Los comunes piden a PSC y ERC que se olviden de los “vetos” cruzados

Jéssica Albiach, candidata de En Comú Podem, afirma que la única alternativa de izquierdas es la suma de las tres fuerzas

Jéssica Albiach, este jueves, en el acto de inicio de campaña.
Jéssica Albiach, este jueves, en el acto de inicio de campaña.Kike Rincón (Europa Press)

Los comunes no han perdido ni un segundo en esta campaña electoral del 14-F que acaba de arrancar y han pedido tanto al PSC como a Esquerra Republicana que se dejen de “vetos cruzados” y que sean conscientes de que la única alternativa para formar un gobierno progresista y de izquierdas que sea una alternativa al actual Ejecutivo es la suma de esas tres fuerzas para formar un tripartito. “Instamos a las fuerzas progresistas a que se dejen de vetos cruzados”, ha recalcado Jéssica Albiach, candidata de En Comú Podem. “Eso es una cosa del pasado. Nadie tendrá mayoría absoluta”.

Más información
Los presos del procés salen de la cárcel el primer día de campaña
Las incógnitas sobre el supuesto efecto Illa
Comienza la campaña con la mirada puesta en los jueces

Albiach ha pronunciado un discurso en la ejecutiva de Podemos, presidida por Pablo Iglesias, y ha acusado a Esquerra de no renunciar a un Govern con Junts per Catalunya, a la que ha definido como una fuerza neoliberal y con tintes “supremacistas”. Y a Salvador Illa, candidato socialista, de querer pactar solo con los comunes y de “fabular” con una correlación de fuerzas que no existe ni en la calle ni en el Parlament. “Hay que hablar claro y ser valientes. Estas elecciones no van de quien queda primero, sino de articular una mayoría suficiente”, ha afirmado Albiach recordando el caso de Ciudadanos, vencedor en 2017 con 36 escaños que no fue capaz de pactar. ERC quiere un gobierno inviable con los comunes, la CUP -los dos lo rechazan- y Junts.

El llamamiento evoca al que se vivió en 2019 tras las elecciones municipales cuando Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, pidió sin éxito a ERC -vencedor en votos en esos comicios- y al PSC fraguar un tripartito como el que gobernó Cataluña entre 2003 y 2010. No prosperó y al final revalidó la alcaldía gracias al apoyo de Manuel Valls para barrar así el paso a un alcalde independentista. Con todo, la relación entre comunes y ERC no es mala: los independentistas han avalado el proyecto de tranvía y los presupuestos.

El partido de Ada Colau nació en 2017 con la vocación de ser alternativa de gobierno en Cataluña pero de momento solo se ha consolidado en Barcelona ciudad además, eso si, de ser una de las formaciones que sustentan el Gobierno de Pedro Sánchez y que propuso a Manuel Castells, que participa hoy en campaña, como ministro de Universidades. Catalunya en Comú logró en 2017 ocho escaños y ahora la encuesta del CEO, el CIS catalán, difundida este viernes, pronostica que puede repetir ese resultado o sufrir un ligero retroceso hasta seis. El partido ha vivido un mandato convulso con la pérdida de su líder, Xavier Domènech, y del sector más soberanista camino de ERC.

Colau se volcará en la campaña con media docena de actos y Pablo Iglesias participará en un par

Colau se volcará en la campaña con media docena de actos y Pablo Iglesias participará en un par. Rosa Lluch, hija del exministro socialista Ernest Lluch, es la candidata por Girona y uno de los principales activos de la campaña. En un acto al aire libre ante el hospital Clínico de Barcelona, desangelado y sin público, En Comú Podem arrancó este jueves la campaña con un mensaje claro de la alcaldesa, que planteó la urgencia de que se produzca un cambio de Govern -”Al actual ni está ni se le espera”- y reclamó “respeto” para la ciudadanía en esta situación de pandemia que ha costado la vida en Cataluña de 18.000 personas y una crisis socio-económica sin precedentes. “Vamos a hablar claro y a ser sinceros con las propuestas”, afirmó.

Bajo el lema El cambio que Catalunya merece, Albiach recalca que son una fuerza “indispensable” para que haya un nuevo Gobierno que supere una etapa de “confrontación” y “desgobierno” y blinde derechos sociales. “Si ERC ha apoyado los Presupuestos más expansivos, ¿por qué Cataluña no se merece también esa alianza?”, se ha preguntado. Sin enarbolar ya el referéndum de autodeterminación como en otras campañas, los comunes defienden una “negociación” en la mesa de diálogo que cristalice en un acuerdo que sea votado por los catalanes.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS