Mónica García: “Si hablamos de lo real, somos capaces de aislar a la ultraderecha”

La candidata de Más Madrid ha sido la gran revelación de la campaña electoral. Desconocida para casi la mitad de los madrileños, su partido es la única formación de izquierdas que todavía no ha tocado techo, según todas las encuestas

Mónica García, candidata de Más Madrid a las elecciones de la Comunidad de Madrid, el pasado miércoles.
Mónica García, candidata de Más Madrid a las elecciones de la Comunidad de Madrid, el pasado miércoles.Carlos Rosillo

Médica de profesión y anestesista en el Hospital 12 de Octubre, Mónica García (Madrid, 47 años) ha sido la gran revelación de esta campaña electoral. En la sede de Más Madrid concreta algunas de las medidas esbozadas en su programa electoral. Desconocida para casi la mitad de los madrileños al inicio de la campaña, la candidata ha sido la única que todavía no ha tocado techo en los sondeos.

Pregunta. Todos los partidos nuevos han intentado superar al partido madre. Ciudadanos, al PP y Podemos, al PSOE. Algunas encuestas hablan de un posible rebase de Más Madrid a Ángel Gabilondo. ¿Creen que existe esa posibilidad?

Respuesta. Estamos a lo nuestro. No lo digo de una manera presuntuosa. Llevamos dos años en esto. Hemos pateado los centros de salud, los colegios, las residencias… Esto no tiene que ver con estrategias con respecto a los partidos que tengo al lado. Mi único fin es que Ayuso no revalide la presidencia.

P. Son el único partido que lleva Madrid en sus siglas. ¿Qué opina del incipiente nacionalismo madrileño y de las frases como “vivir a la madrileña” que ha instalado la presidenta?

R. Nosotros estamos volcados en Madrid. No consideramos que sea una plataforma para hacer política nacional. Creo que Ayuso intenta vender una forma de vivir a la madrileña que tiene que ver más con el vivir en el Lejano Oeste. No refleja el sentimiento madrileño. Tenemos una diversidad que nos hace tener una identidad, pero que está alejada del sálvese quien pueda, del individualismo y del irse de copas.

P. En las residencias de mayores murieron miles de ancianos. Un protocolo de la Comunidad les negó la posibilidad de ir al hospital. ¿Cómo vivió esa situación desde el 12 de octubre?

R. Dije en la Asamblea que las UCI estaban llenas y no me creyeron. Negaron la evidencia de lo que vivimos en los hospitales. Nosotros hemos visto a gente despedirse por teléfono y fallecer sola. Y luego están los mayores, a los que se les negó la posibilidad de auxilio y de derivación. En las residencias hubo un abandono total. En los hospitales, aunque estábamos desbordados, cuidamos a la gente que ingresó. Se ha tratado este asunto con frivolidad. Ayuso dijo hace unos días que lo que sucedió en las residencias no fue trágico, pero es que los datos del exceso de mortalidad de nuestros mayores han estado por encima del resto de comunidades. Ayuso no ha aprendido nada de la pandemia. No está capacitada para gobernar.

Más información

P. ¿Qué quieren decir con hacer un cordón sanitario a Vox?

R. El mejor cordón sanitario es el que vamos a hacer en las urnas. Monasterio no puede llegar a un Consejo de Gobierno. Después de un año de pandemia y de 26 años del PP, no nos merecemos tener a un partido que representa el odio y la intolerancia.

P. ¿Pero eso qué significa, que cuando hable Monasterio en la Asamblea se van a levantar de sus asientos?

R. Nosotros no vamos a entrar en su marco de ruido. Viven del ruido, del odio, de la intolerancia al diferente, el odio al colectivo LGTBI, a las mujeres, a los niños migrantes no acompañados. Existe el debate de qué hay que hacer con la ultraderecha. Si rebatirla o ignorarla. Creo que se la debe rebatir y confrontar y, a la vez, tenemos que huir de ese marco constantemente. Nosotros desde Más Madrid intentamos aterrizar la política en las cosas cotidianas, donde la ultraderecha no tiene discurso ni soluciones. ¿Qué pasa en los centros de salud, en los colegios de tus hijos, en las residencias de mayores? Si hablamos de lo real, somos capaces de aislarles.

Mónica García, durante la sesión de fotos en la sede de Más Madrid, el pasado miércoles.
Mónica García, durante la sesión de fotos en la sede de Más Madrid, el pasado miércoles. Carlos Rosillo

P. Si de usted dependiese, ¿preferiría a Ayuso antes que a Monasterio en el Gobierno?

R. No preferimos a ninguna.

P. Pero dado el caso, ¿permitiría que Vox entrara en el Consejo de Gobierno de la Comunidad?

R. Estas elecciones se han convocado para que Ayuso cambie de socio de Gobierno y para que Monasterio ocupe una Consejería de Educación como ha pasado en Murcia. Tendrá que ser Ayuso la que diga rotundamente que con la ultraderecha, no. Ayuso es la que tiene la pulsión por gobernar con la ultraderecha, nosotros tenemos la repulsión. Ella nos mete en un debate falso. Es más, el alcalde Almeida ya ha dicho que le va muy bien gobernando con la ultraderecha.

P. Hablemos de su programa electoral. En el punto 144 proponen medidas para la conciliación, pero no señalan ninguna en concreto.

R. Hay muchas. Ojalá se atajara con una sola. Nosotros proponemos una prestación por hijo a cargo de 1.200 euros. Una jornada laboral de 32 horas y unos planes por sectores. En sanidad tendremos turnos deslizantes y rotatorios. Si no tienes una escuela infantil donde llevar a tus hijos, si no tienes un apoyo para cuidar a tus mayores, si no tienes ayudas para llegar a final de mes… el mundo de la conciliación se hace imposible sin todo esto. Yo ahora puedo conciliar porque dentro de Más Madrid cuidamos unos de otros. Eso le pido a la sociedad. Cuidarnos. En algunos momentos algunos necesitamos más y otros, menos.

P. Proponen reconvertir el Hospital Zendal en un gran laboratorio de la salud, pero no dicen cuánto costaría realizar esta transformación. Este centro ya lleva un coste de 160 millones de euros.

R. Hemos sido muy críticos con el hospital. Más allá del despilfarro, este hospital no ha servido para descolapsar. Esta instalación puede servir como laboratorio de innovación e investigación para pacientes, profesionales y empresas en torno a la salud. Nuestro proyecto costaría 40 millones y daríamos 900 empleos.

P. En la medida 593 ofrecen ayudas al alquiler a los menores de 35 años, pero no dicen de qué tipo. ¿Cuáles serían?

R. El alquiler es un problema de primer orden en Madrid. El problema lo tienen los inquilinos, no los propietarios. Hay que regular el mercado. Regularemos los pisos turísticos por días y no descartamos cerrarlos en el centro. Estuve el otro día en la plaza de Santa Ana y ya solo quedaban 16 familias. Nosotros proponemos un plan de rehabilitación de viviendas vacías, que tenemos cientos de miles en la región, para que se pongan en alquiler para los jóvenes. Además, recuperaríamos las 3.000 viviendas que el PP vendió a los fondos buitre. Hay que hacer política como la ciencia, viendo, aprendiendo, observando lo que está funcionando. Lo que no funciona seguro es que los distritos estén comidos por los pisos turísticos. No podemos perder el tejido vecinal y los comercios de barrio.

P. ¿Se plantean también un impuesto al turismo en la región?

R. No es la primera medida. Nosotros proponemos un nuevo turismo familiar. A aquellas familias que tengan un miembro en paro y quieran venir a Madrid a hacer turismo se les reembolsará el 70% del alojamiento. Así se fomenta otro tipo de turismo que no sea el de la borrachera.

P. En la medida 727 hablan de las casas de apuestas, pero no queda muy clara la propuesta. ¿Se comprometen a cerrar las que están al lado de los colegios? ¿No darán más licencias?

R. Sí, claramente, las dos. Las casas de apuestas son una seña de identidad del desgobierno del PP. Me sorprendió que el consejero de Sanidad tuviera en cuenta el aforo de las casas de apuestas para tomar la medida de los aforos.

P. Hablemos de cultura. Hablan de ayudas al sector, pero tampoco ofrecen cifras.

R. No se ha hablado de ellos durante la pandemia y han sido todo un ejemplo. Nosotros queremos que la cultura sea accesible para todos. Nos planteamos ofrecer un abono cultural. Y, por supuesto, que no solo sea para Madrid capital, sino para toda la región.

P. ¿Qué le diría al hostelero que va a votar a Ayuso?

R. Que Ayuso lo ha dejado en el desierto sin agua y que cuando el desierto lo ha atravesado solo, ella misma se ha atribuido el mérito. No ha dado ni un solo euro de ayudas a la hostelería.

P. ¿Ha sido un acierto adelantar las elecciones?

R. Ha sido una oportunidad.

P. Al contrario que otros partidos, no se le ha escuchado pedir ni una sola consejería durante toda la campaña.

R. [Ríe] Nosotros pedimos una presidencia.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción