ELECCIONES COMUNIDAD DE MADRID

De Kant a ‘Lady Madrid’: el diccionario madrileño de la campaña electoral del 4-M

Una guía para entender las frases y palabras más comentadas en redes sociales por los políticos durante estos días

La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, durante el último acto de la campaña electoral este domingo.
La presidenta, Isabel Díaz Ayuso, durante el último acto de la campaña electoral este domingo.Olmo Calvo

Todavía sirven cañas y patatas bravas en Madrid. Conviene recordarlo porque la jornada de reflexión también ha servido para comprobarlo. Los 15 días de campaña terminaron este domingo. Han sido dos semanas revueltas en las redes sociales, donde hasta la presidenta Ayuso llegó a tocar la cintura al rey Felipe durante un acto. Monarquía o libertad. O todo conjunto, qué más da ya. Esta es una guía para no perderse con lo más comentado en redes sociales por los políticos durante estos 14 días de campaña:

Más información

Immanuel Kant. Hay que empezar por el final. Ángel Gabilondo se vistió de profesor el domingo. El candidato socialista cerró su campaña citando al filósofo alemán en el último mitin de la campaña. Subido al escenario y en mitad de su intervención dijo: “Y ahora tengo que citar a Kant, yo ya sé que...”, observó. Citar a Kant en Madrid ya parece hasta un acto de rebeldía, pero Gabilondo y su “yo ya sé que...” siguieron: “Resulta que hay un texto por ahí, que no es obligatorio haber leído, pero que no está de más, en el que Kant se pregunta: ‘¿El género humano va hacia lo mejor?’. La respuesta compañeros y compañeras, amigos y amigas, no la olvidaréis jamás. Kant lo que dijo fue: ‘Eso depende de lo que hagamos’”.

‘¡Yes we Bal!’. Si a principios de la campaña los de Ciudadanos lanzaron las camisetas con el lema “Madrileños por Edmundo, el sábado pasado, durante un acto en la plaza Dos de Mayo, un grupo de simpatizantes apareció por sorpresa con carteles que emulaban el eslogan del “Yes, we can” de Barack Obama, pero a la manera de Ciudadanos. No asustarse: “¡Yes, we Bal!”, coreaban. En resumen: los creativos del partido o se han ido al PP o se irán de inmediato.

Cayetanos y coletas. El más cayetano de los cayetanos es Cayetano Martínez de Irujo, que este domingo anunció en La Razón que iba a votar a Ayuso, por si había muchas dudas. Su entrevista fue de lo más comentado en la tertulia del patio tuitero. Y coletas: un día antes del inicio de la campaña, la diputada nacional de Vox, Macarena Olona, publicó un mensaje en sus redes sociales con un insulto a Pablo Iglesias: “Coletas rata”. Estos ataques han sido utilizados durante toda la campaña por las redes sociales de Vox.

Lady Madrid. La presidenta de Nuevas Generaciones del PP, Beatriz Fanjul, acudió este sábado al gran acto de los populares. Sonriente, subió al estrado, agarró el micrófono y dijo: “¿Quién ha sido la primera persona en plantar cara al Gobierno de Sánchez?, ¿quién ha sido la primera, no solo en crear un hospital, sino dos para nuestros enfermos?”. Eso, ¿quién?. “Ayuso”, dijo Fanjul, que continuó: “Ayuso es Lady Madrid ―en referencia a una canción de Leiva―. Es que Ayuso es una mujer con mayúsculas. Es que no hace falta experimentar más”. Lejos de frenar ahí y acabar en alto, soltó un desliz inesperado: “¿Sabéis eso que dicen que más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer? ¡Pues eso, eso es Ayuso!”. El cantante, molesto, ha pedido que no usen más la canción. “No la manoseen”.

Levántate y lárgate. El segundo encuentro de los candidatos en la Cadena SER fue el gran punto de inflexión de la campaña. Monopolizó la conversación de las redes durante días. Fue todo muy rápido. Sin el PP en el estudio de radio, la candidata Rocío Monasterio puso en duda las amenazas de bala que ha recibido Pablo Iglesias y este se levantó al instante. No hubo tiempo ni para saludarse. Iglesias se levantó de inmediato. “Eso, levántate y lárgate”, gritó Monasterio. El PP ―que no acudió a la cita y lo escuchaba por la radio― puso un mensaje en su cuenta Twitter: “Iglesias, cierra al salir. 4 de mayo”. Al rato, con el revuelo mediático, lo borraron. E hicieron como si aquí no hubiera pasado nada. Libertad o borrar de inmediato.

Vivir a la madrileña. La presidenta Ayuso explicó el viernes en el programa de radio de Federico Jiménez Losantos qué significa su famoso eslogan “vivir a la madrileña”. Esta es su versión: “Madrid, como España, como el Rey, son de todos. Vivir a la madrileña es pelear cada día y hacer cosas. En la actitud está el alimento en la vida. Ser madrileño es una actitud en la vida. [...] Madrid es España. Cuando dicen nacionalismo digo no nos confundamos. [...] Aquí nos hemos dado una sociedad próspera y si eso a algunos les da envidia...”.

Higiene menstrual. Más Madrid marcó la agenda mediática de la campaña el 13 de abril con una propuesta. El partido propuso un paquete de medidas para acabar con la llamada pobreza menstrual de la región que, según datos de la organización period.org, afecta a un 20% de las mujeres, que tienen problemas para pagar compresas y tampones por su alto coste. También garantizaron, si llegan a la presidencia, que todos los hospitales, colegios, centros culturales y otros edificios públicos de la Comunidad de Madrid provean de este tipo de productos, al igual que ya ofrecen agua, jabón y papel higiénico de forma gratuita.

La lona del PSOE en la plaza del Callao.
La lona del PSOE en la plaza del Callao. KIKE PARA

Las lonas. El chollo de estas elecciones ha sido vivir en los bloques de edificios que han utilizado los partidos para colgar una gran lona electoral —con la pasta que vale—. Así se arreglan los desperfectos comunitarios. El PSOE puso la primera a la altura de Callao, un codiciado esquinazo a la vista de todos: “Tras la foto, el Gobierno de Colón. Programa en serio. Ángel Gabilondo”. Después, Ciudadanos puso otro inmenso al ladito del Wizink Center donde ―qué casualidad— Ayuso iba a dar su último mitin el domingo. Los de Edmundo Bal colgaron los cinco insultos de la campaña: “Traidor. Fascista. Amargada. Parásito. Rata”. Así estaba el patio. El viernes Más Madrid puso la suya en el número 69 de la Gran Vía —el número de la mayoría absoluta en la Asamblea, guiño, guiño— con el rostro de su candidata y de la presidenta Ayuso: “…Y tan distintas. El remedio contra Ayuso se llama Mónica García”, rezaba el cartel. Solo el PP no ha utilizado los grandes carteles. Vox, eso sí, colocó el suyo en el cercanías de la Puerta del Sol. “4.700 euros por mena y tu abuela 426 euros de pensión”. Fue otro bulo falso. Y no se disculparon.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50