La Guardia Civil se incauta de casi 2.000 mascarillas de contrabando en Pontevedra

El portador de la mercancía ilegal, un vecino de Vigo, declaró que iba a ser distribuida en distintas farmacias de la provincia

Las mascarillas de contrabando incautadas por la Guardia Civil en Pontevedra
Las mascarillas de contrabando incautadas por la Guardia Civil en PontevedraGuardia Civil (AGENCIAS-EXTERNAS)

Agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil ha abortado la venta de una partida de cerca de 2.000 mascarillas ilegales de distintos tipos, adquiridas a través de Internet, que iban a ser distribuidas en varias farmacias de la provincia, según informaron este miércoles fuentes del servicio de información de la Comandancia de Pontevedra.

Las mascarillas de contrabando de procedencia extracomunitaria han sido entregadas a las autoridades sanitarias de la Xunta de Galicia. Son en total 1.895 unidades que fueron intervenidas la semana pasada durante un control de carretera en el municipio de Vilaboa.

En este control selectivo de vehículos que estaba realizando agentes fiscales y de fronteras, a la altura del kilómetro 33,600 de la carretera PO-551, se hallaron las mascarillas en el maletero de uno de los vehículos inspeccionados de forma aleatoria, que iba conducido por un vecino de Vigo.

El hombre transportaba un total de 160 paquetes que contenían las máscaras de protección de diversos tipos que carecían de la preceptiva documentación que legalizase su tenencia y comercialización. Durante su interrogatorio, el conductor y único ocupante del vehículo, declaró que las compraba a través de Internet, las empaquetaba en su domicilio y las distribuía con normalidad en las farmacias de la provincia de Pontevedra.

Al no presentar el conductor ningún tipo de documentación que acreditase el origen legal de las mascarillas, que además carecían de la preceptiva homologación, fue objeto de varias denuncias administrativas incoadas por la Guardia Civil.

El hombre se enfrenta a una denuncia ante la Consellería de Sanidade de la Xunta de Galicia por carecer de alta como vendedor y distribuidor de productos sanitarios, y otra ante la Consellería de Innovación, Industria y Comercio, al contravenir la legislación de protección general de las personas consumidoras y usuarias por incumplimiento de las disposiciones sobre etiquetado y marcado de este tipo de productos.

En el mismo orden de actuaciones, la Guarda Civil también interpuso una tercera denuncia por la vía administrativa, al tratarse de una infracción de contrabando. El caso es ahora competencia de la Sección de Aduanas e Impuestos Especiales de Pontevedra, al no haberse acreditado la legal importación de las mascarillas que constan como fabricadas en un país no perteneciente a la Unión Europea.

La venta de mascarillas por Internet se ha multiplicado durante la pandemia, mientras el control de los productos se ha intensificado por parte de las autoridades sanitarias de las distintas Comunidades Autónomas para evitar fraudes. De hecho, se han detectado incumplimientos de etiquetado, no solo en el caso de las máscaras que se venden a través de la red, sino también en establecimientos comerciales autorizados para su venta.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción