Oliva despide al poeta Francisco Brines, su hijo predilecto

La capilla ardiente del último premio Cervantes se trasladará mañana al Palau de la Generalitat

El Ayuntamiento de Oliva ha abierto este sábado la capilla ardiente con los restos mortales del poeta Francisco Brines.
El Ayuntamiento de Oliva ha abierto este sábado la capilla ardiente con los restos mortales del poeta Francisco Brines.Natxo Frances (EFE)

Decenas de personas han despedido este sábado al poeta Francisco Brines en la capilla ardiente instalada en el Ayuntamiento de su localidad natal, Oliva (Valencia). Las puertas del Ayuntamiento se han abierto poco después de las diez de la mañana de este sábado y permanecerán abiertas hasta poco antes de las 18.00 horas para que autoridades y vecinos puedan dar el último adiós al poeta, recientemente galardonado con el Premio Cervantes. El féretro ha sido instalado en la sala de plenos para recibir el homenaje de los vecinos del municipio, al que el escritor se trasladó hace 25 años, a la finca familiar Elca, sede ahora de la fundación que lleva su nombre y que gestionará su legado.

Más información
Francisco Brines, el poeta de la conciliación en una sociedad polarizada
Francisco Brines: ‘La última costa’

Antes de la apertura de la capilla ardiente, los amigos más íntimos y los miembros de la Fundación Francisco Brines han despedido al escritor con un emotivo homenaje en Elca, el lugar en el que pasó su infancia y que inspiró muchos de sus versos y en el que ahora permanecerá y se divulgará su legado, más de 30.000 volúmenes y de fragmentos de Historia del Arte que el escritor fue adquiriendo a lo largo de su vida. El ministro de Cultura, el también valenciano José Manuel Rodríguez Uribes, ha asegurado, en su visita a la capa capilla ardiente que “se nos va un hombre bueno, inteligente y querido por todos”. El ministro ha lamentado que la muerte del poeta y ha recordado que, el día de la entrega del Cervantes, Brines estuvo “divertidísimo, brillante, lúcido y mostró su capacidad de tender puentes”.

La capilla ardiente se trasladará mañana domingo al Palau de la Generalitat, en Valencia, que la acogerá en su Salón Dorado, de 10.00 a 13.00 horas. El Gobierno valenciano decretó el viernes tres días de luto oficial en la Comunidad Valenciana en memoria del poeta, el primer Premio Cervantes con el que cuentan las letras valencianas. Posteriormente, será enterrado en el panteón familiar del Cementerio General de Valencia.

Brines, de 89 años, murió este jueves, apenas una semana después de recibir el premio Cervantes de manos de los Reyes, que se trasladaron hasta su casa para hacerle entrega del galardón.

El consistorio ha hecho público un comunicado en el que expresa su dolor por la “pérdida irreparable” de su hijo predilecto Francisco Brines, al tiempo que ha trasladado sus condolencias a los familiares, amigos y a la Fundación del poeta. El president de la Generalitat, Ximo Puig, destacó la “pérdida enorme” pero, de igual forma, expuso que perdurará su legado, porque “simboliza más que nadie el Mediterráneo, la capacidad de entender el mundo desde la visión de la razón y el corazón”.

Parafraseando las palabras pronunciadas por el poeta para el homenaje que la Generalitat y la Fundación Francisco Brines le brindaron en el Jardín Botànico de Valencia el pasado 13 de abril, el autor de ‘El otoño de las rosas’ “ha cerrado el paréntesis entre dos nadas”, pero “nos deja su obra y la herencia de persona, de actitud ante la vida, de humanidad, de fraternidad”, ha dicho el president.

“Estará siempre entre nosotros” y servirá de fuente de inspiración en la tarea de mejorar la vida de los ciudadanos y ciudadanas de la Comunitat, ha añadido.

Una vecina de Oliva escribe en el libro de condolencias de la capilla ardiente con los restos mortales del poeta Francisco Brines.
Una vecina de Oliva escribe en el libro de condolencias de la capilla ardiente con los restos mortales del poeta Francisco Brines.Natxo Frances (EFE)

Brines se encontraba ingresado en el Hospital Francesc de Borja de Gandia (Valencia) tras pasar por una operación a causa de una hernia solo un día después de haber recibido el Premio Cervantes 2020 de manos de los reyes Felipe VI y Letizia.

El poeta es considerado como uno de los escritores más personales de la lírica intimista en la conocida “generación del 50″. Publicó su primer poemario, Las Brasas, en el año 1959, con el que recibió el Premio Adonais, y en 1966 ganó el premio Nacional de la Crítica por su obra Palabras en la oscuridad. Además, en 1987 recibió el premio nacional de Literatura por El Otoño de las rosas, uno de sus libros más conocidos, y en 1995 La última costa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS