Puig anuncia la inmediata aprobación de la reforma fiscal pese a que los socios de Botànic no la dan por cerrada

Compromís y Podem exigen que el acuerdo de subida de impuestos para el año que viene esté pactado antes de apoyar el decreto de rebajas

El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante su intervención en la sesión de control del pleno de las Cortes celebrado este jueves.
El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante su intervención en la sesión de control del pleno de las Cortes celebrado este jueves.Biel Aliño (EFE)

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado que el decreto sobre la reforma fiscal se aprobará el próximo lunes, en un pleno extraordinario, tal como ha dicho en la sesión de control de las Cortes celebrada este jueves. El decreto incluirá la rebaja fiscal anunciada por el socialista en el debate de política general que supone una reducción del tramo autonómico del IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) para el próximo año, con efectos retroactivos al 1 de enero de 2022, que beneficiará las rentas medias y trabajadoras que ganan hasta 60.000 euros al año. Los socios del PSPV en el gobierno del Botànic, Compromís y Podem, anunciaron su intención de aprobar las medidas siempre que se compensara la pérdida de ingresos de manera que la reforma fuera verdaderamente progresiva y se elevara la carga impositiva a las rentas más altas, a través del propio IRPF o con un incremento del Impuesto del Patrimonio, entre otros. Esta subida no puede tener efectos retroactivos por lo que entraría en vigor a partir del año que viene, pero los socios de los socialistas consideraban que el mismo decreto debía incluir tanto las bajadas como la propuesta de subidas para el año que viene.

Según fuentes de la negociación, tanto Compromís como Podem han accedido finalmente a que el decreto únicamente incluya las medidas anunciadas por Puig, que recoge también el aumento del 10% del mínimo personal y familiar del IRPF (las cantidades deducibles en el impuesto como cuantía mínima de supervivencia) porque, formalmente, son las únicas que se pueden aplicar ya. Sin embargo, exigen que el acuerdo con las subidas, que se incluirá en la ley de presupuestos, esté cerrado antes de apoyar el decreto con la reforma de Puig.

Fuentes tanto de Compromís como de Podem admiten que la negociación está “adelantada” y “madura”, pero mantienen que sin el acuerdo global que incluya la subida a los que más tienen no apoyará el decreto de bajadas anunciado por Puig. El jefe del Gobierno valenciano, en su anuncio, sí ha señalado que el Consell continuará trabajando para incluir medidas que avancen en la progresividad fiscal a través del proyecto de ley de Presupuestos para el próximo ejercicio.

“Se trata de un acuerdo global que no está cerrado”, afirman fuentes de la vicepresidencia segunda, liderada por Héctor Illueca (Podem). “El decreto se apoyará cuando el acuerdo general esté cerrado y pactado”, señalan fuentes de la vicepresidencia primera que preside Aitana Mas (Compromís). Tanto unos como otros admiten que la negociación puede descarrilar, aunque ambos confían en que se llegue a un pacto.

Las peticiones de los socios del PSPV se centran en una subida de impuestos que equilibre la merma de los 150 millones de euros que supondrán las medidas anunciadas por Ximo Puig. Las figuras a través de las que se pretende compensarlos son el IRPF, con una mayor imposición a las rentas de más de 60.000 euros, el Impuesto del Patrimomio, el de Sucesiones y el de Trasmisiones.

Tras el anuncio de Puig, la síndica del PP, Mª José Catalá, ha acusado al president de”amenazar” a sus socios que, a su juicio, deja entrever que esta bajada no está cerrada ni consensuada 23 días después de que la anunciara. En los pasillos de Les Corts, Catalá ha reprochado a Puig que “utiliza la tribuna para amenazar a sus socios y darles un ultimátum” y que pretenda aprobarla el lunes “sea como sea y sin el respaldo de Compromís y Podemos”, según informa Europa Press. La portavoz de Compromís, Papi Robles, ha asegurado que no se sienten “nada presionados” por el líder del PSPV y ha confiado en que “habrá acuerdo” siempre que se garanticen los ingresos y que haya medidas para que los más ricos paguen más impuestos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, la portavoz del PSPV, Ana Barceló, ha garantizado que la reforma estará “preparada y ultimada para el lunes” y que en el pleno el acuerdo estará “cerrado totalmente”.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS