Comuns, ERC y PSC exhiben su acuerdo en Barcelona con una foto de familia y una inversión de 30 millones

Los tres grupos municipales pactan un fondo de inversión para proyectos de proximidad

Ernest Maragall, Ada Colau y Jaume Collboni escenifican el pacto en el Ayuntamiento de Barcelona
Ernest Maragall, Ada Colau y Jaume Collboni escenifican el pacto en el Ayuntamiento de BarcelonaCarles Ribas

La coalición de gobierno municipal formada por BComú y PSC ha llegado a un acuerdo este martes con el grupo municipal de ERC para impulsar un fondo de inversión de 30 millones de euros destinados a proyectos de proximidad en todos los distritos de Barcelona. El acuerdo económico —escenificado este martes con la fotografía conjunta de la alcaldesa Ada Colau, el teniente de alcalde socialista, Jaume Collboni, y el líder republicano, Ernest Maragall— llega cuando se está negociando el futuro Govern al otro lado de la plaza Sant Jaume, en el Palau de la Generalitat. ERC niega que sea posible un nuevo tripartito pero los Comuns siguen apostando por él.

Más información
Barcelona desconvoca la junta local de seguridad en medio de una semana de disturbios por Hasél
Colau y Maragall pactan los presupuestos de Barcelona
El secesionismo acelera la búsqueda de un pacto para neutralizar a Illa

“El pacto que anunciamos hoy es un acuerdo exclusivo de ciudad. Desde que comenzamos el mandato buscamos los pactos con las fuerzas progresistas. Hemos aprobado dos presupuestos y este detalle presupuestario destinado a los barrios. Creo que necesitamos acuerdos entre las fuerzas progresistas porque es bueno para la ciudadanía. Y si estos acuerdos son posibles en otras instituciones yo siempre los apoyaré”, ha destacado Colau tras ser preguntada sobre la posibilidad de un tripartito de izquierdas en la Generalitat.

Pese a que ERC ha participado en la fotografía en el Consistorio, Maragall ha sido tajante sobre si era posible replicar la misma imagen en la Generalitat: “No hay un acuerdo posible de este tipo [entre las tres formaciones políticas] en el gobierno de Cataluña”. Por su parte, el líder socialista, Jaume Collboni, también ha destacado que el acuerdo anunciado este martes ha puesto “sobre la mesa Barcelona, la ciudad y sus intereses”. El primer teniente de alcalde ha destacado: “La fragmentación política impide gobernar si no es sobre la base del acuerdo y del diálogo”.

El pacto forma parte del acuerdo presupuestario de 2021 que ya preveía reservar el fondo de proximidad que ahora se concreta en 83 proyectos de inversión. Se destinarán dos millones de euros por distrito y los 10 millones restantes se distribuirán siguiendo criterios de población y renta. La mayoría de inversiones previstas están destinadas a la mejora de equipamientos (11,5 millones), parques, juegos infantiles, espacios públicos y carriles bicis (4,8 millones) además de la adquisición de fincas y locales que se consideren de interés público. También se utilizará para reforzar los servicios sociales y de atención con actuaciones concretas para hacer frente a la “emergencia social y de vivienda” apoyando el tejido productivo y la ocupación y proyectos para el fomento de la actividad económica.

Entre los proyectos presentados está el de iniciar el proyecto de ampliación de la biblioteca Andreu Nin en el edificio del Borsí, definir el proyecto para restaurar el edifico del invernáculo del parque de la Ciutadella o el del Taller Masriera del Eixample. También con estos fondos se bajará a la calzada el carril bici de Gran Via entre plaza Espanya y plaza Cerdà o se pacificarán los entornos escolares. Todos los proyectos deberán ser aprobados por los tres grupos —BComú, PSC y ERC— y una comisión que se reunirá cada dos meses para realizar el seguimiento.

Tras la presentación del acuerdo, Colau ha pasado de puntillas por la polémica dentro de su equipo de gobierno después de que el Ayuntamiento aplazara la junta de seguridad local —la misma semana que se están produciendo altercados por el encarcelamiento de Pablo Hasél— y Collboni reclamara el mismo día su celebración. “El orden público es competencia de Mossos y la Guardia Urbana colabora con ellos. Hay un contacto regular y diario entre ambos cuerpos. Tenemos contacto con el consejero de Interior y quizás tengamos más contactos específicos. La junta de seguridad trata de temas ordinarios y en los próximos días se convocará”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS