El PSOE recurre a la gestión de sus alcaldes para movilizar a los votantes

Los 59 regidores socialistas en la Comunidad de Madrid libran desde hace semanas una campaña paralela a la de Gabilondo con la misión de impulsar la participación de la izquierda el 4-M

Ángel Gabilondo, Pedro Sánchez y la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, en el mitin de campaña del PSOE en la ciudad del sur de Madrid.
Ángel Gabilondo, Pedro Sánchez y la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, en el mitin de campaña del PSOE en la ciudad del sur de Madrid.Víctor Sainz

La gestión de los regidores del PSOE en las grandes ciudades del cinturón rojo del sur industrial de la región y del Corredor del Henares se ha convertido en una de las principales bazas de la candidatura de Ángel Gabilondo. Los 59 regidores socialistas en la Comunidad de Madrid libran desde hace semanas una campaña paralela, casi como si se tratase de unas elecciones municipales, con un único propósito: movilizar el 4-M a la izquierda, mucho menos activada que el electorado de la derecha. Gabilondo ha contrapuesto en una docena de actos el modelo municipal del PSOE frente al de Isabel Díaz Ayuso.

La ambición de atrapalotodo de alcaldes como Javier Ayala, que en las elecciones de 2019 arrasó en Fuenlabrada con el 55,5% de los votos, marca la estrategia de campaña que el PSOE está siguiendo en las ciudades donde gobierna. La misión, con las encuestas en contra, no puede ser más ambiciosa: poner fin a los 26 años de gobiernos consecutivos del PP. “Es un voto transversal. No nos votan solo socialistas”, resume el regidor. Gabilondo, con el que el PSOE ganó hace dos años por primera vez las elecciones autonómicas desde 1987 con un respaldo del 27,3%, tuvo ese mismo día un apoyo del 38,7% en la urbe de 195.000 habitantes.

El PSOE tiene claro que el tirón de los alcaldes como Ayala —este martes reclamó en un acto de partido la apertura de la boca de Metrosur en el barrio de El Vivero, “una deuda de la Comunidad con Fuenlabrada” como el centro de salud pendiente desde hace una década—, es el mejor complemento vitamínico para la candidatura de Gabilondo. Salvo en la capital y Torrejón de Ardoz, los socialistas gobiernan en ocho de las diez metrópolis de Madrid de más de 100.000 habitantes. Y, desde Soto del Real a Navalcarnero, están bien implantados en el resto del territorio al frente de Ayuntamientos medianos y pequeños.

“Con la gestión de nuestros alcaldes y alcaldesas, con su acción hemos demostrado que somos la única fuerza política que tiene un proyecto para toda la región. No solo para un par de calles en el centro de Madrid”, resaltó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su segundo mitin de la campaña el domingo en Getafe.

Ante el desafío de una convocatoria de elecciones que el PSOE se encontró encima justo en un momento muy delicado, con los socialistas desplazados por Más Madrid como azote de Ayuso e inmersos en las intrigas sobre el futuro de Gabilondo como posible Defensor del Pueblo, Adriana Lastra tocó a rebato. Tras constatar que el partido se mecía inactivo, la vicesecretaria general del PSOE convocó de urgencia el 8 de abril en Ferraz a los alcaldes de Alcalá de Henares, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Móstoles —el de Leganés no pudo asistir y el de Parla envió a un representante en su lugar— y a los secretarios generales de Entrevías, Puente de Vallecas, Usera y Villaverde, los distritos obreros de la capital. “Nos puso las pilas. Nos dijo que el PP nos concedía una oportunidad pero que había que darlo todo. Por eso mismo, nos pidió un cuadro detallado de todos los actos en cada ciudad y distrito hasta el final de campaña”, cuenta uno de los presentes. “Desde el reparto de propaganda a las reuniones con colectivos y mítines. Todo”, tercia otra de las personas que asistieron al encuentro. Lastra, secundada por Santos Cerdán, secretario de coordinación territorial, tenía sus motivos: quería conocer el calendario con precisión para coordinar el desembarco durante la campaña de ministros y otros miembros del Gobierno y de la dirección federal. “¡Es necesario que todos los trabajadores y progresistas vayan a votar; si no, el voto de la derecha valdrá doble!”, ha afirmado la propia Lastra en los actos en los que se ha desplegado, desde Fuenlabrada a Vallecas.

Enchufados en la campaña

Desde entonces, los regidores están enchufados en la campaña, con mítines propios o con Gabilondo. “Con el empuje de los municipios socialistas y la estabilidad del Gobierno de España, Madrid será imparable”, animó a la participación Sara Hernández, la alcaldesa de Getafe (185.000 habitantes), que en 2019 fue reelegida con el 35% de votos. “Votar es el derecho que nos hace iguales a todos. Vale lo mismo el voto de Ayuso y el de Santiago Abascal que el de cada uno de nosotros”, trasladó la semana pasada el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, con un 32,4% de votos. El regidor denunció el abandono de cientos de ancianos en las residencias de la ciudad en lo más crudo de la pandemia al tiempo que anunciaba un plan de ayudas de 1,5 millones para hosteleros y otros comercios.

En Alcalá de Henares, donde Javier Rodríguez fue reelegido en 2019 con el 37% de papeletas, el PSOE ha buzoneado 50.000 octavillas en las que se destaca el recorte por parte de la Comunidad de 5,5 millones de euros del Plan de Inversión Regional para la ciudad y otro tijeretazo de 750.000 euros para la Policía local. Frente a la falta de ayudas directas del Ejecutivo autonómico a la restauración o el comercio minorista, el Ayuntamiento destinó 3,3 millones en ayudas a los sectores económicos más afectados por la pandemia. La gestión del temporal de enero también está muy presente en la campaña: “Destinamos 1,5 millones para paliar los efectos de Filomena. ¿Qué hizo la Comunidad? De nuevo, sin respuestas de Ayuso”, aparece resaltado en la propaganda electoral.

“Hay mucho más Madrid más allá de la M-30”, suele decir Hana Jalloul, la número dos de la lista de Gabilondo. La movilización en el extrarradio decidirá el 4-M.

La presencia de ministros en la campaña excede con mucha diferencia a la de 2019. “¡Queremos muchas Fuenlabradas, muchos Alcorcones, muchas Alcalás! Lo digo desde este lugar emblemático, desde este sur que existe”, reivindicó Reyes Maroto, la ministra de Industria, la gestión del PSOE el lunes en Fuenlabrada. “¡Tenemos que sacudirnos el polvo de las sandalias y movilizarnos!”, instó a votar la semana pasada la ministra de Educación, Isabel Celaá, en Carabanchel. “Vale lo mismo el voto de un humilde trabajador que el de un rico”, resumió José Luis Ábalos, ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, en Parla.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción