Valencia reforzará la policía de noche para contener el botellón

El alcalde Joan Ribó y el concejal Aarón Cano apuestan por la prevención porque no quieren que estas concentraciones de gente se conviertan en una guerra campal con los agentes

El alcalde de Valencia Joan Ribó y el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano.
El alcalde de Valencia Joan Ribó y el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano.Ayuntamiento de València

Las quejas vecinales por las molestias de los botellones que tienen lugar en diferentes barrios de Valencia —Benimaclet, plaza del Cedro o plaza de Honduras, entre otros enclaves— han obligado al Ayuntamiento de la capital a reforzar los controles policiales. El alcalde Joan Ribó y el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, se han reunido este martes para tratar el problema y han resuelto reforzar con 30 agentes el servicio nocturno de la Policía Local para prevenir la concentraciones de gente. El consistorio también agilizará las sanciones por consumo de alcohol en la calle, también a los estudiantes Erasmus, y los incumplimientos de los locales

Ribó ha explicado tras entrevistarse con Cano y el jefe de la Policía Local de Valencia, José Vicente Herrera, que las medidas van orientadas a la prevención y contención de los botellones porque “no queremos que estos se conviertan [como ha sucedido en Madrid o Barcelona] en una guerra campal entre los concentrados y los agentes de policía”.

Las asociaciones de vecinos de diferentes barrios de Valencia han manifestado en las últimas semanas su desesperación por el ruido, que impide el descanso de los residentes, y la suciedad que dejan tras de si las concentraciones de cientos de personas que salen de fiesta y beben en la calle de noche.

“Esta ciudad se divierte y sabe vivir, pero también debe saber dejar dormir a las personas. Pedimos a todos los que practican botellón que sean responsables porque si no, tomaremos todas las medidas necesarias para garantizar el derecho a dormir y al descanso de todas las personas. La advertencia está clara para aquellas personas que alteren la convivencia ciudadana: la policía los sancionará y la tramitación de la multa será rápida”, ha asegurado Ribó.

El concejal Aarón Cano ha detallado que se estudiarán medidas “como el baldeo y el cerrado de zonas, pero sobre todo imitar el modelo que llevamos en Hondura y Cedro”. Estas zonas se han vallado como medida disuasoria. Sin embargo, ha explicado que en Benimaclet “hay una trama urbana muy diferente, y debe prevalecer la visión técnica policial, porque quizás cerrar la plaza no es lo más adecuado”. Sobre el número de policías en esta actuación especial, Cano ha dicho que se incorporarán “a servicios extraordinarios del cuerpo de la UCO de unos 30 agentes”.

El alcalde Ribó ha explicado también que se ha acordado hacer “un seguimiento semanal” del problema del botellón, y ha anunciado la creación de una comisión entre régimen sancionador, Policía Local y Espacio Público “para que las sanciones que se produzcan se agilicen al máximo”.

En este sentido, el alcalde, el alcalde ha manifestado que se están buscando soluciones “para que aquellas personas que no son de nacionalidad española puedan ser sancionadas”. “Me refiero al colectivo de los Erasmus”, ha concretado, “porque pensamos que a veces forman parte de estas reuniones y también deben aplicarse los mecanismos de prevención, contención y sanción como cualquier español”. “Valencia es la capital de España con más Erasmus, y queremos que tengamos muy claro que las sanciones que podamos poner llegarán a casa de sus padres”, ha asegurado Ribó.

El alcalde ha descartado completamente la creación de un botellódromo, porque “detrás del botellón hay consumo excesivo de alcohol y desde el punto de la salud no lo podemos favorecer, aunque sería la solución fácil”. Ribó ha recordado que hay 50 policías “que van a entrar muy rápidamente” en el cuerpo municipal y “las oposiciones para más de 200 policías que a lo largo del año que viene se podrá poner en marcha”.

Cano ha reconocido que el botellón “es un problema de convivencia ciudadana”, y en este sentido ha valorado el esfuerzo de la Policía Local en zonas como la plaza de Honduras o el Cedro “que no están bien, pero su evolución es mejor que en semanas pasadas”. Cano anuncia que la acción se iniciará ahora también “en el foco de Benimaclet”.

“Lo que no vamos a hacer nunca es aplicar medidas como en otras ciudades que no solo no aminoran el problema, sino que lo convierten en un problema más complejo, como los disturbios y problemas de seguridad ciudadana”, ha señalado el regidor de Protección Ciudadana.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS