Compromís apea la polémica por la candidatura de Baldoví y se centra en defender su reforma fiscal para subir los impuestos a los más ricos

La coalición reclama un nuevo impuesto de lujo que penalice los bienes inscritos a nombre de sociedades

La ejecutiva de Compromís ha exigido que la reforma fiscal sea coherente con el pacto del Botànic y plantea un nuevo "impuesto al lujo".
La ejecutiva de Compromís ha exigido que la reforma fiscal sea coherente con el pacto del Botànic y plantea un nuevo "impuesto al lujo".COMPROMÍS (COMPROMÍS)

La ejecutiva de Compromís ha decidido aparcar, de momento, la polémica por el inesperado anuncio del diputado Joan Baldoví de presentarse como candidato a encabezar la lista autonómica sin aclarar si cederá el puesto a Mónica Oltra en el caso de que sea desimputada. La coalición ha preferido centrarse en la defensa de su reforma fiscal, que enmienda la presentada por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el debate de política general de la semana pasada. Mientras que Puig habló de una rebaja del IRPF a las rentas de menos de 60.000 euros, Compromís propone compensar la merma de esa rebaja en las arcas públicas con una subida a las rentas más altas así como un aumento del Impuesto del Patrimonio. Además, la ejecutiva ha decidido reclamar también la creación de un impuesto al lujo “que grave la inscripción de bienes en sociedades mercantiles”.

Durante la reunión celebrada en la tarde de este martes ha habido alusiones a la decisión de Baldoví, críticas por las formas y el momento, y defensas por su derecho a presentarse y el carisma del diputado. Pero el debate no ha pasado de ahí. Baldoví decidió anunciar en Madrid su intención de presentarse a las primarias en las que se elegirá al candidato a encabezar la lista autonómica pero no dejó claro si cederá el puesto a Mónica Oltra en el caso de que la justicia resuelva a tiempo y a favor de la exvicepresidenta del Consell, imputada por la gestión del caso de abusos de su exmarido a una menor tutelada. A la salida de la reunión, la coportavoz y miembro del antiguo Bloc (Més) Àgueda Micó ha negado que el anuncio haya provocado una ruptura dentro de la coalición y ha recordado que el proceso de presentación de candidaturas acaba en enero y que estas son abiertas no solo a afiliados y simpatizantes de Compromís sino a toda la ciudadanía. El también coportavoz y miembro de Iniciativa, Alberto Ibáñez, ha precisado que, en este momento, no hay ningún candidato del partido, sino una persona que ha decidido dar un paso adelante.

Así, el debate se ha centrado en la defensa de la reforma fiscal “coherente con el pacto del Botànic”. “No hay una propuesta de una parte sobre las del resto”, ha dicho Ibáñez insistiendo en que la anunciada por Puig es solo una propuesta. “La nuestra es solvente y está más en la línea de los que asesora la cátedra de tributación autonómica”, ha indicado y ha dejado claro que aunque Compromís no se sentará a negociar la reforma con líneas rojas, “en un gobierno de coalición, la codecisión es fundamental”.

Sobre el nuevo impuesto al lujo que defenderá Compromís, este estará encaminado a destapar a aquellas personas que ponen a nombre de sus sociedades mercantiles bienes que nada tienen que ver con la actividad productiva de la empresa. Sería como un impuesto de patrimonio para las sociedades pero solo para aquellos bienes que no forman parte de su actividad empresarial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS