Compromís prescinde de Mireia Mollà y fuerza su destitución como consejera de Agricultura

Ximo Puig nombra a la secretaria autonómica de Salud, Isaura Navarro, como sustituta de la alicantina que ha tenido varios enfrentamientos en el seno de su coalición y de la Generalitat

La consejeera de Agricultura, Mireia Mollà, durante la presentación del Informe del Estado del Medio Ambiente en la Comunitat Valenciana del periodo 2017-2022, la semana pasada en el centro Bombas Gens de Valencia, antes de pedir a dos consejerías mayor agilidad para tramitar proyectos de energía solar.
La consejeera de Agricultura, Mireia Mollà, durante la presentación del Informe del Estado del Medio Ambiente en la Comunitat Valenciana del periodo 2017-2022, la semana pasada en el centro Bombas Gens de Valencia, antes de pedir a dos consejerías mayor agilidad para tramitar proyectos de energía solar.GVA (GVA)

La vicepresidenta primera de la Generalitat valenciana, Aitana Mas, ha decidido prescindir de la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, también de Compromís, y proponer a la actual secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, como sustituta. Mollà ha protagonizado en las últimas semanas un enfrentamiento con otras consejerías a las que responsabilizó de la lentitud con la que se tramitan las plantas fotovoltaicas.

El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha destituido a Mollà y nombrado a Navarro en virtud del reparto de cargos del acuerdo de Gobierno suscrito entre los tres socios que lo conforman, PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem. Más y Puig han mantenido un breve encuentro hace unas horas en el Palau de la Generalitat.

Encuentro entre Ximo Puig y Aitana Mas en el que la vicepresidenta le ha perido al primero el cambio en el Consell, de la cuota de Compromís, este martes, en el Palau de la Generalitat.
Encuentro entre Ximo Puig y Aitana Mas en el que la vicepresidenta le ha perido al primero el cambio en el Consell, de la cuota de Compromís, este martes, en el Palau de la Generalitat.Generalitat Valenciana

Según fuentes de Compromís, Mas llevaba ya unos meses estudiando un posible cambio en el Consell y ha decidido ejecutarlo ahora, porque, según apunta en un comunicado remitido por el propio gobierno valenciano, “es necesario hacer cambios que apuesten por la unidad dentro del Consell, que requiere estabilidad y cohesión ante el difícil contexto socioeconómico”.

Según una nota institucional, la actual situación obliga al Consell “a centrarse en la aprobación de los presupuestos y el desarrollo de las políticas transformadoras del Botànic, particularmente aquellas vinculadas a la protección social de las familias y las empresas valencianas”.

La sintonía entre la ahora vicepresidenta primera y la ya exconsejera de Agricultura, ambas de Iniciativa, uno de los tres partidos que componen Compromís, nunca ha sido buena. La salida de Mónica Oltra de la vicepresidencia y la elección de Mas como sustituta dejó descolocada a la ahora exconsejera alicantina. La tensión se ha incrementado en las últimas semanas con otros compañeros de coalición y de la Generalitat después de que responsabilizara a Economía, en manos de Compromís, y a Territorio, en manos del PSPV, de la lentitud en la gestión administrativa de nuevos proyectos de campos fotovoltaicos. Tras afirmar que la Comunidad Valenciana suspendía en transición ecológica, Mollà hizo un llamamiento a “todo el Gobierno valenciano a impulsar la tramitación de estas plantas de menos de 50 megavatios que tienen cabida en nuestro territorio, y hacer frente a la transición energética y a la guerra energética que está asolando a las familias y a las empresas”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Mollà defendió que su consejería “ha puesto sobre la mesa las herramientas idóneas para que (dichas plantas) tengan toda la garantía ambiental” e instó al resto de departamentos implicados -en referencia a Economía y Política Territorial, que no mencionó- a “intentar hacer los mismos esfuerzos y el mismo compromiso por la transición energética justa y sin impactos”.

La vicepresidenta y portavoz del Consell, Aitana Mas, le contestó el viernes pidiendo “evitar tensiones y personalismos” para “remar todos en la misma dirección para agilizar al máximo” implementación de la transición energética de cara a 2030. La portavoz parlamentaria de Compromís, Papi Robles, también se desmarcó de las críticas de Mollà: “Vísteme despacio que tengo prisa. Hagámoslo bien, que de aquí a unos años nos arrepentiremos. Milagros, a Lourdes”.

A Mireia Mollà se le reprocha desde hace un tiempo en el seno de Iniciativa del Poble Valencià que fuera demasiado por libre en la gestión de una de las consejerías con más peso en el Consell. Ya hace tiempo que Mollà y Mónica Oltra, líder de Iniciativa, se distanciaron. La dirección de Compromís también ha sido consultada y ha dado el visto bueno al relevo.

Por el contrario, Isaura Navarro es una persona de absoluta confianza de Oltra, además de una dirigente histórica de Iniciativa. La exdiputada en el Congreso ha sido llamada hace unas horas para ocupar su nuevo cargo, tras luchar contra la pandemia del coronavirus como secretaria autonómica de Salud Pública.

Fuentes del entorno a Mireia Mollà se considera que “la decisión es incomprensible”. “No hay y no se ha dado ninguna argumentación que justifique una decisión de este calado, que además abre a un crisis en Compromís y en el Consell, que pone en riesgo la consecuencia de un tercer gobierno del Botànic. Una decisión de estas características a poco más de cinco meses de la disolución del parlamento es incomprensible”, han añadido.

Sobre la malestar ocasionado por las declaraciones de Mollà relativas a la lentitud de la energía solar, las mismas fuentes sostienen que la exconsejera no hizo más que repetir lo que en otras ocasiones ha señalado Puig y ella misma con el fin de agilizar la transición. También recuerdan que Mollà recomendó el nombramiento de Mas como directora general de Transparencia en la primera legislatura del Botànic, nombre que recibe el Gobierno de izquierdas de la Generalitat por el lugar donde se firmó el primer pacto, el Jardí Botànica de Valencia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS