COOPERATIVA AGROALIMENTARIA

Anecoop aumenta su facturación un 3% y roza los 1.000 millones antes de la actual campaña marcada por la incertidumbre

Joan Mir, director general de la cooperativa, asegura que las cadenas de distribución de Bielorrusia “presionando al gobierno” de Alexander Lukashenko para que levante el veto a productos europeos

De izquierda a derecha, Alejandro Monzón, presidente de Anecoop, y Joan Mira, director general del grupo
De izquierda a derecha, Alejandro Monzón, presidente de Anecoop, y Joan Mira, director general del grupoKike Taberner

“Ni al guionista más creativo de Hollywood” se le hubiera ocurrido la serie de desastres e imprevistos que está marcando estos meses y la actual campaña, ha comentado este viernes Joan Mir, director general de Anecoop, en alusión a la sexta ola del coronavirus, la guerra en Ucrania y la huelga de transportes. Sin embargo, el primer exportador de frutas y hortalizas de España cuenta con recursos y capitalización para enfrentarse a la incertidumbre, ha afirmado.

La facturación de todo el grupo en la campaña 2020-2021 ascendió a 994 millones de euros, un 3% más que el ejercicio anterior. La cifra de negocio de la matriz Anecoop S. Coop. se elevó a 790,3 millones de euros, un 2,6% más. La comercialización en volumen creció en torno a un 2,4% hasta superar el millón de toneladas, si se incluyen las filiales extranjeras del grupo formado por 70 cooperativas y empresas agrarias en España, según reflejan las cuentas que ha presentado este viernes en su asamblea general de socios.

El presidente de Anecoop, Alejandro Monzón, ha destacado en el Palacio de Congresos de Valencia, que “al crecimiento en volumen y facturación se suma que 2021 es el ejercicio de mayor liquidación a nuestros socios”. Ante estos datos, ha manifestado que “si bien esto es una buena noticia en el actual contexto, lo cierto es que todavía queda camino por recorrer para situar al sector primario en el lugar que le corresponde”.

En 2021, las tres bodegas del grupo han obtenido las mayores ventas de la serie histórica de Anecoop Bodegas, tanto en volumen de embotellado como en liquidación, con una facturación por encima de 36 millones de euros en este grupo de productos, de los cuales el 83% corresponde al vino embotellado.

En cítricos, el aumento del 4% en volumen ha ido acompañado de un descenso del 2,6% en facturación. La demanda no ha sido la esperada tras el impulso del consumo en 2020 y se ha notado la competencia de países terceros. Aun así, en la segunda parte de la campaña, Anecoop mejoró su posicionamiento tanto en naranja como en mandarina. En este grupo de productos destaca el limón, que ha rebasado las 33.000 toneladas de comercialización, la mayor cifra hasta la fecha.

Las frutas siguen siendo la familia con mayor volumen de comercialización, 305.881 toneladas. Con un incremento del 5,6%, alcanzan una facturación de más de 260 millones de euros. En un año con menor volumen de caqui, Anecoop ha podido mantener el volumen y “afianzar su posición de liderazgo con una cuota del 50% de las exportaciones españolas” gracias a la integración de un nuevo socio especializado en esta fruta. Las hortalizas constituyen el grupo que más ha crecido en el ejercicio, alcanzando los 231,5 millones de euros, superando por primera vez el 30% de la facturación hortofrutícola con incrementos en todos los productos de mayor peso: pimiento, lechuga, brócoli, pepino y zanahoria. La excepción es el tomate, donde la competencia marroquí cada vez es mayor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Respecto al producto ecológico la tendencia es a seguir creciendo con un volumen comercializado superior a las 32.000 toneladas, un 7,5% más que en 2019-20.

Anecoop exporta actualmente a 85 países. Europa es el principal destino de sus exportaciones con Alemania a la cabeza, con más de 185.000 toneladas comercializadas. En segundo lugar, se sitúa Francia con 172.000 toneladas y en tercer lugar, el mercado nacional, con 162.000 toneladas.

Guerra de Ucrania

La guerra en Ucrania ha generado importantes problemas a la cooperativa, que ha dejado de operar en aquel país, Bielorrusia y Rusia. En un año normal, los tres países suponen 18 millones de euros de facturación para la empresa. No obstante, el embargo que se mantiene a Rusia desde 2014 ha hecho que la caída sea menor. La oficina de Rusia ha pasado de 23 personas antes de la anexión de Crimea a seis en la actualidad.

Respecto a Bielorrusia, que impuso un veto de seis meses a productos alimentarios europeos a principios de año, Mir ha destacado que las cadenas de distribución de aquel país están “presionando al gobierno” de Alexander Lukashenko para que levante esta restricción ante la falta de suministro. No obstante, y pese a que Bielorrusia “no está en guerra”, la vuelta a este país estaría supeditada al fin del conflicto en Ucrania. ha agregado que están habiendo negociaciones al respecto y que hay que esperar al resultado.

Respecto a las claves para afrontar el futuro, Mir ha sostenido la necesidad de “replantear la actual estructura, algo para lo que urge un cambio de mentalidad”. “Solo un sector rentable será atractivo para los jóvenes y favorecerá un relevo generacional exitoso”. De hecho, sobre los cítricos, ha reclamado “un lobby potente, volver a la Intercitrus de la década de 1998 a 2008, que apoye con financiación todas las iniciativas que trabajamos desde el sector y muy especialmente todas aquellas dirigidas a impulsar el consumo de nuestros cítricos frente a los de otros orígenes”.

Además, se ha dado cuenta de la incorporación durante el ejercicio de dos nuevos socios, la Hortofrutícola Costa de Almería y la cooperativa vitivinícola Bodegas San Martín de Navarra. Desde el punto de vista comercial, ha destacado la apertura de la filial Anecoop UK en Reino Unido, y en el ámbito corporativo, la adhesión de Anecoop como socio “Signatory” al Pacto Mundial de Naciones Unidas por la Sostenibilidad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS