Un jefe médico del hospital de Ourense difunde un vídeo contra la vacunación de la covid

El responsable de Alergología del hospital la califica de “experimento genético” pero el Sergas no actuará porque considera que está amparado por la libertad de expresión

Una protesta de los antivacunas en Washington, en febrero.
Una protesta de los antivacunas en Washington, en febrero.REUTERS

El jefe de la Unidad de Alergia del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO), Carlos González de la Cuesta, ha generado la polémica tras pronunciarse en un vídeo contra la vacunación obligatoria de la covid y mostrar su adhesión al movimiento negacionista español Médicos por la Verdad, una asociación que asegura que investiga y difunde “la verdad” que ocultan los gobiernos.

El médico del CHUO se presenta en el vídeo como “doctor en medicina, especialista en alergia” y tras dar su número de colegiado e informar de que ejerce en Ourense declara: “Digo no a todas aquellas medidas que restrinjan nuestros derechos y libertades sin validación científica”. Y añade: “La mal llamada vacuna no es más que un experimento genético y animo a todo el mundo a investigar si realmente es necesaria; si realmente es eficaz y si realmente es segura”. Tras ello, emplaza a visionar los vídeos de la médico negacionista Natalia Prego y “visitar la web Médicos por la Verdad de España” que cuestiona la validez de las pruebas PCR así como el uso generalizado de las mascarillas y el riesgo de salud generado por la covid.

La postura negacionista que ha hecho pública el alergólogo ourensano choca con la que mantenía hace cerca de cinco años cuando alababa, en una entrevista en el diario La Región, las bondades de las vacunas contra las alergias que, afirmaba, “son efectivas en un 80% de los casos”. Su declaración ha causado estupor en diversos colectivos médicos. El Colegio Oficial de Médicos de Ourense se plantea abrirle un expediente informativo que podría culminar en sanción. El presidente del colectivo, José Luis Jiménez, sostiene que valorarán si ha incurrido en “alguna falta deontológica” al difundir “una sarta de tergiversaciones graves e inaceptables que generan desinformación”.

El colegio médico ourensano deja claro que las declaraciones de su afiliado “no están basadas en datos científicos” y la vacuna , sostiene, “no es, en absoluto un experimento genético, sino la única esperanza para acabar con la pandemia”.

Por su parte, el Servicio Galego de Saúde (Sergas) afirma que pese a no compartir su declaraciones, no adopatará ninguna medida contra su jefe de servicio en Ourense dado que “se producen al amparo de su libertad de expresión y no responden a su ejercicio profesional o vínculo con esta institución”. “No vamos a entrar a debatir una opinión personal que no comparten ni esta ni ninguna otra institución sanitaria o científica”, zanja la cuestión el Sergas.

La postura del Sergas choca con la que mantuvo este mismo organismo cuando a comienzos de la pandemia, en marzo del año pasado destituyó a la jefa de Cirugía Plástica y Reparadora del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo tras publicar en redes sociales un mensaje en el que criticaba por insuficientes las medidas de protección al personal sanitario de su propio centro. Ella estaba entonces en aislamiento por la posibilidad de haber sido contagiada y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, expresó entonces su apoyo al cese ejecutado por la gerencia del área sanitaria viguesa.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción