La Generalitat valenciana suprime todas las restricciones por la covid excepto la prohibición de fumar en terrazas

La obligatoriedad de usar mascarillas en interiores se mantiene al ser una norma estatal

La consejera de Sanidad, Ana Barceló, durante la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la covid celebrada este jueves.
La consejera de Sanidad, Ana Barceló, durante la reunión de la Mesa Interdepartamental para la Prevención y Actuación ante la covid celebrada este jueves.Juan Carlos Cárdenas (EFE)

La Generalitat Valenciana ha suprimido todas las restricciones relacionadas con el coronavirus excepto la prohibición de fumar en terrazas y la obligación de utilizar la mascarilla en interiores, una restricción de carácter estatal. Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno valenciano, Ximo Puig, tras la Comisión Interdepartamental de este jueves, donde ha defendido que hay una nueva dinámica en la pandemia y que vamos caminando “en dirección a la normalización”. Así, se ha acordado levantar las limitaciones que aún afectaban a los sectores de hostelería y restauración, ocio y entretenimiento, cines, teatros o anfiteatros, actividades físicas y deportivas de carácter general, acontecimientos con alta concentración de personas y festivales de música.

En todos estos espacios y actividades, por tanto, solo se aplicará la normativa general de uso de mascarilla todavía vigente en toda España, de manera que seguirá siendo obligatoria en interiores, en los medios de transporte público y en los acontecimientos multitudinarios al aire libre cuando los asistentes se encuentren de pie o sentados a menos de metro y medio.

Asimismo, también decae la obligatoriedad de disponer de pasaporte Covid para acceder a residencias y centros sociales. Ximo Puig, ha señalado que, gracias a la “corresponsabilidad” ciudadana, “la Comunidad Valenciana está en las mejores condiciones para afrontar una nueva etapa” que “se ha de vivir con la máxima normalidad y con la máxima precaución”.

Todos los indicadores valencianos muestran que se camina hacia la “normalización”, con índices bajos de ocupación hospitalaria y un alto grado de inmunización, ha señalado Puig, que se ha referido también a que ya está vacunada el 93,7 % de la población mayor de 12 años.

No obstante, ha pedido “prudencia” a la ciudadanía, y ha señalado que el uso de la mascarilla ha permitido salvar vidas, por lo que ha señalado que, aun cuando pase en su momento a dejar de ser obligatoria, será “aconsejable” seguir utilizándola en determinados espacios.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS