PUERTO DE VALENCIA

La naviera MSC confía en adjudicarse la terminal norte del puerto de Valencia en octubre

La compañía anuncia la vuelta de sus cruceros a la capital valenciana

Uno de los cruceros de MSC durante una escala en el puerto de Valencia en 2019.
Uno de los cruceros de MSC durante una escala en el puerto de Valencia en 2019.

El director general de la naviera MSC en España, Francisco Lorente, confía en que la Autoridad Portuaria de Valencia le adjudique el próximo octubre la terminal norte del puerto, contra cuya construcción se han pronunciando Compromís y Unides Podem, dos grupos políticos que forman parte del Gobierno valenciano. Lorente ha señalado que respeta las discrepancias políticas respecto a la ampliación pero ha defendido que el proyecto cumple con los pliegos y las normativas. “Los problemas políticos internos los tendrán que resolver ellos”, ha dicho.

Lorente ha puesto en valor una inversión en la nueva terminal por encima de los 1.000 millones de euros, “y creo que es lo suficientemente importante como para que en vez de poner palos en las ruedas, se pusiera un poquito de aceite para que rodara mejor”, ha expresado el directivo.

El responsable del grupo italo-suizo ha recordado que MSC lleva 46 años en el puerto de Valencia y “queremos estar otros tantos por lo menos”, mientras que partidos como Compromís, que han expresado sus reticencias mediambientales al proyecto, ”hoy están y mañana no lo sé”. El directivo ha apostado por superar la batalla entre puerto y ciudad, que deben conocerse mejor, respetarse y convertirse en aliados.

Más información

El debate en torno a esta obra portuaria polémica por su impacto ambiental y económico dura cerca de dos años. La pertinencia de que se redacte una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA), diferente a la aprobada en 2007, sigue en pie en opinión de partidos políticos como Compromís, de algunos expertos y de organizaciones ecologistas y vecinales, sobre todo, después de los cambios realizados en el proyecto original.

En febrero de 2020, el puerto de Valencia, responsable de adjudicar la construcción y explotación del proyecto a una filial del gigante marítimo MSC, redujo su ampliación norte para suavizar el efecto sobre el frente marítimo valenciano y evitar una nueva declaración de impacto ambiental porque retrasaría la obra. El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, informó entonces de que la prolongación del dique de abrigo, de 503 metros de longitud, no se haría, y tampoco se ampliaría el dragado, que queda en los 18 metros actuales frente a los 22 que se pretendían.

Regresan los cruceros

La compañía, especializada en el transporte de mercancías y pasajeros, inicia la temporada de cruceros el próximo viernes con la llegada a Valencia de su buque de última generación MSC Grandiosa. La temporada se prolongará hasta noviembre después de que la pandemia obligara a todas las compañías a suspender sus rutas habituales. El ejecutivo ha adelantado que Valencia formará parte de las escalas de la línea de cruceros de lujo (la marca Premium), según ha explicado en Valencia el vicepresidenta de MSC Cruises, Gianluca Suprani.

Según el vicepresidente, la compañía tiene un nivel de reservas alto y espera volver este ejercicio a los datos de 2019. El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Aurelio Martínez, presente en el acto, ha estimado que la economía de la ciudad ha perdido 72 millones de euros por la interrupción de los cruceros ante la irrupción de la covid-19.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50