Una residencia de O Incio, Lugo, registra 65 usuarios infectados y cuatro trabajadores

La Xunta de Galicia interviene el geriátrico ante la infección masiva

Traslado, el 25 de marzo, de residentes del centro de la tercera edad Porta do Camiño, de la Xunta, en Santiago, a un hotel cercano para dejar espacio a positivos por covid de las provincias de Lugo y A Coruña. En vídeo, dos fallecidos y 67 contagiados en la residencia de O Incio en Lugo.Vídeo: OSCAR CORRAL | Atlas
Santiago -

La Xunta de Galicia ha decidido intervenir este jueves la residencia del municipio lucense de O Incio tras una infección masiva que ha afectado a más de la mitad de los mayores que viven en ella. Las consellerías de Política Social y Sanidade habían informado horas antes de los resultados de las 190 pruebas PCR practicadas el miércoles en el geriátrico, después de que el Ayuntamiento anunciara la existencia de un caso positivo en la plantilla del centro: 65 de los 128 residentes y tres empleados, además del inicial, están infectados. El consistorio asegura que a consecuencia de estas malas noticias ha reforzado las labores de desinfección en los espacios públicos.

A los casos detectados en O Incio se suma otro trabajador más con positivo en la Residencia DomusVi Monforte, en el municipio lucense de Monforte de Lemos, donde se ha registrado un brote con más de una veintena de infectados. De este modo, según el balance de la Xunta, los usuarios infectados por covid-19 en residencias en Galicia ascienden a 76, de ellos los 65 del centro de O Incio y 11 en la Residencia Orpea Coruña en Culleredo. En cuanto a los trabajadores infectados, suben a 10, cuatro de ellos en la residencia de O Incio; dos en la Orpea Coruña; uno en la DomusVi Monforte; otro en la Residencia de Maiores de Paradela; otro en la Residencia de Maiores San Bartolomeu en Xove y otro en la DomusVi Barra de Miño en Coles (Ourense).

El número de casos activos se dispara así este jueves hasta los 1.783 tras aumentar en 160. Esta jornada aumentan los contagios en todas las áreas, salvo en la de Pontevedra, que experimenta un leve descenso, y del total, 1.045 corresponden a la de A Coruña.

Tras conocerse los datos, el BNG pidió a la Xunta que interviniera la residencia de O Incio. En un comunicado, la diputada nacionalista Carmen Aira, demandó al Gobierno gallego un protocolo para “las personas más vulnerables”, al tiempo que ofrezca información detallada a las familias para que no se produzca la situación que se vivió en otras residencias gallegas. La situación, según Aira, constata “la incapacidad de la Xunta” ante la “segunda ola” de contagios. Además, la diputada critica que la contratación de solo dos personas en el HULA (Hospital Lucus Augusti) para el rastreo resulta “insuficiente” y afea la “opacidad” de Sanidade sobre el número de rastreadores en la provincia.

La Xunta, Tras sopesar la situación, coordinadamente con las Consellerías de Sanidad y Política Social, según un comunicado recogido por Efe, acordó intervenir el geriátrico para garantizar la calidad asistencial y la correcta protección de la salud de residentes y trabajadores. Lo que ocurrirá ahora es que los profesionales del servicio gallego de salud harán un seguimiento médico constante de los mayores del centro y supervisarán la correcta aplicación de los protocolos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS