Almeida se apunta a las tarjetas monedero para no estigmatizar

El alcalde agradece el trabajo de los 25 centros que forman parte del proyecto ‘Comedores con alma’

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, agradeció este martes la labor de los comedores sociales y de los voluntarios que han corrido riesgo para dar alimentos durante la pandemia. Las colas del hambre han sido una de las imágenes más duras de las consecuencias económicas derivadas de la crisis sanitaria por la covid-19. Una situación que no se frena con la desescalada. En mayo, el consistorio atendió a 88.000 habitantes (31.000 familias) a través de los servicios sociales, frente a los 81.000 contabilizados en abril y las asociaciones de vecinos duplicaron el número de atendidos. Muchas familias acuden por primera vez a recibir comida.

Almeida acudió a un homenaje a 25 comedores sociales de Madrid que forman parte de la red Comedores con almas. Se trata de un proyecto impulsado por Fundación “la Caixa” y CaixaBank, que nació en 2014 en Andalucía. Desde 2016, ambas entidades vienen prestando su ayuda a comedores sociales de la capital. En 2019, el programa como tal se implementó con el objetivo de ser más que un conjunto de ayudas económicas a un colectivo específico y convertirse también en un punto de encuentro entre los diferentes comedores sociales que agrupa.

El alcalde alabó que en una época de “miedo e incertidumbre” donde lo más fácil era “recluirse y esperar a que la tormenta escampara” los voluntarios de estos comedores dieran un paso adelante. “Aún con riesgo para la salud porque los suministros [de equipos de protección] no han llegado a tiempo”, admitió Almeida, que considera a estos comedores “una ayuda esencial”. “No vamos a ser capaces de salir de la crisis económica y social a la que nos enfrentamos si no es precisamente fortaleciendo la cohesión social, luchando contra la pobreza y contra la desigualdad”, expresó.

Solidaridad ciudadana

Martínez-Almeida destacó que en los últimos meses se ha podido comprobar “que la eficacia de una ciudad no se tiene que medir únicamente por sus infraestructuras o sus servicios, sino por la calidad humana de sus ciudadanos”. En este sentido, apuntó que “la sociedad madrileña, cuando eche la vista atrás, podrá mirar con orgullo cómo se comportó durante la pandemia”.

Además, el regidor madrileño comentó su intención de no dejar a nadie atrás en esta labor de cohesión social, por lo que ofreció su colaboración a los comedores sociales. La Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid ha pedido al alcalde más reuniones al respecto y ha propuesto la apertura de cocinas solidarias en los distritos, como ya se ha hecho con la de la escuela de hostelería de la Casa de Campo o con la de Santa Eugenia.

Además, Almeida anunció que el Consistorio trabaja en una solución que dé un respiro a quienes peor lo están pasando, en referencia a la tarjeta monedero (entrega de tarjetas de crédito con un importe cerrado). Martínez-Almeida apuntó que esta fórmula permite no estigmatizar ni hacer sentir señalados a quienes sufren una situación de pobreza.

Por su parte, Comedores con alma pretende dar soporte y apoyo a los diversos comedores sociales que prestan servicio en la región, destinando ayudas económicas para la adquisición de alimentos y sufragando gastos. Esta iniciativa realiza una valoración caso a caso y mantiene un seguimiento para adaptar las ayudas a las circunstancias familiares. También se atienden especificaciones alimentarias (celiacos, diabéticos, alergias, etc.), adecuando la entrega de alimentos a las características de cada una de las familias. Además, existe un programa especial de atención a bebés que facilita sus primeras necesidades en biberones, pañales o cremas, entre otros productos infantiles.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción