Tráfico reduce la velocidad en tres tramos de la AP7 en Cataluña y anuncia nuevos radares

Las nuevas restricciones tienen por objetivo reducir la siniestralidad y los colapsos provocados por accidentes tras la supresión de los peajes

Autopista AP7 a la altura de Santa Perpètua de Mogoda, en una imagen de archivo.
Autopista AP7 a la altura de Santa Perpètua de Mogoda, en una imagen de archivo.

El Servei Català de Trànsit (SCT) de la Generalitat y el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana han llegado a un acuerdo por el que, en menos de dos meses, se reducirá la velocidad a 100 y 80 kilómetros hora en tres tramos de la autopista AP7 y se incorporarán radares en otro tramo. Concretamente, los tramos afectados son entre Calafat y L’Ampolla (Tarragona), entre el Papiol y Montornès (Barcelona) y en la conexión de la N-II en el sur de Girona–Orriols. Con estas actuaciones, se busca reducir la siniestralidad en estos puntos, que ha aumentado en los últimes meses.

En septiembre se cumplió un año desde que se eliminaron los peajes de la AP7. Una gratuidad que desplazó a miles de conductores de las carreteras secundarias a esta autopista, donde se han aumentado los colapsos y la accidentalidad. Por ese motivo, el SCT envió en agosto una propuesta al Ministerio para actuar en 10 tramos de la vía, más de un centenar de kilómetros, y reducir la velocidad a 100 kilómetros hora. Generalitat y Ministerio se han reunido y, al final, se ha optado por un acuerdo entre ambas administraciones con las que se prevé combatir la siniestralidad incidiendo solo en cuatro tramos (82 kilómetros en total).

El director del SCT, Ramon Lamiel, ha resumido este miércoles las estadísticas de la autopista. “La AP7 concentra hoy el 17% de la siniestralidad de todas las vías catalanas y en lo que va de año ha habido que lamentar 23 muertes. Es cierto que ha aumentado la accidentalidad en esta autopista, pero también se ha rebajado la siniestralidad en el conjunto de carreteras catalanas un 16%”, ha destacado Lamiel.

En 2019 fallecieron en domingos hasta 34 personas en las carreteras de Cataluña, mientras que este año lo han hecho 14. “Hay una reducción de muertes en la carretera los domingos, ya que la movilidad se ha dirigido a las vías rápidas una vez liberadas de peaje. Como contrapartida, en la AP7 se ha aumentado un 40% la movilidad de vehículos privados y un 30% la de vehículos pesados. Han aumentado un 11% los accidentes con víctimas y, sobre todo, han aumentado un 100% las congestiones vinculadas a los accidentes en esta autopista”, ha resumido el director de SCT.

Tras constatar con estadísticas que la AP7 tiene un problema, especialmente tras la supresión de los peajes, el secretario general de infraestructuras del Ministerio de Transportes, Xavier Flores, ha anunciado los tramos donde se cambiará la velocidad “en cuestión de semanas, como mucho, uno o dos meses”.

Se limita la velocidad en los dos sentidos de la marcha en el tramo comprendido entre Calafat y L’Ampolla (Tarragona). Además de esta reducción, el Ministerio ha anunciado que licitará un tercer carril en este tramo. Por su parte, el SCT ha advertido que los camiones tienen una limitación que les obliga a circular por la derecha y a no más de 80 kilómetros hora en este tramo durante los periodos de “máxima intensidad” de circulación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Entre Altafulla y Constantí (Tarragona), en sentido sur, el SCT ha constatado que la pendiente hace circular a mayor velocidad, provocando un aumento de accidentes. La Generalitat ha anunciado la instalación de un radar de tramo que limite la velocidad a 120 kilómetros hora, pero hasta que no se instale los Mossos realizarán “programas de control de la velocidad”.

En el área de Barcelona, entre el Papiol y Montornès, se reduce la velocidad a 100 kilómetros hora. En este tramo SCT quiere instalar un sistema de velocidad variable con técnicas inteligentes. De esta manera, nunca se superarán los 100 kilómetros hora, pero Trànsit podrá modificar la velocidad gracias a las pantallas que instalará.

La conexión de la N-II en el sur de Girona–Orriols, en lo que se denomina Ronda de Girona, se realizará una prueba piloto que ha explicado Flores: “Es un tramo de cuatro carriles y queremos especializar el carril derecho solo para las entradas y salidas de la zona de Girona. Ese carril tendrá una limitación de 80 kilómetros hora. De esta forma tres carriles serán continuos y el de la derecha será para entradas y salidas. Para entendernos, los camiones que vayan a Francia circularán por el segundo carril de la derecha y no por el de la derecha de todo”.

El director del SCT se ha mostrado razonablemente orgulloso con las modificaciones, ya que abarcan siete de los diez tramos que propuso (82 de los 100 kilómetros), el organismo catalán. Ambas administraciones se han emplazado a seguir estudiando modificaciones en la velocidad de la vía una vez probadas estas cuatro primeras reducciones de velocidad.

82 kilómetros de la AP7

El acuerdo permite que en menos de dos meses se actúe en cuatro áreas de la autopista que suman 82 kilómetros.

1.       Girona: Tramo entre Fornells de la Selva y Cervià de Ter (entre el kilómetro 66 y 47 de la AP7). En este tramo hay cuatro carriles y se segregará el de la derecha para las entradas y salidas entre Girona Sur y Girona Norte. La velocidad en este carril será de 80 kilómetro hora.

2.       Vallès: Tramo entre Mollet-Papiol (entre el kilómetro 132 y 161 de la AP7). Se reduce la velocidad a 100 kilómetros hora y se instala un sistema de velocidad variable.

3.        Tarragona: Tramo Altafulla-Constantí (entre el kilómetro 238 y 247 de la AP7). Se instalará un radar de tramo en sentido sur para no sobrepasar los 120 kilómetros hora.

4.       Terres de l’Ebre: Tramo Calafat-l’Ampolla (entre el kilómetro 288 y 313 de la AP7). Se reduce la velocidad a 100 kilómetros hora.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS