La Aemet no emitió ninguna alerta por fuertes vientos para la noche en la que murió un chico en el festival Medusa

El informe de la agencia certifica que un reventón cálido fue el causante de las condiciones meteorológicas que derrumbaron parte de las estructuras del recinto

Miembros de seguridad en la entrada de las instalaciones del festival, al día siguiente de que se partieran varias estructuras.
Miembros de seguridad en la entrada de las instalaciones del festival, al día siguiente de que se partieran varias estructuras.DAVID EXPÓSITO

El titular del juzgado número 4 de Sueca (Valencia) ya ha recibido el informe de la Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, sobre las condiciones que se dieron la madrugada del 12 al 13 de agosto cuando un fenómeno meteorológico derribó parte de la estructura del festival Medusa, que se celebraba en Cullera, y que acabó con la vida de un chico de 22 años y provocó heridas a otras 40 personas. El informe recoge los avisos de fenómenos adversos que se emitieron para ese día entre los que solo aparece una alerta por calor. También existía un aviso de tormentas pero fijadas para el mediodía del sábado 13 en Castellón y en el interior norte de Valencia, lejos del punto en el que ocurrió la tragedia.

En sus conclusiones, el informe indica que en la madrugada del viernes día 13 de agosto, cuando en el recinto se encontraban unas 50.000 personas, “una serie tormentas en fase de disipación llegó a zonas bajas del prelitoral y litoral de Valencia poco después de las tres de la madrugada”. “La zona del festival y la zona oeste del mismo se vio afectada con una probabilidad alta por un reventón cálido de origen convectivo, que provocó un brusco ascenso de temperatura, un acusado descenso de humedad relativa y rachas muy fuertes de viento”, añade, en un relato que coincide con lo declarado por algunos testigos que hablaron de un calor que quemaba. La Aemet estima que las rachas máximas de viento pudieron oscilar entre los 70 y los 100 kilómetros por hora pero que, incluso dentro del recinto, variaron, ya que en la zona oeste provocaron mayores efectos que en la parte este.

El escrito explica que un reventón cálido es “un caso especial de reventón que ocurre cuando la corriente descendente, después de atravesar la capa de aire cálido y seco donde se va acelerando encuentra una capa estable, relativamente fresca y húmeda, cerca de la superficie, suficientemente delgada para no impedir que la corriente llegue al suelo. “A la vista de los efectos observados en la zona del festival durante las dos visitas realizadas, los daños son coherentes con que se hubiese producido un reventón cálido en la zona del festival Medusa de Cullera”, señala.

El perito que firma el informe, que es el responsable de Climatología de la Agencia Estatal de Meteorología en la Comunidad Valenciana, José Ángel Núñez, ha explicado además a la agencia EFE que fenómenos como el reventón cálido que se produjo en Cullera “obedecen a unas condiciones meteorológicas y había entornos favorables para que se produjeran”. Aun así ha especificado, tal como sostuvo la propia Aemet en sus perfiles de redes sociales los días siguientes al incidente, que es “imprevisible” determinar la hora y el lugar concreto en los que se van a producir.

El juzgado está ahora pendiente del informe de los técnicos que revisaron las instalaciones y sigue con la toma de declaraciones para investigar por qué cayó parte de la estructura del escenario y de los accesos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS