Felipe VI y Pedro Sánchez participan en los actos del Día de Galicia en un Santiago blindado por la policía

Las Medallas de Galicia reconocerán el trabajo del personal de vacunación

Acto pirotécnico de los tradicionales fuegos del Apostol Santiago, antesala de la celebración del día grande de Galicia que se celebra este año dentro del año Santo Compostelano Xacobeo 2020/2021. En la imagen, los lanzados desde la Ciudad de la Cultura.
Acto pirotécnico de los tradicionales fuegos del Apostol Santiago, antesala de la celebración del día grande de Galicia que se celebra este año dentro del año Santo Compostelano Xacobeo 2020/2021. En la imagen, los lanzados desde la Ciudad de la Cultura.OSCAR CORRAL (EFE)
Santiago -

El 25 de julio vuelve a caer en domingo 11 años después. Galicia celebrará su día grande en este Año Santo 2021, extendido a 2022 por concesión papal debido a la pandemia del coronavirus, con eventos como la tradicional Ofrenda al Apóstol, que por segundo año consecutivo será realizada personalmente por Felipe VI, acompañado de su esposa Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Mientras tanto, los partidos políticos de la oposición parlamentaria concentran este domingo las celebraciones con motivo del Día de Galicia o Día da Patria Galega con la tradicional manifestación del BNG que desembocará en la compostelana Praza da Quintana, y la ofrenda a Castelao que protagonizan los socialistas cada 25 de julio en Rianxo.

Pero el 25 de julio de este 2021 se caracterizará también por reunir al Real Patronato de Santiago 18 años después de la última convocatoria. Será un encuentro al que asistirán, aparte del monarca, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y el alcalde compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, quien será el único repetidor en esta cita. Mientras tanto, Santiago permanece blindado con más de 400 agentes de las fuerzas del orden.

Además, la jornada se completará con la entrega de las Medallas de Galicia al personal que integra el dispositivo de vacunación contra la covid-19. Asistirá el jefe del Estado y está previsto también que acuda Sánchez. La ceremonia volverá a celebrarse en el día grande de la Comunidad gallega ocho años después, ya que en 2014 se decidió adelantar la fecha al 24 para condecorar a las víctimas y voluntarios del accidente ferroviario de Angrois justo cuando se cumplía un año del siniestro.

Aviones caza sobre el Obradoiro

Más allá de las actividades culturales y sociales sucedidas a lo largo de toda la semana en la capital gallega, incluidos los fuegos de la noche del 24, se lanzaron desde cinco puntos diferentes de la ciudad por segundo año consecutivo, la Ofrenda al Apóstol será la primera celebración solemne que dará inicio a la conmemoración del 25 de julio. Estará presidida por Felipe VI en una ceremonia que volverá a la Catedral tras un lapsus de dos años, ya que en 2019 y en 2020 se tuvo que trasladar a la Iglesia de San Martiño Pinario por las obras de restauración en el interior de la Basílica.

El acto civil de recepción a los miembros de la Casa Real será en la Praza do Obradoiro a las 12,00 del mediodía. El Rey pasará revista a las tropas y, en ese momento, está previsto, si la meteorología lo permite, que siete aviones caza de la Patrulla Águila surquen el cielo dibujando los colores de la bandera española. Acto seguido, el monarca accederá a la Catedral con toda la comitiva a través del Pórtico de la Gloria. La misa, oficiada por el arzobispo compostelano, Julián Barrio, comenzará sobre las 12,30 horas.

Será la tercera vez que el actual monarca se encargue de presidir la Ofrenda. Ya asumió este papel en 2020 y en 2014, poco después de su coronación y cuando se cumplía un año del accidente ferroviario de Angrois, que había motivado la suspensión de la ceremonia del 2013. En el anterior Xacobeo, en 2010, fue su padre, el ahora rey emérito, Juan Carlos I, el que se encargó de esta labor, algo que hizo todos los Años Santos desde su coronación (1976, 1982, 1993, 1999 y 2004).

Fuera del Año Santo (y de 2014 y 2020, cuando Felipe VI quiso ejercer esta labor), en cada Ofrenda, la Casa Real designa un delegado regio entre las personalidades políticas de la Comunidad, que desempeña el papel de oferente. Remontando 20 años la celebración, en el 2000 ejerció esta función por delegación real el entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga, mientras que el alcalde compostelano fue la personalidad elegida en 2001, 2005 y 2008.

La infanta Cristina, por su parte, realizó la ofrenda en el año 2002 y el entonces presidente del Parlamento, José María García Leira, se encargó en 2003. En 2007 fue su sucesora en la Cámara autonómica Dolores Villarino, y un año antes, en 2006, otro presidente autonómico, Emilio Pérez Touriño. El actual presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha ejercido como delegado regio en los años 2009, 2015, y 2017. Había sido designado también para la Ofrenda de 2013, que no llegó a celebrarse por el accidente de Angrois.

Dos presidentes del Parlamento (Pilar Rojo y Miguel Santalices) fueron designados los años 2011, en el caso de la primera, y 2016 y 2018, mientras que en 2012 ejerció este papel el entonces regidor popular de la ciudad, Ángel Currás. En 2019 repitió esta función Xosé Sánchez Bugallo, tras volver a la Alcaldía ocho años después.

La Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago fue instituida en 1643 por Felipe IV y, a lo largo de los años, se ha mantenido la tradición de que reyes, jefes de Estado o personalidades con las más altas responsabilidades rindan homenaje al Patrón de las Españas para pedir su intercesión en asuntos de actualidad o de preocupación colectiva.

Un Real Patronato tras 18 años de espera

El segundo acto solemne que vivirá la capital en el Día de Galicia será la reunión del Real Patronato de Santiago a las 17,00 horas de la tarde, con el Hostal dos Reis Católicos como escenario. Esta cita llevaba sin celebrarse 18 años, desde el 2013. Aparte del jefe del Estado, Sánchez, Feijóo y Bugallo, asistirán la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, y los ministros de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, y de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.

En este encuentro, las administraciones presentes abordarán un plan de actuaciones para la ciudad 2021-2032. El alcalde compostelano, aunque ha evitado entrar en concreciones sobre los asuntos que abordará este encuentro para no “complicar las cosas”, sí espera que sirva para dar “un impulso” al Santiago “del siglo XXI”. Por su parte, el conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, confía en que el Real Patronato consiga “un compromiso” por parte del Gobierno central con la celebración del Xacobeo 2021-2022.

El broche final de las actividades institucionales del 25 de julio lo pondrá la entrega de las Medallas de Galicia 2021 al personal sanitario que integra el dispositivo de vacunación frente a la covid-19. Aunque en un principio el propio presidente de la Xunta había ratificado que sería el 24, el martes la Administración autonómica avanzó que recuperará la tradicional fecha del 25 de julio para la entrega de la que es la más alta distinción de Galicia.

Otra de las novedades será la presencia tanto del rey Felipe VI como del presidente del Gobierno en un acto que se desarrollará a partir de las 18,30 horas en el Museo Centro Gaiás de la Cidade da Cultura. Será el segundo año en que la ceremonia esté marcada por la pandemia, ya que en 2020 esta distinción la recibieron los sanitarios que lucharon en primera línea contra la covid-19.

En 2019, las Medallas de Galicia recayeron en los expresidentes de Asturias y Castilla y León, Javier Fernández y Juan Vicente Herrera, respectivamente, que recogieron el distintivo pocas semanas después de abandonar el cargo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS