La Comunidad Valenciana vuelve a cerrar el ocio nocturno y pide el aval de la justicia para decretar el toque de queda

El Consell pretende restringir la movilidad nocturna en aquellos municipios con mayor incidencia y limitar a 10 personas las reuniones públicas y privadas en toda la autonomía para frenar los contagios

La Marina, zona de ocio nocturno de Valencia, el pasado 10 de junio.
La Marina, zona de ocio nocturno de Valencia, el pasado 10 de junio.Mònica Torres

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha anunciado que pedirá este viernes a la justicia que avale la imposición de un nuevo toque de queda nocturno en los municipios más afectados por el coronavirus. Según ha indicado Puig, alrededor de 40 localidades cumplen los baremos que perfila Sanidad para que sean escenario de ese toque de queda. Además, el Gobierno valenciano solicitará también limitar las reuniones sociales, tanto en lugares públicos como privados, a 10 personas. Ambas medidas suponen una limitación a la movilidad y al derecho de reunión para la que es necesario el aval del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

La incidencia acumulada del virus en la comunidad es de 239,55 casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, ligeramente por debajo de la media nacional (252,16). También está por debajo de esa media en los tramos de 12 a 19 años (577,11) y de 20 a 29 (777,52), aunque los índices son altísimos. El aumento de los contagios en estos tramos de edad está haciendo que muchos territorios reimpongan restricciones.

Más información
GRAF5750. ORENSE (ESPAÑA), 07/07/2021.- Personas comen en la terraza de un restaurante de Orense, este miércoles. El número de casos activos de la covid-19 en Galicia llega a los 2.917 tras una escalada de contagios de 367 en una sola jornada, un centenar más que el día anterior, mientras la presión hospitalaria continúa casi estable, con un ingresado menos. EFE/ Brais Lorenzo
La variante delta gana terreno en España y ya es mayoritaria en al menos cuatro comunidades
Sanidad basa el freno de la quinta ola de coronavirus en los cribados selectivos y el rastreo

Además de estas medidas, que de momento no se han aprobado, la mesa interdepartamental del Gobierno valenciano, que es la que analiza los datos y adopta restricciones, ha decidido seguir los pasos adoptados ya por otras comunidades ante el aumento de casos. Así, ha decidido cerrar el ocio nocturno, que se abrió hace poco más de un mes, aunque se les permite funcionar con el mismo horario que la hostelería que, en cualquier caso, tendrá que adelantar media hora el cierre: dejar de servir a las 00.00 horas y cerrar a las 00.30. Las medidas, que entrarán en vigor en la medianoche del viernes al sábado y hasta el 25 de julio, incluyen también la reducción del aforo en espectáculos masivos: de 4.000 a 3.000 en exteriores y de 3.000 a 2.000 en interiores.

Protesta convocada por la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) frente a las Cortes valencianas este jueves para reclamar "medidas efectivas para frenar los contagios y amparo económico".
Protesta convocada por la Coordinadora Empresarial de Ocio y Hostelería de la Comunidad Valenciana (CEOH) frente a las Cortes valencianas este jueves para reclamar "medidas efectivas para frenar los contagios y amparo económico". Mònica Torres

Uno de los puntos contra los que pretende luchar el Ejecutivo valenciano es el botellón. Por ello, el Consell pedirá a la policía “máxima vigilancia” y control de medidas en los espacios en los que habitualmente se juntan los jóvenes para beber. Puig ha anunciado que, además, se cambiará la normativa sobre sanciones para que la práctica del botellón pase a ser falta grave y que el límite horario para la venta de alcohol se adelante de las 22 horas a las 20.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, preside la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la COVID-19. En vídeo, la Comunitat Valenciana ha decidido volver a cerrar el ocio nocturno y adelantar media hora el cierre de la hostelería.

Foco en los jóvenes

La llegada de la variante delta, más contagiosa, y la explosión de la incidencia entre los jóvenes de 20 a 29 años son los factores que, a juicio de Puig, han provocado un claro empeoramiento de la situación. Esta variante, “mucho más contagiosa y con virulencia mayor”, ha provocado que la incidencia acumulada se haya multiplicado por seis en un mes, de 40 a 260.

Los brotes de coronavirus se han incrementado un 137% del 28 junio al 4 de julio y el 63% de ellos se origina entre el grupo de edad de 15 y 34 años, mientras que el 24% se produce en la franja de entre 35 a 64 años, según ha señalado la consejera de Sanidad, Ana Barceló.

Por otra parte, Puig ha anunciado que se adelantará a la primera semana de agosto el inicio de la vacunación a los valencianos de entre 20 y 29 años, en lugar de la segunda. El presidente ha pedido a los jóvenes que no bajen la guardia y hagan “un esfuerzo final por el bien de todos y también por el suyo” hasta que estén inmunizados, ya que ahora concentran la mayoría de contagios. “Estamos cerca del final, pero el virus sigue ahí fuera”, ha recordado, y se ha comprometido a seguir intensificando el proceso de vacunación.

El presidente valenciano ha defendido no haber modificado el orden de los tramos de edad en el calendario de vacunación y ha asegurado que, “gracias a la prioridad por las franjas de riesgo, de mayor a menor edad, hoy no tenemos a ningún mayor de 75 años en UCI, que son los que mayor tasa de mortalidad tienen”. También ha comparado las cifras actuales de hospitalizados (243) con las de enero (4.777) y las de UCI ocupadas (25 frente a 670).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS