El documento base del congreso federal del PSOE alerta ante “la amenaza del neocentralismo”

La ponencia marco recibe enmiendas de Comunidad Valenciana, Galicia, Asturias, Andalucía y Euskadi en favor de la España plural

En el centro, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
En el centro, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.EVA ERCOLANESE/PSOE HANDOUT (EFE)

La conveniencia de la desconcentración de las instituciones públicas más allá de Madrid ya es un debate abierto. El próximo congreso federal del PSOE discutirá las bases del socialismo que lidera el también presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su ponencia marco, en la que se alerta ante “la amenaza del neocentralismo” y de quienes “desprecian los logros evidentes del Estado de las Autonomías”.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, ha abanderado en los últimos meses el reclamo de la periferia, la necesidad y beneficios de la desconcentración de organismos públicos y la apuesta por una España vertebrada. Según las enmiendas presentadas por las diferentes federaciones socialistas no solo la Comunidad Valenciana sino también Andalucía, Euskadi, Cataluña y Baleares apoyan que desde el partido se promueva la descentralización.

La amenaza del neocentralismo de la que habla la ponencia marco está planteada como alerta ante las posturas que han llevado al problema catalán. “La España multinivel moderna es la que ofrece cauces democráticos de diálogo y pacto en el marco de la ley para dar salidas a situaciones como la de Cataluña, en clave de mayor profundización del Estado de las autonomías”, señala el texto. Sin embargo, las enmiendas quieren ampliar el foco y señalar que la amenaza no solo afecta a Cataluña sino que “la promoción de los idiomas cooficiales y la sensibilidad hacia sentimientos de pertenencia diversos” debe ampliarse a otros territorios. Así lo expone la Comunidad Valenciana, que además reclama el reconocimiento del derecho civil propio o Ourense que pide “un encaje adecuado a las nacionalidades históricas”. Las enmiendas de los socialistas andaluces van en otro camino y reclaman, al igual que lo hacen en otros puntos de debate, “no generar agravios comparativos en materia de financiación que ahonde el surco ya abierto entre Cataluña, Navarra y el País Vasco con el resto de los territorios del Estado”, comunidades que califica de “ricas e insolidarias”.

Pedro Sánchez ya se mostró a favor de abrir esa puerta a la desconcentración, aunque apuntó que la iniciativa puede ser una herramienta contra la despoblación y no un avance en la descentralización territorial. La promoción de la desconcentración de la que habla el documento base sobre el que debatirán los socialistas en el congreso, que se celebra el próximo fin de semana en Valencia, pide fomentar “el traslado total o parcial de las sedes de diversos organismos a distintas ciudades del país” y no hace referencia al reto democrático. Asturias, en una enmienda, sostiene que con esta apuesta se cumplirá plenamente “con el principio constitucional de desconcentración de la administración, constatando el contrapeso al “efecto capitalidad” que obtiene Madrid en detrimento del resto del territorio” y apuesta directamente por el traslado de “órganos constitucionales”. Esta teoría coincide con la de los socialistas valencianos quienes, además, pretende que el documento incluya algunos datos que dan cuentan de la concentración de organismos públicos en Madrid. Así indican que el conglomerado “supera con mucho la proporcionalidad con su población o con su carácter capital; Madrid representa el 14% de la población española, pero en cambio, concentra el 29,2% de todos los funcionarios que dependen del Estado”. Consideran que esa condensación supone “un freno determinante al desarrollo de su carrera profesional por parte de ciudadanas y ciudadanos no residentes en Madrid”. En este sentido, tanto la federación balear como las juventudes socialistas han enmendado el texto para que el PSOE señale que la desconcentración “podría ayudar a cubrir los puestos públicos de determinados territorios dónde, además de que el nivel de vida es más alto que el sueldo que se percibe, son destinos poco atractivos por la dificultad de desarrollo de una carrera profesional”. Indican también que, dada la dificultad de que se cubran las plazas, se han de buscar “formas de compensar estas desigualdades si no queremos que la Administración del Estado desaparezca en esos territorios”.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), manifestó su negativa a dejar que las instituciones se implanten en otros territorios. Cataluña reclama desde hace años el traslado del Senado y, de momento, es la única autonomía sede de un órgano judicial como es la Escuela Judicial. Durante años fue sede de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Sin embargo, el PSC no ha incluido enmiendas sobre la desconcentración de las instituciones públicas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS