OPINIÓN
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Ayuso también se presenta en la Comunidad Valenciana

Es innegable que en este país todo lo que pasa en Madrid adquiere enorme relevancia nacional

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, y la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra durante una reunión del Grupo Parlamentario del PP, el 1 de septiembre de 2022, en Valencia.
El presidente del PPCV, Carlos Mazón, y la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra durante una reunión del Grupo Parlamentario del PP, el 1 de septiembre de 2022, en Valencia.rober solsona (Europa Press)
Bernardo Guzmán

Tras conseguir la potestad para que el president de la Generalitat pueda disolver les Corts anticipadamente y convocar elecciones autonómicas cuando lo considere oportuno, Ximo Puig ejerció hace casi cuatro años por primera vez esta trascendente facultad utilizada por todos los dirigentes que la tienen —digan lo que digan— para buscar la fecha que más les interesa a la hora de convocar a la ciudanía a las urnas. El líder del PSPV adelantó un poco los comicios de 2019 para hacerlos coincidir con las generales al entender que en ese momento a él y a su partido les favorecía que se votara el mismo día algo que, por cierto, recordarán, indignó a sus socios de Compromís que se enteraron de la decisión “por la prensa”.

Ahora, después de numerosas consultas jurídicas, todo apunta a que las elecciones autonómicas del año próximo se volverán a celebrar el último domingo de mayo. Después de mucho debate interno e incluso cambios de criterio, el president ha decidido hacerlas coincidir en esta ocasión con las municipales en la confianza de aprovechar el presunto tirón que tendrán los numerosos y potentes alcaldes y alcaldesas socialistas. La mayor parte de ellos tienen una posición muy consolidada y grandes expectativas de repetir aunque también es cierto que el PSPV debe mejorar nada más y nada menos que en las dos principales ciudades de la Comunitat, València y Alicante, para lo cual empieza a ser urgente que oficialicen las candidaturas de Sandra Gómez y Ana Barceló desterrando dudas y rumores que no hacen más que debilitarlas.

En ese ámbito municipal, el Partido Popular lo tiene más difícil porque salvo grandes excepciones, sobre todo en la provincia de Alicante, no se ha recuperado de la gran pérdida de poder en 2011, viéndose obligado a buscar nuevos candidatos en numerosas poblaciones importantes. A pesar de la implicación personal de los presidentes regional y provinciales junto con el silencioso pero intenso y eficaz trabajo del vicesecretario de Organización, Juan Francisco Pérez Llorca, a estas alturas todavía tienen muchos puestos por cubrir y en demasiados casos perfiles que nos les acaban de gustar aunque tendrán que optar por “el menos malo”.

Me consta que esta coincidencia de autonómicas y municipales para el domingo 28 de mayo de 2023 está muy analizada por todos los partidos políticos. Sin embargo, tengo la sensación que para tener la foto completa se han olvidado que ese mismo día también habrá elecciones en muchas otras comunidades y eso seguro que influirá aquí. Es cierto que no se vota en Cataluña, País Vasco, Galicia, Andalucía o Castilla y León pero sí en el resto. Especial atención merece el caso de Madrid porque es innegable que en este país todo lo que pasa allí adquiere enorme relevancia nacional. La campaña madrileña y especialmente cada movimiento de su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, tendrá gran seguimiento y reflejo en todos los medios de comunicación y puede acabar teniendo influencia a más de 300 kilómetros de la M-50, es decir, en la Comunitat Valenciana.

Como eso, se quiera o no, será inevitable estoy seguro que acabará siendo valorado por nuestros candidatos autonómicos. Ximo Puig rescatará y alentará sus públicas confrontaciones ideológicas y de gestión con la presidenta madrileña mientras Carlos Mazón intentará aprovechar su tirón, como el de Feijóo, para su asalto a la Generalitat. Nos guste más o menos, está demostrado que además de la gestión propia y otros muchos factores, la política nacional influye en el voto valenciano. Así que podemos aventurar que Ayuso estará muy presente en la campaña de nuestras elecciones autonómicas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS