Ximo Puig se lanza a la búsqueda de una mayoría con la intolerancia como único límite

El secretario general de los socialistas valencianos revalida su liderazgo tras neutralizar las mínimas tensiones del 14 congreso del PSPV

El presidente de la Generalitat valenciana y secretario general del PSPV, Ximo Puig, junto al secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la clausura del XIV Congreso del PSPV-PSOE en Benidorm.
El presidente de la Generalitat valenciana y secretario general del PSPV, Ximo Puig, junto al secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la clausura del XIV Congreso del PSPV-PSOE en Benidorm.Joaquín Reina (Europa Press)

Con la socialdemocracia con principio fundamental pero “con la puerta abierta sin frentismos y sin doctrinas”, así ha lanzado el revalidado secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig, el mensaje de la búsqueda de una mayoría, tal y como ha proclamado en la clausura del 14 congreso del PSPV. Una puerta, según ha dicho, “por la que entra la mayoría de la sociedad valenciana” y en la que el único límite, la única reserva el derecho de admisión será la intolerancia. “No pedimos carné para entrar”, ha incidido.

Ximo Puig ha hablado del PSPV como un partido “con vocación mayoritaria que quiere ganar mayorías” y aunque en ningún momento ha hablado de elecciones, ni campañas, ni siquiera de periodos preelectorales, sí ha dejado el patente el encargo de “ampliar horizontes, ensanchar la mirada y creer en nuestra meta”, según sus propias palabras. “Somos un partido al servicio de la sociedad, un partido que no se mira al ombligo, que quiere abrazar a la inmensa mayoría de los ciudadanos”, ha proclamado. En ningún momento ha hablado de siglas, ni de la oposición ni de las sus socios de Gobierno.

El líder de los socialistas valencianos sí ha hablado de un “ideario actualizado”, una nueva hoja de ruta del partido que se resume en un documento con diez objetivos y en un proyecto que es el “más sólido de todos los partidos desde la perspectiva teórica”. Este ideario contempla reforzar el Estado de Bienestar y “contribuir a una España cómoda, habitable y con una financiación justa”. “Ahí fuera hay mucho que hacer”, ha señalado antes de pedir que se extienda el espíritu del 40 Congreso, celebrado en octubre en Valencia, el espíritu de la unidad y sin tiempo que perder “en auténticas chorradas”. Puig ha tenido un congreso tranquilo. El plante del sector del exministro y exsecretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, quedó neutralizado en la noche del sábado con la inclusión de cuatro de sus integrantes en la nueva ejecutiva, que ha contado con el apoyo de más del 91% de los delegados. Con la consejera de Sanidad, Ana Barceló, como presidenta, el socialista ha creado además una nueva vicesecretaría general y de Igualdad y ha situado al frente a Ana Domínguez. Más mujeres que hombres y muchos jóvenes conforman la nueva dirección que cuenta con 63 miembros, entre los que hay varios cargos del Gobierno valenciano, la vicepresidenta de las Cortres valencianas, María José Salvador, y en la que repite Manolo Mata, como vicesecretario general.

En un discurso frente a los más de 450 delegados socialistas valencianos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y las ministras Reyes Maroto (Industria) y Diana Morant (Ciencia), Puig ha agradecido el apoyo para volver a liderar el PSPV, “después de 14.000 días de militancia”

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS