La Generalitat inicia la resolución anticipada de la ATE del nuevo Mestalla

El Valencia CF asegura estar preparado para asumir el impacto económico de perder la ventaja urbanística

La fachada del Mestalla, estadio del Valencia CF.
La fachada del Mestalla, estadio del Valencia CF.DAVID GONZALEZ (DIARIO AS)

La Consejería de Política Territorial de la Generalitat va a iniciar el trámite para resolver anticipadamente la Actuación Territorial Estratégica (ATE) que en su día se otorgó al Valencia CF para impulsar la construcción de un nuevo estadio de fútbol en la avenida de las Cortes Valencianas y que caduca en 2025, según confirmaron desde el departamento que dirige Arcadi España.

El último informe emitido por la Abogacía de la Generalitat constata que existe una “obligatoriedad jurídica” por parte del Consell de resolver anticipadamente la ATE después que el club no haya ejecutado las fases previstas en el acuerdo. La consejería ultima el escrito que desencadenará el trámite de resolución y que tiene previsto llevar al pleno del Consell del próximo 19 de noviembre.

El proceso, indican desde la consejería, pondría fin a la ATE “como herramienta urbanística” aunque también se recuerda que el club promotor tiene “la potestad” para “decidir si se mantienen o no las previsiones de planeamiento, basándose siempre en el interés general”. El informe de la Abogacía otorgaba a esta consejería la facultad en caso de caducidad de derogar unas previsiones y mantener otras según el “interés general”.

En agosto de 2007 se iniciaron las obras del nuevo estadio en la avenida de las Cortes Valencianas con la idea de que se inaugurara en 2011 pero dos años después, en febrero de 2009, el Valencia CF paralizó las obras por la falta de liquidez económica.

Tras varios anuncios de que se retomaba el proyecto, la Generalitat, mediante un acuerdo del Consell del 29 de junio de 2012, aprobó esta ATE que aumentaba la edificabilidad en las parcelas del actual Mestalla, estadio donde todavía juega el club, para facilitar su venta y por lo tanto sus posibilidades de reemprender las obras del nuevo estadio.

Casi tres años después, el 15 de mayo de 2015, el Boletín Oficial de la Provincia publicó los nuevos plazos y compromisos que adquiría el Valencia como promotor de la ATE, que entró en vigor 15 días después, es decir el 30 de mayo de 2015.

Los incumplimientos del club en las fases que ya debían haberse acabado propiciaron el informe y han llevado a la Consejería de Economía también a denegar la ampliación de los plazos que solicitó el club en abril. El club ha asegurado estar preparado para asumir el impacto económico de perder la ATE. Además, la entidad ha anunciado que en unas semanas presentará un plan para acabar el estadio con la inyección de dinero que recibirá por el acuerdo entre LaLiga y el fondo CVC.

No obstante, el club está en desacuerdo con la decisión de la Consejería de Política Territorial y apunta que quien tiene la potestad para decidir sobre la ATE es la Consejería de Economía, que dirige Rafael Climent, y se aferran a su última resolución en la que no aceptaron la prórroga pedida por el club pero reiteraron que se mantenía la fecha de finalización en 2025.

La entidad está a la espera de que en cuestión de semanas el cierre del acuerdo entre el fondo CVC y LaLiga le suponga una inyección de más de 100 millones de euros y poder retomar las obras y no ve oportuno decretar la caducidad de la ATE en esta situación.

De hecho, la entidad piensa que lejos de ayudar a resolver un problema que afecta al club pero también a la ciudad de Valencia, la decisión puede dificultar la solución aunque reitera su decisión de acabar la infraestructura.

La ATE concedida en 2015 aumentaba la edificabilidad de la parcela del actual estadio de Mestalla lo que debía permitir al club venderla por más dinero pero estaba condicionada a una serie de plazos que el club no ha cumplido y que las administraciones le achacan como promotor mientras que la entidad las justifica por retrasos del Ayuntamiento de València y los efectos del covid-19.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS