados en el Parlament, pasa por negociar para recabar apoyos. Por ello, también ha utilizado que este jueves en el Congreso de los Diputados los presupuestos generales del Estado han superar el primer trámite, al salir derrotadas las enmiendas a la totalidad, para subrayar todavía más el mensaje.

Según ha explicado el líder de la oposición, escoltado por el eurodiputado del PSC Javi López, este viernes acudirá a la reunión con Aragonés para “escuchar lo que tenga que decir” el presidente. Después reiterará su oferta de mano tendida, sin que eso signifique que vaya a dar un cheque en blanco a ERC porque su objetivo es negociar las cuentas y su prioridad política es “construir una alternativa”.

Aragonès ha decidido gobernar en solitario y ha rechazado la sugerencia de En Comú Podem de construir una mayoría estable de izquierdas. Por ahora, ha mantenido reuniones con los comunes, Junts y la CUP al considerar que son los socios potenciales con los que puede pactar las cuentas. Pese a que el PSC cuenta con 33 escaños, el president no ha querido dispensarle ningún trato prioritario al haber sellado alianzas con los otros tres grupos en el pasado. En 2022, el Parlament aprobó los presupuestos con el voto a favor de los comunes. En la última semana, el Govern perdió votaciones en el Parlament -el plan estadístico que hasta hace una semana, salvo Vox, todos los grupos apoyaban- al contar solo con el apoyo de los parlamentarios de ERC.

La agenda de Illa estos dos días en la capital comunitaria ha sido muy apretada, con múltiples reuniones con miembros del Ejecutivo europeo, del Parlamento, funcionarios catalanes en las instituciones comunitarias, el embajador español ante las instituciones europeas y el delegado de la Generalitat, a quien, según su versión, ha trasladado el resultado de sus encuentros. Con quien no se ha visto, ha sido con el expresident Carles Puigdemont, algo que ha descartado cuando se le ha preguntado expresamente por esto.

A pesar de su habitual tono calmado, Illa sí que ha dejado un mensaje crítico con los últimos gobiernos catalanes y el procés justo cuando este jueves se cumplen cinco años de la proclamación de la república fallida. “Es importante estar en Europa”, ha señalado, antes de recalcar que “Cataluña es una región importante en la Unión Europea que debe recuperar la presencia que tuvo en el pasado”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Manuel V. Gómez

Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS