VIOLENCIA MACHISTA

El juez cita a la madre del presunto asesino de Marta Calvo para declarar como testigo

El magistrado convoca a la progenitora de Jorge Ignacio Palma a petición de las acusaciones particulares. La Guardia Civil rastrea una zona cercana a Manuel en busca del cuerpo de la joven

Jorge Ignacio Palma, a su llegada al juzgado de Alzira, hace dos años.
Jorge Ignacio Palma, a su llegada al juzgado de Alzira, hace dos años.Mònica Torres

El juez de Instrucción número 20 de Valencia ha citado a declarar a la madre de Jorge Ignacio Palma, presunto asesino de la joven valenciana Marta Calvo y de otras dos mujeres, Lady Marcela Vargas y Arliene Ramos. Todas ellas fallecieron tras mantener relaciones sexuales con el investigado, que empleó grandes cantidades de cocaína. La madre, Pilar Jacome, tendrá que acudir a declarar el 15 de octubre a las 10 en calidad de testigo tras la petición de dos de las acusaciones para tratar de desvelar si encubrió a su hijo en los crímenes.

Palma, de 39 años, está acusado de dos delitos de homicidio/asesinato consumado; tres delitos de homicidio en grado de tentativa; un delito de omisión del deber de socorro; un delito contra la integridad moral/lesiones; contra la salud pública; un delito de profanación de cadáveres y otro de agresión sexual. Palma declaró a la Guardia Civil cuando se entregó el 4 de diciembre de 2019 que había descuartizado a Marta Calvo por un ataque de pánico cuando se despertó y comprobó que estaba muerta en su casa de la población valenciana de Manuel a donde había acudido el 7 de noviembre de aquel año.

Los investigadores no concedieron mucho crédito a esta versión del sospechoso, que tuvo tiempo en su huida de preparar la estrategia de defensa. Sus palabras, además, no se han podido confirmar. Las fuerzas de seguridad no han encontrado ningún rastro de la joven de 25 años pese al gran despliegue realizado durante meses, tanto en el vertedero de Dos Aguas como en los lugares donde Palma confesó que había arrojado partes del cuerpo de la mujer y en otros enclaves sospechosos por la ubicación de su móvil. Este martes se ha iniciado otra búsqueda a raíz del testimonio de una vecina. Asegura que vio un coche con el maletero abierto y un hombre cerca del mismo en una carretera de la zona poco después de que despareciera Marta Calvo, según ha avanzado el periódico Las Provincias.

Agentes de la Guardia Civil acompañados de perros adiestrados rastrean una zona entre abandonada entre las localidades valencianas de Manuel y Villanueva de Castellón, en la que hay una casa abandonada y un pozo. Según ha explicado a EFE el portavoz de la familia materna de la joven, Mariano Navarro, se trata de una zona en la que hay “un pozo abierto y profundo”, que se podría haber utilizado para deshacerse del cuerpo de Marta Calvo. La casa está situada junto a la carretera comarcal CV-562, que une Manuel con Villanueva de Castellón, y cerca de un cruce que va a la localidad de Senyera.

Durante esta mañana se ha podido ver a agentes de paisano acompañados de perros adiestrados en la casa abandonada y en los naranjos que hay a su alrededor, y al parecer a partir de este miércoles se ampliará el despliegue de medios en esta nueva búsqueda que puede durar varios días.

Marta Calvo envió por whatsapp a su madre su ubicación cuando fue a la casa de Palma en Manuel. Es lo último que se supo de ella. Y allí acudió Marisol Burón para buscar a su hija, preocupada porque no sabía nada de su hija desde hacía unos días. Burón llegó a preguntar a Palma, que dijo no saber nada, y a otros vecinos de la población. Luego, la madre denunció la desaparición y el hoy encarcelado huyó, iniciándose así una doble búsqueda: la de la desaparecida y la del sospechoso.

La relación de Palma con su madre

Una de las acusaciones particulares, ejercida por el letrado Juan Carlos Navarro, pidió al Juzgado que citara como testigo a la madre para saber si encubrió a su hijo tras la muerte y desaparición de la joven. En concreto, esta acusación requirió esta declaración tras la prueba pericial del investigado y las últimas diligencias realizadas por la Guardia Civil para encontrar el cadáver de Marta Calvo. En su escrito, el abogado ponía de manifiesto que el resultado del informe forense “confirma” que el acusado ha ido facilitando informaciones contradictorias en la causa.

Además, subrayaba que la llegada de la madre del investigado durante los días de la desaparición de Marta Calvo “no es casual”. La madre se trasladó de Mallorca, su lugar habitual de residencia, a Valencia, donde su hijo tenía al menos dos casas alquiladas en Manuel y l’Olleria.

El letrado reconocía en su petición, no obstante, que a la madre le ampara el encubrimiento impune respecto de su hijo, tal y como recoge el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, pero lamenta que no se le haya interrogado o no haya dado su versión respecto del conocimiento que tiene de los hechos denunciados por las otras víctimas. “Incluso su testimonio podría servir para confirmar las explicaciones ofrecidas por el investigado”, señalaba.

Además, apuntaba la posibilidad de si la estrategia de la defensa sería citarla para la celebración del plenario y ofrecer una versión sorpresiva que “impidiera a las acusaciones reaccionar con nuevas pruebas, vetadas por tardías, para desmentir o confirmar la posible versión venidera”. Navarro ejerce de abogado de las familias de Lady Marcela Vargas y Arliene Ramos y de siete de las ocho supervivientes de encuentros con Palma, en los que también se repetía supuestamente el mismo modus operandi: introducía a las víctimas sin advertirles grandes cantidades de cocaína en el ano y la vagina que podían causar intoxicaciones, como sucedió en algunos casos.

Cuando estalló el caso de Marta Calvo, la Policía y la Guardia Civil empezaron a rastrear todos los movimientos previos del colombiano Jorge I. Palma y sus antecedentes y descubrieron que había mantenido relaciones sexuales con dos jóvenes que también habían muerto tras estar con él. Y al menos ocho mujeres más denunciaron también que habían sido víctimas del investigado, que se encuentra en prisión.

También los abogados de la madre de Marta Calvo, Pilar Jové y Vicente Escribano, habían solicitado al juez la declaración de la madre de Jorge I. Palma. El testimonio de un amigo del investigado manifestó que veía “extraño” que Pilar Jacome no supiese nada de los sucedido por la relación cercana que mantenía con su hijo y por su presencia en los días posteriores a la desaparición de Calvo en Valencia, según recoge el diario Levante-EMV.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS