Iglesias: “El proyecto del PP es la destrucción de la democracia y la libertad”

El candidato de Unidas Podemos carga contra los “equidistantes” entre fascismo y antifascismo: “Están insultando a las madres y los padres de todas las democracias europeas”

Pablo Iglesias e Ione Belarra llegan con claveles al acto celebrado este domingo en Collado Villalba.
Pablo Iglesias e Ione Belarra llegan con claveles al acto celebrado este domingo en Collado Villalba.Víctor Lerena (EFE)

El acto arrancó con la versión de Reincidentes de Grândola, vila morena, compuesta originalmente por José Afonso, y se cerró con el himno partisano Bella Ciao. En un 25 de abril —47 años después de la Revolución de los Claveles en Portugal y en el día que se conmemora la liberación del régimen fascista de Mussolini en Italia en 1945— el acto de campaña de Unidas Podemos se convirtió en un homenaje a la lucha por la democracia en Europa. “Contra el fascismo y su violencia, ahora y siempre resistencia”, gritaba Pablo Iglesias al inicio de su intervención este domingo en Collado Villalba, un mitin en el que estuvo acompañado, entre otros, por la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

Mientras sonaba la versión actualizada de la canción con la que comenzó el levantamiento que echaría abajo la dictadura de António de Oliveira Salazar, el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid y su equipo repartían claveles entre el público. “El 25 de abril es un día de orgullo para los demócratas europeos, es un día para recordar que en el ADN de las democracias europeas está el antifascismo”, señalaba Iglesias en el arranque del discurso, después de acercarse a saludar a los simpatizantes que lo escuchaban bajo los paraguas en los exteriores de la carpa en la que se celebraba el mitin.

“Es el día de rendir homenaje a los partisanos italianos, a los capitanes antifascistas del Ejército de Portugal. Y es también el día de recordar a los oficiales españoles de la UMD [Unión Militar Democrática], a los estudiantes que lucharon contra la dictadura, jugándose la vida y la libertad; al movimiento obrero que se organizaba en las Comisiones Obreras; a los partidos políticos de izquierdas que trabajaban en la clandestinidad; a las mujeres que lo dieron todo en las condiciones más difíciles para traer la democracia”, continuó el líder de UP.

“Hoy es el día para recordar a los equidistantes que dicen ‘que ni fascismo ni antifascismo’ que cada vez que manejan esas posiciones vergonzantes están insultando a las madres y los padres de todas las democracias europeas”, remató el exvicepresidente. Hace tan solo dos días Iglesias alteró el curso de la campaña al levantarse de un debate en la Cadena SER y anunciar que no volvería a participar en un cara a cara con la candidata de Vox, Rocío Monasterio, quien había puesto en duda la veracidad de las amenazas de muerte recibidas tanto por él como por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Más información

“El proyecto del Partido Popular es la destrucción de la democracia y la libertad”, criticó Iglesias durante su discurso. “No es casual”, añadió, “que haya salido del PP su escisión fascista. Santiago Abascal era militante del PP, fue alimentado por los chiringuitos de Esperanza Aguirre. Comparad la vida laboral de cualquiera de las personas que está aquí con la del líder de la ultraderecha. Comparad la vida laboral de Ayuso con la de cualquiera de los que están aquí”, reclamó el candidato.

El secretario general de Podemos llamó a una “respuesta masiva” el 4 de mayo en las urnas y advirtió: “No basta con ganar las elecciones. Si después no se hacen políticas que vayan en la dirección contraria a lo que ha hecho la derecha en estos 25 años, volveremos a perder”. El cabeza de lista volvió a defender una reforma fiscal. “¿Cómo puede haber un Gobierno de izquierdas que no exija el cumplimiento de la ley a una minoría de privilegiados para poder financiar la sanidad pública y la educación pública?”, dijo Iglesias. “¿Pensáis que hay que ir a pedirle perdón al Ibex 35 para gobernar en la Comunidad de Madrid?”, preguntó.

“Al fascismo no se le discute, se le combate en las urnas”, señaló por su parte la responsable de Derechos Sociales, Ione Belarra, durante su intervención. “Las políticas neoliberales que se cargan lo público son el caldo de cultivo perfecto para que crezcan los discursos de odio”, añadió la ministra, quien justificó que desde el Gobierno se denunciase el cartel electoral de Vox en el que se compara lo que cuesta un menor extranjero no acompañado y la pensión que recibe una mujer jubilada porque entendían que constituía un delito de odio que desde las instituciones democráticas “no se puede consentir”.

Entre los discursos, destacó también el del histórico sindicalista Agustín Moreno, miembro de la lista de Iglesias a la Asamblea de Madrid. Este recordó que “cinco horas antes” de que Portugal empezase su revolución aquel 25 de abril de 1974, él escapaba de la policía franquista “por la ventana de un tercer piso” en el barrio de Usera. Moreno, profesor de instituto jubilado, animó a ir a votar para “parar al monstruo”.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Sobre la firma

Paula Chouza

Periodista de Política en EL PAÍS. Participó en el lanzamiento de EL PAÍS América en México. Trabajó en el Ayuntamiento de A Coruña y fue becaria del Congreso de los Diputados, CRTVG o Cadena SER. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Santiago de Compostela, Máster en Marketing Político y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción